DIRIGIÓ CLARÍN CASI 50 AÑOS

A los 92 años, murió Ernestina Herrera de Noble

Ernestina Herrera de Noble nació un 7 de junio de 1925 y tomó las riendas del diario una vez fallecido su marido, Roberto Noble, fundador del Grupo Clarín. Sin dudas, continuó el legado de su marido en un memorable discurso en enero de 1982 cuando removió a toda la cúpula de Clarín para dar paso al poderoso Grupo: "El diario está abierto a todas las expresiones y corrientes del pensamiento nacional, es amigo de todos y no tiene amigos privilegiados".

Cuenta la historia que cuando Ernestina Herrera tomó el puesto de directora del diario, a pesar de su gran circulación, Clarín afrontaba dificultades financieras. En ese marco, Herrera se acercó a uno de los colaboradores de Noble, el economista y político desarrolista Rogelio Frigerio, quién efectuó un préstamo a Clarín por un valor de 10 millones de dólares en 1971.

El diario entonces continuó apoyando la posición centrista del Movimiento de Integración y Desarrollo de Frigerio, basada en el apoyo del gobierno para desarrollos de infraestructura, y sustitución de importaciones. Fue Frigerio quien en 1971 acercara al contador Héctor Magnetto de 27 años, hoy CEO del Grupo Clarín, quien comenzaría en el puesto de adscripto a la dirección pero luego se encargaría rápidamente de las finanzas y los negocios de Clarín.

Las finanzas de Clarín se consolidaron a partir de 1977 gracias a un acuerdo entre sus principales competidores, los periódicos La Nación y La Razón, y el Estado Argentino, controlado por una Junta militar. Estos tres diarios y el Estado pasaron a controlar la empresa Papel Prensa, la mayor productora de papel del mercado nacional. Hacia 1980 Clarín se convirtió en el diario de habla hispana de mayor distribución en todo el mundo.

Bajo la dirección de Herrera-Noble, Clarín extendió su influencia a otros medios de comunicación. Compro una señal de radio, Radio Mitre, y un canal de televisión, Canal 13 en 1989, una proveedora de televisión por cable, Multicanal en 1992, entre otras adquisiciones. Asimismo, extendió su sociedad con La Nación para crear en 1997 la empresa Cimeco S.A., que controla paquetes accionarios mayoritarios en periódicos regionales fuera de Buenos Aires, entre los que se destacan Los Andes, de Mendoza, y La Voz del Interior, de Córdoba. En 1999, se estableció formalmente el Grupo Clarín S.A., el mayor conglomerado de medios de comunicación en la República Argentina, del que Ernestina Herrera de Noble era una de las principales accionarias.

En 2002 las Abuelas de Plaza de Mayo realizaron una denuncia penal según la cual Marcela Noble Herrera y Felipe Noble Herrera -que habían sido adoptados por Herrera de Noble- podrían ser hijos de desaparecidos, afirmando encontrar diversas irregularidades en el expediente de adopción. El juez Roberto Marquevich dispuso el 17 de diciembre de 2002, que la policía la condujera detenida para tomarle declaración indagatoria y le negó la excarcelación. Esa detención fue revocada por la Cámara de Apelaciones y derivó en 2004 en la destitución del juez, pero sin afectar la investigación sobre la identidad de los hijos de Herrera de Noble, que siguió su curso y luego fue retomada por el kirchnerismo utilizándolo para su nefasto relato de los Derechos Humanos.

Ernestina Herrera de Noble, una bio

Maria Estela Martinez recibe a Ernestina Herrera de Noble (1973)

Ernestina Herrera de Noble felicita al Gobierno de Carlos Menem (1989)

Ernestina Herrera de Noble en 1972

Inicios en el diario

Noble y Herrera mantuvieron una relación esporádica hasta que Noble y Marta María Guadalupe Zapata Timberlake, se divorciaron vía México al comienzo de la década de 1960, "divorcio" que no tenía efecto alguno en Argentina, desde el momento que se refería a un matrimonio "inexistente".

En 1967, cuando Ernestina Herrera y Roberto Noble se casan, el estado civil de ambos era, pues, el de solteros. Noble falleció de cáncer el 12 de enero de 1969 dejándola en control del diario y un gran sueño por realizar: crear un Gran Multimedios. Los herederos legales de Noble fueron su esposa Ernestina Herrera y su hija Guadalupe Noble, quienes luego de muchos años de batallas legales llegaron a un acuerdo para la división de la herencia.

Guadalupe o “Lupita”, como el padre la llamaba para diferenciarla de su madre, recibió casi toda la fortuna que rodeaba la estancia La Loma, donde falleció Roberto Noble, en tanto que a Ernestina Herrera le correspondió el diario Clarín, muy endeudado por ese entonces. Esta desventajosa resolución para Herrera de Noble profundizó la discrepancia entre las partes. Asimismo la existencia de varios testamentos de Noble dio pie a múltiples disputas judiciales.

Cuando Ernestina Herrera de Noble descubre que Frigerio (p) quiere quitarle protagonismo de la dirección del diario, ella reúne a periodistas y demás personalidades el 12 de enero de 1982, día que se cumplió el décimo tercer aniversario de la muerte de Roberto Noble, para dar un golpe de timón: sin romper con los principios fundacionales de Clarín, de impulsar el desarrollo argentino, el diario puso distancias con el MID (Movimiento de Integración y Desarrollo), heredero de la vieja UCRI que en 1958 había llevado a la presidencia a Arturo Frondizi. Aquel día, por sorpresa y frente a los periodistas reunidos para la ocasión frente al busto de Noble en la redacción del diario, Ernestina Herrera dijo:

“(…) Esa es nuestra misión fundamental: hablarle al país para decirle a sus hombres, sean gobernantes o simples ciudadanos, que la felicidad de los argentinos estará garantizada sólo por una Nación poderosa, en la cual sus riquezas dejen de ser, de una buena vez, potenciales, para convertirse en reales. (…) Por ser lo que somos, entonces, tenemos también otro compromiso, asumido con nuestro Fundador y con nuestra enorme legión de lectores: ser objetivos, amplios, colocando siempre los espacios de nuestras páginas a disposición de todos los sectores representativos de la vida nacional. (…) Sabemos, al mismo tiempo, que eso conlleva una responsabilidad también creciente, que no es otra que la de garantizar la claridad impoluta de nuestra información, de nuestras posiciones y de nuestros análisis. Todo ello es el único compromiso que tiene mi dirección. El diario está abierto a todas las expresiones y corrientes del pensamiento nacional, es amigo de todos y no tiene amigos privilegiados. Clarín nació para propulsar un país distinto, grande y libre (…)”.

A partir de ese momento y con ese aviso, remueve a gran parte de la Comisión Directiva y avanza junto a Magnetto en la creación del Grupo.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario