JUNTOS BIEN Harvard > hígado > alimentos

¡ATENCIÓN!

Harvard alerta: Estos alimentos se asocian con hígado graso

Harvard ha lanzado una advertencia sobre los alimentos que muchos comen y que aumentan el riesgo de hígado graso.

La enfermedad del hígado graso es una condición cada vez más común. Esta enfermedad se caracteriza por la irritación del hígado, un órgano que interviene en el metabolismo y almacenamiento de nutrientes. Hay muchos factores que aumentan el riesgo de desarrollar hígado graso, como el consumo excesivo de alcohol. Sin embargo, cuando se trata del hígado graso no alcohólico, también importa el resto de los alimentos que se incluyen en la dieta. Harvard lo advierte.

¿Qué daña el hígado?

Hay muchas cosas que son perjudiciales para el hígado, como seguir una dieta poco saludable.

Esto forma parte de los factores de riesgo metabólicos que "alimentan tasas más altas de hígado graso", lo dice la Dra. Kathleen Viveiros, hepatóloga clínica en el Brigham and Women's Hospital, en un artículo publicado en el sitio especializado Harvard Health.

Ella advierte que la enfermedad del hígado graso no alcohólico, ahora afecta a uno de cada cuatro adultos en todo el mundo, y ha compartido cuáles son los alimentos que aumentan el riesgo de padecer hígado graso.

Alimentos malos para el hígado

En primer lugar, la experta de Harvard recomienda evitar la comida rápida. Un estudio reciente publicado en Clinical Gastroenterology and Hepatology suma razones para hacerlo. Los investigadores vincularon el consumo regular de comida rápida (20% o más del total de calorías diarias) con la enfermedad del hígado graso, especialmente en personas que tenían diabetes tipo 2 u obesidad.

Otro tipo de alimento del que hay que mantenerse alejado es de los refrescos y azúcares añadidos. La especialista explica que, "los refrescos u otras bebidas azucaradas conducen directamente a grandes aumentos en los depósitos de grasa del hígado, independientemente del total de calorías consumidas".

Finalmente, Viveiros insiste en que es importante evitar otro alimento: el alcohol. ¿Por qué? " El alcohol daña directamente el hígado, carece de valor nutricional y puede afectar un microbioma saludable", dice. "No sabemos qué cantidad de alcohol es segura para las personas con enfermedad del hígado graso; incluso el consumo social de alcohol puede ser demasiado".

¿Qué tan grave es el hígado graso?

Ahora bien, el hígado graso puede evolucionar a enfermedades graves como hepatitis crónica y cirrosis. También aumenta el riesgo de cáncer de hígado.

La hepatitis crónica es una enfermedad que se caracteriza por procesos inflamatorios y de necrosis celular del tejido hepático durante un período de tiempo superior a los seis meses, precisa la editorial Elsevier.

Mientras, la cirrosis supone la cicatrización y el funcionamiento deficiente del hígado, indica MedlinePlus, el servicio de información de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos.

Por su parte, el cáncer de hígado es una enfermedad en la que se forman células malignas (cancerosas) en los tejidos del hígado. Este tipo de cáncer es el sexto cáncer más común y la tercera causa principal de muerte por cáncer en todo el mundo, según el Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos.

¿Cómo curar el hígado graso?

Como ya sabemos, la dieta juega un papel clave en la prevención y tratamiento de la enfermedad del hígado graso.

"Debido a que la enfermedad del hígado graso está tan estrechamente relacionado con la salud metabólica, comer de manera más saludable puede ayudar a prevenirlo o posiblemente incluso revertirlo", asegura la experta de Harvard.

Ella recomienda comer principalmente alimentos integrales y grasas saludables como parte de una dieta equilibrada.

Las verduras, las bayas, los huevos, las aves, las nueces, los granos integrales, el aceite de oliva, los aguacates, los pescados grasos como el salmón y las sardinas, son parte de los alimentos que recomienda incluir en la dieta.

Aunque, hay un patrón de alimentación en específico que podría ayudar en gran medida al hígado. Según Viveiros, está claro que las dietas de estilo mediterráneo pueden contribuir a disminuir la grasa del hígado, lo que ayuda a prevenir o posiblemente revertir la enfermedad del hígado graso.

--------------------

Más contenido de Urgente24

Grave: Este alimento famoso causa estragos en el páncreas

Para celíacos: 4 impresionantes recetas gluten free

Así es el ejercicio de respiración que previene el Alzheimer

Cuidado: Comer fruta de esta forma puede aumentar la glucosa

Cómo navegar por internet podría ayudar a prevenir demencia