Leído

¿POR QUÉ MANZUR NEGOCIA TAN MAL CON JALDO?

El Narcomenudeo puede bloquear la ambición de un gobernador

Dom, 06/10/2019 - 9:32am
Enviado en:
Por Urgente24

Juan Luis Manzur reclama para sí un rol coprotagónico durante la eventual próxima gestión nacional del Frente de Todos. Pero algunos gravísimos acontecimientos que suceden en Tucumán y en los porteños tribunales de Comodoro Py pueden levantarle una valla. 

Contenido

Tan interesado se encuentra el gobernador de Tucumán, Juan Luis Manzur, en tener influencia en la posible futura Administración Fernández, que aceptó una negociación que luce inconveniente. Aceptar el canje que planteó el vicegobernador Osvaldo Jaldo ("Te ayudo a zafar del escándalo por pestar el aviòn sanitario provincial a Verònica Magario y Fernando Espinoza si me firmàs la Ley de Narcomenudeo"), es una ventaja obvia para Jaldo. Es cierto que Manzur -mucho más hábil que Jaldo, al menos en teoría- concede la rúbrica conociendo la dificultad que el texto de Narcomenudeo enfrenta en la Corte Suprema provincial, pero lo expone en exceso cuando lo que su proyecto político personal precisa de prudencia, discreción, perfil bajo.

Sin embargo, es grave que Manzur acepte la precaria defensa pública que ensayó Jaldo porque fue de una ceguera intelectual que no se conocía en Tucumán desde los días del bizarro matrimonio Alperovich.

Peor aún: Manzur acepta el canje cuando desconoce los gravísimos acontecimientos en marcha en la Justicia Federal con sede en los porteños tribunales de Comodoro Py, y que puede provocar considerables sorpresas en la organización político-judicial de Tucumán.

Sucede que ha ocurrido una ampliación de denuncia en el expediente que denuncia que el Servicio Penitenciario provincial utiliza presidiarios para la 'cocina' (elaboración) y distribución de cocaína (narcomenudo), ilícito que sólo ocurriría con o la tolerancia o la protección de autoridades judiciales y políticas.

Acaba de solicitarse un amplio entrecruzamiento de llamadas telefónicas que incluye las líneas que utiliza

> el juez de Ejecución de Sentencia, Roberto Guyot,  incluído en la denuncia del recluso Atanacio Ledesma, sometido a torturas por negarse a vender drogas que le proporcionaban los guardiacárceles, y a quien se amenazó con cometerle un “suicidio”; y

> Carina Assad, la fiel confidente del ministro-gendarme ministro de Seguridad, Claudio Maley, en teoría "renunciada" pero sólo en teoría.

En la serie televisiva "El Marginal" los reclusos participan de la comercialización de narcóticos, y por eso el tema pareciera participar del imaginario colectivo pero no deja de resultar gravísimo y condenable semejante sinergia entre la ficción y la realidad.

Luego, un Servicio Penitenciario provincial sólo puede conseguir impunidad si goza de la protección de poderes más importantes en la provincia que los vulgares 'candados', tal como se les conoce en la jerga policial.

Image
Tribunal de ejecuciòn penal
Roberto Guyot se queda en soledad.

Choque de planetas

Cuando el escándalo de narcos, prisiones y política irrumpió en escena, imparable, el vicegobernador Jaldo promovió con velocidad extraordinaria una Ley de Narcomenudeo, que faculta a los fiscales y jueces del Poder Judicial de Tucumán a investigar, procesar y condenar a los 'dealers' cuando hasta el presente los delitos relacionados con venta de narcóticos eran jurisdicción exclusiva de la Justicia Federal.

En concreto: Jaldo decidió promover que desde el 01/01/2020, los denunciados se investigarán a sí mismos, y satisfecho con su audacia, el vicegobernador agregó que por ese motivo se crearán 3 fiscalías y 3 juzgados específicos en la materia y la posibilidad de instrumentar subrogancias, aplicándose recursos presupuestarios extraordinarios. Embadurnado en el escándalo del avión sanitario, el gobernador Manzur aceptó firmar la promulgación apenas levantaron sus manos los legisladores de siempre, los que representan al Ejecutivo antes que a los electores.

Aquí surge el gran interrogante: ¿Manzur ya conocía o fue sorprendido por las declaraciones del presidente de la Corte Suprema tucumana, Daniel Posse, quien la consideró inviable? 

Posse dijo que esa Ley de Narcomenudo "es complejo poder aplicarla de inmediato. Es un plazo limitado, según mi criterio, comenzar el 1 de enero. Estamos trabajando en poner en marcha el Código Procesal Penal de la Provincia y eso insume muchos recursos". 

También se 'empacó' el ministro fiscal, Edmundo Jiménez, quien prepara su retiro por la puerta grande, y por eso opinó que "la ley no se compadece con las disposiciones nacionales ni con los recursos necesarios para luchar contra este delito". Por eso, no descartó la posibilidad de plantear una acción judicial para que la Corte defina si la norma es aplicable o no.

Evidentemente Jiménez ambiciona que toda la sociedad tucumana olvide que él fue quien, siendo ministro de Gobierno de José Alperovich, nombró a Guyot como director general de institutos penales, y en 2016 subió la apuesta, nombrándolo 1er. juez de Ejecución Penal.

Manzur y Jaldo han quedado menguados por la Corte Suprema por otro acontecimiento que acaba de suceder: una decisión, firmada por los 5 vocales (no es frecuente que esto ocurra en Tucumán), creando un juzgado de ejecución penal paralelo al de Roberto Guyot, a quien así han devaluado más que el peso. 

De alguna manera, es una condena por anticipado al mencionado Guyot, quien proclama su inocencia en las denuncias que acumula, todas vinculadas a irregularidades con reclusos.

En la Corte Suprema tucumana ya venían distanciándose de Guyot pero ahora lo han abandonado a su suerte, y para que no queden dudas le iniciaron el sumario administrativo Nº 10.010/19 por un gravísimo hecho ocurrido en el penal de Villa Urquiza: cel caso de Sebastián Medina, preso asesinado en la cárcel de Villa Urquiza el 22/11/2017.

Guyot ha intentado victimizarse: “La Corte me destrató desde el día uno. Me hizo jurar y me hizo sentar en los banquitos de Tribunales. Quiero que se sepa también: fui el hazmerreír de toda la sociedad por ser el único juez sin lugar. Estuve 20 días sin escritorio…”, le dijo al diario La Gaceta, de San Miguel.

Posse, titular de la Corte, respondió: "Yo personalmente al doctor Guyot lo he recibido muchas veces, las veces que fue a pedirme audiencia lo he recibido. La Corte lo ha recibido 2 veces en el último mes, estuvimos en reunión de Corte con él y con el titular de la Oficina de Gestión de Administración, que se puso a disposición para administrar mejor el juzgado. Tuvimos reuniones permanentes con colaboradores del doctor. No sé si él entiende que eso es “destrato”, para mí no lo es. (...) Los sumarios que se labran a raíz de actuaciones que se puedan haber denunciado al doctor Guyot son de carácter público, cuando se puede hacerlos públicos. Por otra parte, él ha podido ejercer absolutamente el derecho de defensa; se le ha corrido vista de todas las actuaciones. No tenemos ninguna animosidad contra el juez. Pero, bueno... cada uno es dueño de pensar y de sostener lo que cree."

Image
La queja de Roberto Guyot.
La queja de Roberto Guyot.

No hay inocentes

El gobernador Manzur conoce en detalle todos los sucesos en marcha. Bah, se supone que él lee las cartas-documentos que le llegan en la Gobernación.

Por ejemplo, el abogado Gustavo Morales desde junio le envía cartas-documentos informándole los graves acontecimientos en el ministerio competencia de la sociedad Maley / Assad.

Manzur no ha respondido pero se ignora si ha tomado decisiones en consecuencia.

Por ejemplo, debería aconsejarle a Guyot que no puede mantenerse defendido por el abogado Víctor Hugo Taleb porque él es el patrocinante del llamado 'Clan Ale', sinónimo de la delincuencia en Tucumán.

Deberá recordarse que la Sala II de la Cámara Federal de Casación Penal (integrada por los jueces Ángela E. Ledesma, como presidente, y los jueces Alejandro W. Slokar y Ana María Figueroa, como vocales) hizo lugar al recurso de casación interpuesto por el Ministerio Público Fiscal contra la resolución que, en pleno desarrollo del juicio oral contra los miembros del “Clan Ale” de Tucumán, ordenó la inmediata libertad de 12 de los16  imputados de formar parte de una organización criminal. 

No se entiende cómo un funcionario con tan grandes ambiciones como Manzur ofrece tantos agujeros en su acción para concretarlas. Una pregunta que Urgente24 le hizo a la estratega comunicacional Gabriela Gatica. Ella se limitó a reflexionar: "Quizás él cree que las noticias locales no impactan fuera de Tucumán, y eso sería muy complicado para su futuro".

Comentarios

Con el propósito de hacer un aporte en favor de esta nota, les informo que es inexacto que el Ministro Fiscal , Edmundo Jimenez haya nombrado al doctor Guyot como director general de institutos penales como consigna la publicación , en razón de que Jiménez, en ese momento, era Ministro de Gobierno y los institutos Penales y sus funcionarios estaban bajo la orbita de otra cartera: el Ministerio de Seguridad.
Además, la designación de jueces depende del Consejo Asesor de la Magistratura (CAM), del Poder Ejecutivo y del Poder Legislativo, en ese orden. De Modo que también es erroneo que Jiménez haya nombrado a Guyot 1° Juez de Ejecución Penal, como asevera la nota. Espero que la aclaración sea de vuestra utilidad