EN HUAQUILLAS

Tensión en la ‘Patria Grande’: Ecuador levanta un muro en la frontera con Perú

Un muro de 3 metros y medio de altura y una extensión de 1 kilómetro se levanta en Huaquillas, en la frontera entre Perú y Ecuador. Es parte de la intervención del Parque Lineal en esa localidad, junto al canal internacional de Zarumilla. El Gobierno de Ecuador invierte unos $ 4,4 millones en el proyecto, que forma parte de los compromisos acordados en los gabinetes binacionales Ecuador-Perú, pero los pobladores y comerciantes rechazan la pared.

Tensión en la frontera entre Ecuador y Perú por un muro que se construye en la frontera entre ambos países pero que rechazan los pobladores y especialmente los comerciantes de ambos lados.

Según el portal ecuatoriano Ecuavisa, en Huaquillas, El Oro, se levanta un muro de 3 metros y medio de altura, con una extensión de 1 kilómetro, como parte de la intervención del Parque Lineal en esa localidad.

Para esta obra se demolieron 36 bodegas ubicadas a menos de 10 metros del margen del Canal Internacional Zarumilla, tal como lo establece el acuerdo bilateral entre Ecuador y Perú firmado en Brasilia, en octubre de 1998.

Sin embargo, para continuar la construcción todavía falta de demoler unas 90 edificaciones entre locales comerciales y viviendas. Uno de los moradores es Richard Monteluisa, quien dice sentirse afectado por la decisión y sostiene que reside en la zona conocida como Playita Sur, desde 1987.

Por otro lado, decenas de pescadores ecuatorianos cruzan el muro para trabajar en la localidad peruana de Aguas Verdes.

Marco Zumba, delegado del Ministerio de Desarrollo Urbano y Vivienda en El Oro, dijo que están buscando un crédito no reembolsable para la construcción de un mercado y que por el momento los comerciantes serán reubicados.

Esta obra, que se ejecuta en un área de 24. 919 metros cuadrados a un costo de $4.49 millones, podría concluir a finales de septiembre de 2017.

La obra comenzó a construirse hace 45 días y comprende 24.915 metros cuadrados en la línea de frontera, genera preocupación entre los comerciantes de la zona porque creen que merma la actividad comercial que existía entre ambos lados.

“Del lado peruano vemos que un muro de cuatro metros de altura nos separa e impide intercambiar los productos con la facilidad que había antes, todos los comerciantes que trabajaban en los puentes quedaron en la desocupación. Son más de diez mil familias afectadas”, reclama Abel Jiménez, dirigente de la Asociación Pacífico Sur, del cantón Huaquillas en declaraciones al diario El Universo de Ecuador.

El paso ilegal de mercancías ha sido siempre un problema en la zona de frontera, donde la Aduana ha tratado de frenarlo, aunque cada vez aparecen formas de evadir los controles.

Los dirigentes de los comerciantes dialogaron con las autoridades para solicitar la construcción de puentes alternativos donde fluya el comercio, pero no han tenido respuesta, dicen.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario