ENTRE 1155 Y 1225

La versión más antigua de la Tora

La Torah o Torá (aceptado por la Real Academia Española como Tora) es una palabra hebrea que significa "la guía para dar en el blanco": la enseñanza, instrucción, o ley. Se refiere a los 5 primeros libros de la Biblia (que para los cristianos se llama Pentateuco), escritos por Moisés: Génesis, Éxodo, Levítico, Números y Deuteronomio.

Mauro Perani, profesor de hebreo de la Universidad de Bolonia, Italia, dijo que tanto los expertos como las pruebas de datación de carbono practicadas al ejemplar en Italia y USA confirman que el manuscrito de la Tora encontrado fue escrito entre los años 1155 y 1225 (entre finales del siglo XII y principios del siglo XIII). La versión completa de la Tora considerada hasta la fecha la más antigua del mundo data de finales del siglo XIII, según los expertos. 
 
El catedrático de hebreo de Rávena fotografiaba el manuscrito denominado "Rotolo 2" para el nuevo catálogo de la biblioteca italiana cuando se dio cuenta de que el anterior catalogador de la colección lo había minusvalorado. 
 
"La letra era muy antigua y de origen oriental", probablemente de estilo babilónico, un estilo utilizado mucho antes de la que hasta entonces se creía que era la última Torá, según el diario Corriere della Sera.
 
Hasta ahora, los científicos pensaban que el libro, que ha estado en la biblioteca de la Universidad de Bolonia durante más de 100 años, era del siglo XVII. 
 
"Un bibliotecario judío de la universidad examinó el pergamino en 1889 para catalogarlo y escribió 'siglo XVII', seguido de un signo de interrogación", explicó Perani. 
 
Sin embargo, durante la preparación de un nuevo catálogo de la colección de literatura judaica de la universidad, Perani, de 63 años, estudió el ejemplar y sospechó que en 1889 el bibliotecario había examinado el libro de manera demasiado superficial y no reconoció su antigüedad. "Me di cuenta de que el estilo de escritura era más antiguo que la del siglo XVII, así que consulté a otros expertos", dijo Perani. 
 
El profesor reveló asimismo que el ejemplar, que mide 36 centímetros de ancho por 64 de alto y está compuesto por 58 secciones de piel de oveja cosidas entre sí, mostraba características gráficas y técnicas de escritura que ya no eran utilizadas por los copistas de escrituras hebreas en el siglo XVII. 
 
Según ha explicado Perani, "el texto no respeta las reglas de Maimónides", el médico, rabino y teólogo nacido en Córdoba en 1135 que estableció una serie de normas para copiar los textos sagrados. En la Torá encontrada, "hay letras y signos absolutamente prohibidos" después de la codificación de Maimónides que confundieron al bibliotecario Leonello Modona cuando archivó el manuscrito fechándolo en el siglo XVII. "Tiene una grafía torpe" con letras "nada comunes y extrañas", consideró Perani.
 
¿Cómo llegó a Bolonia? Un misterio, según confiesa Biancastella Antonino, directora de esta biblioteca que guarda en sus fondos una traducción al hebro del canon médico escrito por Avicena. En cualquier caso, la universidad está poniendo en marcha las medidas necesarias para preservar y mantener este recién descubierto tesoro.

 

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario