¿MINISTRO ESPÍA?

El "grupo especial" de Boudou para 'auditar' a funcionarios de Hacienda

Con las aspiraciones en alto, y el pie en el acelerador, el ministro de Economía Amado Boudou parece estar dispuesto a todo para avanzar en su carrera política... al punto de espiar e-mails de los funcionarios de Hacienda.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24).- El Ministro de Economía, Amado Boudou, habría creado un "grupo especial" dentro del Ministerio de Economía autorizado a controlar y auditar el contenido privado de los correos electrónicos de los funcionarios del palacio de Hacienda. Según la información divulgada por el diario 'Clarín', también este cuerpo tiene autorización para abrir archivos que los empleados tengan en sus computadoras.

Boudou dispuso controlar las claves de acceso a internet de sus funcionarios y a la vez prohibió que puedan utilizar cuentas personales de correo alternativas para eludir el inusual control de las autoridades económicas.

La medida que vulnera la privacidad de los funcionarios causa temor entre el personal del Ministerio de Economía. También los calificados profesionales que ahí trabajan lo consideran como una acción de persecución y amedrentamiento por parte del ministro Boudou. Muchos, sin dar nombres por temor a represalias, dicen que además desde ese “Comité Especial” hay un control de sus conversaciones telefónicas dentro del Palacio de Hacienda.

El sistema de intromisión informático se activó en los últimos meses, después que el ministro creo el “Grupo Especial” a través de una resolución que se dictó hace un año y que no se publicó en el Boletín Oficial para evitar un escándalo político.
La intromisión en la vida de los funcionarios estaría elaborada para detectar filtraciones y controlar las acciones privadas de determinados funcionarios de carrera que no comparten la visión de Boudou y son críticos del equipo económico.

Básicamente porque estas normas de “inteligencia” no se aplican ni en empresas, ni en otras reparticiones públicas.

En su texto la resolución exactamente dice que “el Ministerio de Economía y Finanzas Públicas tiene la facultad de controlar los e-mails enviados por los agentes”.

También ordena que está vedada cualquier alternativa privada, al señalar que “está terminantemente prohibido para el agente la utilización de cuentas personales de correo electrónico”.

Boudou también se asegura el acceso a archivos de los funcionarios al incluir lo siguiente en un anexo de la polémica resolución: “Esta Cartera se reserva igualmente la facultad de auditar archivos en los subdirectorios de usuarios basados en servidores o discos locales de estación de trabajo.” Y agrega taxativamente: “y de la misma forma, tendrá posibilidad de abrirlo (el archivo) y leer su contenido”.

También habla sobre el control de las claves y precisa que “las claves podrán ser personales o grupales, pero las claves personales son provistas por el Ministerio”.

La polémica resolución obliga a firmar un formulario a sus funcionarios autorizando a leer sus correos y documentos como una forma legal de cubrirse de futuras acciones judiciales contra Boudou. Pero el trámite se hace bajo coerción de aplicar severas penas al personal que no acepte estas inusuales reglas del juego.

El texto de la polémica resolución lleva la firma de Amado Boudou. Tiene aproximadamente 20 carillas. Lleva el número 464 y fue aprobada subrepticiamente el 30 de diciembre del 2009. El documento permite crear el “Grupo de Internet del Proyecto de Informática del Ministerio de Economía”, con amplias facultades de intromisión en la privacidad de los funcionarios y empleados. El “comité” comenzó activamente a trabajar a partir de mediados de año.

La resolución se justifica en la necesidad de corregir el desorden informático y establece muchas pautas que se utilizan en otras reparticiones e incluso criterios de empresas privadas. Entre ellas, ordenamiento de dominios, acceder a material pornográfico, actividades de entretenimiento, descargas de contenidos que afecten la propiedad intelectual y atentar contra otros sistemas informáticos o redes de terceros.

Pero en realidad habilita las tareas de inteligencia y permite vulnerar la privacidad de los funcionarios. Incluso de áreas que no controla, como la estratégica Secretaria de Hacienda.

El contenido más polémico y que vulneraría la privacidad de las personas se encuentra en los 4 anexos de la citada resolución. Boudou para llevar adelante semejante tarea contrató unas 60 personas que integran el “Grupo Internet” y que a diario se dedican a monitorear archivos y el correo electrónico de los funcionarios.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario