Leído

LAS CRISIS DE BOEING

Nadie pone las manos en el fuego por los B737 MAX

Vie, 17/01/2020 - 7:46am
Enviado en:
Por Urgente24

Las máquinas más usadas en la década pasada siguen sin volar a la espera de una definición que pareciera marcar el final de un cíclo más que la continuidad de su evolución. Lo que parecía una edición irreemplazable se convirtió en una perdida de dólares que recién comienza.

La crisis de los MAX con final abierto
La crisis de los MAX con final abierto
Contenido

Durante más de un año, Boeing trabajó en una solución de software para los  MAX que se espera convencerá a los reguladores de todo el mundo que el avión volverá a ser seguro Pero al margen los reguladores encontraron nuevos problemas de seguridad que atrasarían el programa de recuperación. 

Al calor de una auditoría en diciembre, los inspectores encontraron un problemas de cableado  que Boeing solventó con una re ubicación de los conductores.

"Estamos trabajando estrechamente con la FAA y otros reguladores en un proceso de certificación sólido y completo para garantizar un diseño seguro y conforme", señaló la empresa

 “Identificamos este problema de los paquetes de cables como parte de ese riguroso proceso, y estamos trabajando con la FAA para realizar el análisis apropiado. Sería prematuro especular si este análisis conducirá a algún cambio de diseño ". Detalló el paper.

"Solo sabemos que este fue un problema encontrado", dice Christine Negroni un analista que sigue muy de cerca las investigaciones.

 Negroni asegura que los reguladores "no serán atrapados permitiendo que los MAX vuelvan a volar y que surjan algunos problemas que pondrían a la FAA en una situación desfavorable".

Otro obstáculo reciente que deberá  superar Boeing son los mensajes que se remontan a los días en que los MAX  estaban en desarrollo y hace referencia a la información de "encubrimiento" de la FAA, junto con otros comentarios pocos felices.

"La noticia de que al nuevo CEO de Boeing, David Calhoun, se le prometieron $ 7 millones si pudiera obtener la certificación MAX, muestra el desafío que Boeing cree que será solucionar los innumerables problemas del avión con la FAA", agrega  el analista "pero,nada asegura´que la serie volverá a volar", remata

"En la historia, hubo programas que tuvieron dificultades reales", dice el consultor Bob Mann. "El primer avión, el Comet, tuvo graves problemas con la fatiga del metal lo que provocó múltiples accidentes fatales pero continuó durante otros 20 años en servicio con revisiones".

"Los defectos de diseño del Comet fueron resultado de la nueva tecnología que causó un peligro sorpresa que los investigadores tuvieron dificultades para rastrear al igual que Max, Tuvo incluso más accidentes fatales que el Max, pero siguió volando después de que se hicieron arreglos". Acota Negroni.

Las fallas de diseño fatales en el McDonnell Douglas DC-10 también causaron cuatro choques de alto perfil. "Los viajeros dejaron de volar y la mayoría de las aerolíneas se deshizo de ellos", agrega el investigador. Sin embargo los tiempos cambiaron y nadie quiere correr con la responsabilidad de más muertos. Se instaló la horrorosa sensación de inseguridad que tanto privados como reguladores no pueden superar. Parece un historia con final "demasiado abierto".