Leído

EN MEDIO DE LA CRISIS DEMOCRÁTICA REGIONAL

Transición en Uruguay: ¿qué camino tomará el gobierno de Lacalle Pou?

Vie, 29/11/2019 - 4:02pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

Después de que se supieran los resultados finales de las reñidas elecciones en Uruguay del pasado 24/11, que finalmente terminó coronando como futuro presidente al candidato del Partido Nacional, Luis Lacalle Pou, en tiempo de transición en el país vecino. Al igual que en Argentina, Uruguay cambia su gobierno. Después de casi 15 años, la centro derecha vuelve al gobierno y muchos se preguntan sobre como será su forma de gobernar, sobre todo en una América Latina donde la democracia está en crisis.

Contenido

"Los pueblos son muy sabios al elegir, si aparece una alternativa creíble hacen ese cambio", dijo el futuro presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou en su primer entrevista como candidato electo. "En una elección como la nuestra que fue reñida, lo que hay es un descontento con el gobierno nacional", concluyó el mandatario ingresando en tiempos de transición de gobierno: sale el Frente Amplio y entra el Partido Nacional.

Luis Lacalle Pou sumó 3.090 votos en una 1ra. revisión de los votos que finalizó el pasado jueves 28/11. Recordemos que un recuento de votos o lo que se llamó "voto observado" se llevó adelante debido a los resultados del ballotage del 24/11 ya que Lacalle Pou había obtenido el 48,71% de los votos mientras el candidato por el Frente Amplio, Daniel Martínez, el 47,51%. Aunque como era de esperar, ahora todo está en mano de Lacalle Pou y su gobierno de coalición formado por los miembros de los demás partidos, entre ellos Cabildo Abierto, el de origen militar y más criticado.

Si bien fue la elección de la mayoría, hay una gran expectativa sobre cómo será el gobierno de centro derecha, ya que la última vez que el Partido Nacional ganó una elección fue en 1989. Desde la izquierda, en un artículo publicado en la revista Brecha, se preguntan por la forma que tomará Lacalle al gobernar: ¿una aristocracia o una democracia? Teniendo en cuenta que el sistema democrático en la región latinoamericana no está pasando por su mejor momento actualmente ya que muchos ya no confían en el sistema.

Además de ser el hijo de Luis Alberto Lacalle, el ex presidente del país y una de las figuras del Partido Nacional, el nuevo presidente de Uruguay tuvo su propia estrategia de campaña para llegar a la presidencia. Se mostró seguro y con convicciones en sus discursos, pero como explicó la revista Brecha, se notaba que había un trabajo de "coaching" detrás. Sin embargo, todo se definirá con sus primeros 100 días de gobierno, como todo nuevo mandatario. 

Lo que se preguntan desde la revista de izquierda, Brecha, es qué modelo tomará, a qué clase social beneficiará: ¿será justo con lo que propone o será un gobierno de los ricos? Para eso recurren a los conceptos de la filosofía griega: aristocracia y democracia. "Lacalle es un aristoi, un noble, si los hay en este país", explica la publicación y lo justifica diciendo que si bien el mismo intento no referirse a su descendencia desde un principio, termino utilizándolo para hacer crecer su campaña. “Mi nombre, mi prestigio, el apellido de mis hijos, de mi padre, y el futuro”, dijo al cerrar la campaña antes de la primera vuelta del 27/10. 

Sin embargo, Lacalle se presenta como un candidato democrático, quien habló de la unión de los uruguayos durante toda la campaña. Aunque habría que tener en cuenta quiénes son los uruguayos a los que se refiere: ¿todos o solamente la clase media alta? Esta pregunta es la misma que se hizo la Argentina cuando en 2015 Mauricio Macri se convirtió en presidente, y la misma que se hacen todos los países cuando el gobierno que viene tiene una ideología diferente a la que ses está acostumbrado o a la propia. 

Habrá que ver cuál es el camino que toma Lacalle Pou, la realidad es que el pueblo, las bases de la democracia lo eligieron. Aunque claro, como mencionamos anteriormente eso parece ya no ser garantía porque en Chile la mayoría eligió a Sebastián Piñera pero ahora el mismo pueblo hace lo posible para verlo renunciar, lo mismo en Colombia y en Ecuador. Si bien una gran parte de la sociedad no lo eligió, como a Lacalle Pou, si nos dejamos guiar por lo que dice el concepto de democracia, todos tendrían que aceptar el gobierno.

Claro que la democracia también se refleja en las movilizaciones organizadas, promoviendo mensajes y haciéndose escuchar, pero siempre respetando la decisión de las mayorías. Esta vez Uruguay eligió la centro derecha, que será interpretada leyendo sus acciones por venir, y recién en ese momento se sabrá si es un gobierno para todos o para unos pocos.

A estos se suman los comentarios de los propios políticos del Frente Amplio, como el ex presidente Pepe Mujica, quien todavía se niega a reconocer el triunfo de la centro derecha y asegura que la oposición no gano, sino que perdió el Frente Amplio. El mismo fue contra los líderes del partido oficialista y dijo que "se quedaron demasiado tranquilos cuando tenían que trabajar". Aunque al mismo tiempo Mujica acompañó las bases de la democracia y llamó a Uruguay a aceptar los resultados y acompañar la decisión.