Leído

CIERRE EN ROSARIO

AF aseguró que no habrá peleas y CFK habló de "felicidad" y "amor"

Jue, 08/08/2019 - 5:52am
Enviado en:
Por Urgente24

Cristina Fernández de Kirchner, a pesar de no ser candidata presidencial, fue quien comenzó el acto de cierre de campaña del Frente de Todos. Rodeada de candidatos y gobernadores y ante una multitud, CFK disparó fuerte contra Cambiemos, se mantuvo el discurso "moderado" y apeló a la emoción de los votantes. Alberto Fernández, sentado detrás de ella, sonreía y después tuvo su turno de hablar.

Contenido

"Estoy aquí porque quiero que los argentinos vuelvan a ser felices", dijo Cristina Fernández de Kirchner cuando iniciaba su discurso de cierre de campaña. Detrás de ella, los rostros de los gobernadores peronistas, de candidatos provinciales y, por supuesto, de su presidencial Alberto Fernández. 

Importante fue la presencia de gobernadores que durante estos últimos años tomaron distancia del kirchnerismo y hasta hace poco no se sabía a qué candidato presidencial iban a votar. Entre los ejemplos, Sergio Uñac (San Juan), Omar Perotti (Santa Fe) y Gustavo Bordet (Entre Ríos).

"La verdad es que nunca imaginé que iba a ver las cosas que hoy estamos viendo. Sinceramente, nunca pensé volver a ver tanta gente, familias enteras viviendo en las calles", continuó la expresidenta, que buscó apelar a la emoción de los votantes.

Cuando la multitud comenzó a cantar: "Mauricio Macri, la puta que te parió", Cristina los frenó. "No, no, no", dijo la candidata a vicepresidenta del Frente de Todos, "porque están esperando eso para seguir dividiendo a los argentinos, no les demos el gusto".

Durante la campaña de este 2019 el tono del kirchnerismo ha bajado varios niveles. El discurso confrontativo fue dejado de lado, para reemplazarlo por el de la "unidad". Sin embargo, la campaña del Frente de Todos cerró con un discurso en el que se apeló a la emoción: se usaron palabras como "felicidad" y "amor".

CFK habló de industria nacional, de científicos argentinos, del mercado interno. "La mayoría estaría de acuerdo,salvo un puñado que piensan que los trabajadores no tienen derechos, que el problema es el salario. Y ellas, que piensan que los chicos pobres no tienen que llegar a la universidad pública".

La expresidenta hizo referencia a las controversiales palabras de la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal, que dijo el añopasado que "nadie que nace en la pobreza llega a la universidad", aunque sea un servicio público y no arancelado.

También hizo referencia a su relación con Alberto Fernández, una cuestión de la que se habla mucho entre los analistas, ya que quien posee el caudal de votos y el apoyo popular es CFK, pero quien encabeza la lista presidencial es el ex jefe de gabinete.

"Estuvimos distanciados y sufrimos críticas pero fuimos capaces de entender que era necesaria la unidad de los sectores que creemos que una Argentina diferente era posible. Fueron distanciándonos para llegar  al gobierno para hacer esto quenadie lo esperaba, en esta profundidad de maltrato", la expresidenta también hacía referencia a otros espacios políticos y dirigentes que, como Sergio Massa, hoy forman parte del Frente de Todos. 

"Lo que viene no es nada fácil. Ningún dirigente político come una vez al día, o se queda sin trabajo, o vive en la calle. Entonces los dirigentes tienen la obligación de poner fin a esta situación", continuó CFK.

"Si a pesar de todo todavía estoy parada, es por el amor de ustedes. Gracias, es recíproco, es inabarcable, es inclaudicable", cerró CFK, continuando con el discurso "emotivo". 

Luego de que la ex mandataria hablara, le tocó a Alberto Fernández. Si bien en su campaña mediática el candidato presidencial se inclinó mucho hacia la economía (posiblemente, para captar votantes no kirchneristas), este miércoles 7/8 se inclinó, como CFK, a la emoción.

Comenzó hablando de Cristina: "Recuperamos el afecto que teníamos como amigos. Nos había pasado lo que a muchos argentinos, la política nos distanció". Luego le agradeció por su "grandeza", "visión" y "confianza".

"Muchos se preocupan por cómo me voy a llevar con Cristina. Nunca más nos vamos a pelear con Cristina, porque vamos a hacer la Argentina que todos merecen", dijo también.

Posteriormente se dirigió a la multitud a la que agradeció por el "afecto" y a los gobernadores, que dijo que serían parte de la conducción de la Argentina. 

"Lo único que ha producido Macri son 4 millones y medio de pobres. Nacimos para defender a esa gente, para darles dignidad", dijo Alberto Fernández, "yo no hablo de economía, yo hablo de valores". 

"Entre los que especulan en la timba financiera y los que invierten en la argentina, votamos a los que producen. Entre los jubilados y los bancos, elegimos los jubilados". 

"¿Cuántos semestres más piensan que podemos esperar? Nosotros vamos a cambiar la Argentina el primer semestre, no vamos a depender de que alguien traiga algo que nunca trajo. Todo argentino de bien sabe que es una indecencia la realidad que han creado".

"Vamos a poner de pie a la Argentina, como lo hicimos con Néstor en el año 2003. Asumí un compromiso con todas las provincias, el de hacer una Argentina Federal. Quiero que el que nazca en Jujuy pueda crecer, formar una familia, y morir feliz en su tierra. Eso es lo que hace falta", dijo también. 

"No llego a ver hasta dónde llega esto, pero les quiero dar las gracias. Tienen de mí la certeza de que nunca los voy a abandonar. Si alguna vez me ven claudicar en algo de lo que les he dicho, salgan a la calle y haganme recordar que les estoy fallando", finalizó Alberto.