Global

CAMBIO DE IMAGEN EN 2020

El viaje al espacio no alcanzó y la crisis de Boeing también arrasó con su CEO

La empresa norteamericana diseñadora y productora de aviones y satélites, entre otras cosas, nunca logró superar la gran crisis a la que se enfrentó a principios de 2019 cuando fallas en el modelo de avión MAX 737, terminaron con la vida de cientos de personas. Esto por supuesto pusO a la empresa en jaque y finalmente culminó con la renuncia del presidente ejecutivo Dennis A. Muilenburg, quien intentó durante todo el año sobre pasar la crisis, pero al parecer sus métodos no fueron suficientes.

Navidad y el fin de año llegaron con fuerza para la compañía norteamericana, Boeing. Después de un 2019 plagado de escándalos, polémicas e intentos por sobre llevar una crisis empresarial y de imagen en la que ingresaron a principios de año cuando dos aviones MAX 737 dejaron 189 muertos en Indonesia y 157 unos meses después con Ethipoian Airlines, el presidente ejecutivo renunciará y será rempleazado por una nueva cara. 

Así lo informaron desde un comunicado oficial desde Boeing este lunes 23/12. "El Consejo de Administración decidió que era necesario un cambio en el liderazgo para restaurar la confianza en el avance de la Compañía a medida que trabaja para reparar las relaciones con los reguladores, los clientes y todos los demás interesados", explicó para después asegurar que el reemplazo será David L. Calhoun, quien actualmente es el presidente del consejo de administración de la empresa. 

Recordemos que desde comienzos del 2019, Boeing atraviesa una gran crisis en cuanto a seguridad, reputación y responsabilidad a la hora de fabricar aeronaves y dar explicaciones sobre posibles fallas. Los aviones que fallaron carecían de un dispositivo de seguridad cuya presencia era obligatoria en las naves. Aunque eso no fue lo peor de todo, sino que las autoridades de la compañía lo sabían y lo escondieron al público y al gobierno norteamericano por más de 1 año. 

Esto causó la suspensión del modelo en casi todas las aerolíneas que operan con Boeing, un gran golpe a su imagen y a las acciones de la compañía y hasta una suspensión en la fabricación del modelo en cuestión. Pero cuando parecía que todo había calmado, llega la frutilla del postre para coronar el 2019 y comenzar el 2020 con nuevos aires, planes y expectativas, y eso implica la salida del presidente. Si bien el mismo ya había renunciado alguna vez a la presidencia, mantenía por el momento el cargo ejecutivo para intentar controlar la caída en las acciones. 

Si bien desde la gran crisis se intentó enmendar la situación y proponer nuevos planes y proyectos que corran el foco de lo accidentes y las fallas, esto también fue ejecutado de forma errónea. Es así que el pasado viernes 20/12, la cápsula espacial: CST-100 Starliner, fabricada con Boeing de cara a una misión de la NASA, también falló al no alcanzar con éxito una órbita. 

La NASA comenzó un programa llamado: Commercial Crew, para plantear alternativas con naves hechas en Estados Unidos, teniendo en cuenta que antes las misiones dependían de las cápsulas rusas Soyuz. Estas últimas por supuesto eran más caras para la organización espacial y es por eso que decidió hacer contratos millonarios con Space X y Boeing. Aunque la misión no fue exitosa y tampoco llegó en el mejor momento para Boeing. Si bien todavía no había pasajeros a bordo, teniendo en cuenta que se trataba de una prueba, fue una demostración de desconfianza por parte de la empresa. 

Pero ahora volviendo a la renuncia del CEO y el cambio de imagen empresarial, uno de los objetivos que plantean desde Boeing es que se comprometen a tener más conexión y transparencia para con las entidades gubernamentales. "Bajo el nuevo liderazgo de la Compañía, Boeing operará con un compromiso renovado de transparencia total, que incluye una comunicación efectiva y proactiva con la FAA, otros reguladores globales y sus clientes", explica el comunicado, teniendo en cuenta que los accidentes fueron ocultados de la Administración Federal de Aviación (FAA).

Después de una caída constante en sus acciones, de acuerdo a lo que anunció Bloomberg, este lunes, Boeing subió 3.3% en la Bolsa antes de las 10 de la mañana y de la apertura de los mercados. Al mismo tiempo, este fue un récord de la empresa en las últimas 6 semanas. El reflejo de tiempos difíciles. 
 

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario