Leído

UN PRESUPUESTO DIBUJADO

Adivina adivinador, ¿de qué país hablamos?

Dom, 06/10/2019 - 10:05pm
Enviado en:
0 comentarios

Dicen que la Argentina y Ucrania son espejos ante el mercado financiero global y el Fondo Monetario Internacional, aunque Ucrania está más de moda por el riesgo de juicio político al presidente estadounidense Donald Trump. El país tiene 42 millones de habitantes, tal como la Argentina. Su organización es igual de unitaria (aunque la Argentina se dice federal), y muchísimos compromisos financieros externos. Su negociación con el FMI y el comité de acreedores encabezado por el fondo Templeton, logró en 2015 una “quita de capital” (20%), sin entrar en default (tal como Grecia lo había logrado antes) y una extensión de 4 años en los plazos: su tasa de Riesgo-País bajó de 1.277 puntos a 689 en 24 horas. Ucrania creció 2,5% del PBI en 2016 y 2,5% en 2017; 3,3% en 2018 y quizás 4% en 2019. Pero el ajuste es severo y la situación sigue resultando complicada. Explicado todo esto a modo de introducción, es interesante ir a la nota:

Contenido

El Parlamento se apresta a aprobar en general el proyecto de Presupuesto para 2020. Algunos diputados lo consideran como “una humillación para los maestros y los educadores en general”. Pero para la mayoría de los elegidos por el pueblo lo más importante es que su aprobación permitirá contar con el nuevo tramo del FMI.

A mediados de septiembre tuvo lugar la más reciente evaluación del Fondo sobre los éxitos del gobierno. Sus delegados, al resumir la tarea, advirtieron que los ritmos de crecimiento dejan mucho que desear debido al débil ámbito de negocios, la mala legislación y la corrupción generalizada.

Para corregir la situación, según los expertos del FMI, hay que llevar a cabo las reformas económica y judicial, incluyendo la creación de condiciones de competitividad en el mercado de la energía y de la agricultura. A privatizar se ha dicho.

En lo único que mostraron su satisfacción en el Fondo fue en el proyecto de Presupuesto para 2020. Es que en el gobierno comprenden perfectamente que a los representantes del FMI hay que conformarlos con algo porque de otro modo no verán los nuevos créditos sin los cuales, de acuerdo con los analistas, el país podrá vivir como máximo 3 o 6 meses.

Por eso es que con el proyecto de Presupuesto no se han detenido demasiado. En ese proyecto, los ingresos ascienden a US$ 43.400 millones y los egresos a US$ 47.000 millones. Es decir que el déficit planificado es de US$ 3.600 millones. Para pagar la deuda se asignan unos US$ 15.000 millones. Como resultado de ello, la deuda pública podrá reducirse hasta el 46,7% del PIB. El Presidente confía en que el Presupuesto será aprobado antes del 01/12

Mucho menos han salido favorecidos los ciudadanos de a pie. Para la salud pública, se asignan US$3.600 millones. Para la educación, algo más de US$ 4.000 millones y para el programa de sustento a familias con hijos, apenas US$ 2.000 millones. En cuanto a las tarifas de los servicios, los subsidios para pagar las mismas se recortan en US$ 300 millones.

Estas son las exigencias planteadas por el FMI al gobierno de Ucrania para liberarle fondos…