Leído

A 40 DÍAS DEL 27-O

Pichetto, único vocero oficial, abre internas: "¿Y los votos que iba a traer dónde están?”

Mar, 17/09/2019 - 8:09am
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

El resultado de las PASO generó una atmósfera muy espesa en la Casa Rosada con reproches y repreguntas muy hirientes. El presidente Mauricio Macri se encuentra en la difícil estrategia de gestionar una economía en picada, con el temor de confrontar electoralmente y darse un tiro en el pie. En este marco, el único defensor del relato M es el senador peronista Miguel Pichetto, quien no suma votos y genera internas entre funcionarios que miran al jefe de Gabinete Marcos Peña.

Contenido

"¿Y los votos que iba a traer dónde están?", preguntó un visitante de la Casa Rosada muy cercano al Presidente al referirse a Miguel Pichetto, filtró el diario Crónica. Alguien le contestó: "Es muy talentoso y sigue manteniendo su fe en que esto se va a revertir". Todo el mundo se miró y el silencio se convirtió en el protagonista del momento, siguió el gráfico.

Es que luego de los resultados de las PASO, llegaron las facturas a la Casa Rosada y cada uno con su gestión desgastada por la economía hace reproches entendibles pero se lleva pocas respuestas de cara al domingo 27 de octubre.

Según cuenta Clarín, "Marcos Peña se mantiene inmutable. Ni en su gestos, ni en su actitud o en sus palabras, ha dejado trascender impacto alguno por el inesperado tsunami de las PASO, cuyas aguas arrasaron con el proyecto reeleccionista de Mauricio Macri. 'Vamos a llegar al balotaje', predica el Jefe de Gabinete. Pero a diferencia de otras épocas, sus palabras no encuentran eco en la hueste oficialista.

El Presidente Macri, en cambio, oscila. Si acaba de hablar con Elisa Carrió, Mario Quintana o Miguel Pichetto, puede que salga de su despacho renovado de optimismo, con ganas de dar pelea y luchar para arañar una segunda vuelta. Hasta que el termómetro del resto de los funcionarios le hace sentir la verdadera temperatura electoral, y vuelve a encauzarse en la prudencia, evitar sobresaltos en los mercados y no confrontar con Alberto Fernández".

Ahora bien, lo que ocurrió ayer (15/09) en Córdoba entre el candidato presidencial Alberto Fernández y el gobernador Juan Schiaretti fue clave para Macri. El propio cabeza de lista del Frente de Todos reconoció que no llegaron a un acuerdo y eso le dio aire a Macri, “Hablamos como dos horas con el Gringo y más allá de que no coincidimos en lo electoral, me parece que tenemos muchas cosas en común en cuanto al país que viene. Es cierto que su prescindencia da a entender que para él le da lo mismo el país de Macri que el que nosotros, pero respeto su postura de apoyar a sus candidatos. Yo necesito el respaldo de la gente para ser Presidente, no el de los gobernadores”, dijo al canal C5N por teléfono.

El presidente, en tanto, también arrancó mal la semana: el arzobispo de Salta, Mario Antonio Cargnello, le recordó su compromiso de combatir la pobreza. "Cuando usted empezó dijo que iba a luchar por la pobreza cero. ¿Qué le puede decir Salta ahora?", disparó.

Ya no le alcanza la mesa chica al presidente para reanimar sus expectativas porque luego se choca con la realidad. Hoy, todo lo que le digan en la cara tiene otro peso. Tiene un sustento irrefutable, que son los datos de la economía y el resultado de las PASO.

Y aún le espera recorrer todo el país.

Según Crónica, él mismo eligió los lugares en los que tratará de obtener votos. Para el martes tenía marcado Córdoba, pero desistió y saltó al jueves, a fin de inaugurar una planta industrial de importancia y formular algunos anuncios. A pesar de seguir insistiendo en que va cumpliendo su tarea presidencial, los discursos que tiene previstos serán dirigidos a puntos neurálgicos, y no solo de la oposición, sino relacionados con medidas de tipo popular. El viernes, en el Camino del Buen Ayre, hará una recorrida de las obras que allí se realizan y anunciará medidas dirigidas a recuperar las pymes, cuyo derrumbe ha causado hasta ahora una desocupación impresionante. Lo acompañará a todas estas visitas una reducida comitiva y no se descarta que "en algún momento de los viajes se encuentre con la gobernadora de Buenos Aires".

Hoy (16/09) permanecerá en la Rosada, donde recibirá a una comisión de expertos en diferentes materias y presidirá la reunión de gabinete. Dejó para la tarde la habitual reunión de esa Comisión Consejera en la que interviene la polémica diputada Elisa Carrió. Al respecto, hay críticas de los propios militantes oficialistas acerca de prédicas de la indomable dama consideradas provocativas. “Ya se pasa de los límites”, dicen algunos que están perdiendo la paciencia. Llegamos al sábado, cuando Macri estará en Mar del Plata. Allí se aguarda un gran acto. Esta maratón que conforma la agenda presidencial para estos días tiene más objetivos de encuentros en el interior del país. “Quiere descontar la distancia en las encuestas”, comentan a su alrededor, y “aunque es muy difícil, Macri tiene esperanzas”.

Para el peor de los casos, el deseo presidencial es “ser el primer antiperonista que termina todo su gobierno y poder decirlo abiertamente con los hechos”.