expectativas > Sergio Massa > economía argentina

SERGIO MASSA

Sin Alto el Fuego en la Guerra de Expectativas

Sergio Massa provocó expectativas al arribar al Palacio de Hacienda, ahora se debate cómo renovarlas pero, ¿de qué hablamos cuando decimos 'expectativas'?

Pues bien, veamos qué son las expectativas, algunos autores clásicos y cómo entender el impacto que tienen sobre la economía local.

https://twitter.com/kiguel/status/1560376467237781506
https://twitter.com/Ecos365/status/1561336321905348608

En primer lugar, existen 2 teorías económicas de las expectativas.

La primera de ella es la Teoría de las Expectativas Adaptativas, que fue desarrollada por Paul Cagan (1956).

Según esta teoría, los individuos que componen una sociedad basan sus expectativas de lo que sucederá mañana en función de lo que haya sucedido hoy y ayer. Vamos a un ejemplo sencillo, si la inflación de hoy dio un salto abrupto, uno esperaría que la inflación fuese más alta también mañana y se adapta en base a ello.

Muchas veces se habla de que en la Argentina existe una inflación por expectativas.

La mayor parte del tiempo se malinterpreta y aparecen figuras políticas hablando de que la inflación es algo generado por nuestras mentes o demonios. La mayor parte del tiempo se malinterpreta y aparecen figuras políticas hablando de que la inflación es algo generado por nuestras mentes o demonios.

La realidad es que la inflación de expectativa o de cobertura nace, inicialmente, por una expansión monetaria que termina corroyendo el valor de la moneda local. Así que la primera pista que nos brinda esto es que para anclar las expectativas es necesario contraer la oferta monetaria.

Siguiendo la Teoría Cuantitativa del Dinero, cuando se incrementa la cantidad de dinero circulante en la economía, y no fue respaldada por una suba de la demanda (de dinero), impacta sobre el nivel general de precios. O sea, la expansión de la oferta monetaria causa un crecimiento de los precios. No obstante, ahí no termina la historia.

Plan de Estabilización

Cuando se acelera la inflación, en base a las expectativas adaptativas, la inflación esperada también se acelera y eso impacta negativamente sobre la demanda de dinero. Esto es porque es inversa la relación entre demanda de dinero e inflación esperada.

Para entenderlo bien sencillo: si la inflación se aceleró hoy, los individuos, esperando que la inflación sea mayor mañana, van a intentar deshacerse de los pesos rápidamente para cubrirse.

https://twitter.com/FinanzasArgy/status/1562501859469697032
https://twitter.com/FinanzasArgy/status/1562926546649759745

En parte explica que, con un historial inflacionario tan profundo en nuestro país los argentinos nos hemos adaptado y nos cubrimos ya sea

  • stockeándonos,
  • comprando monedas más fuertes como el dólar,
  • aumentando los precios de los productos que venden o
  • no vendiéndolos ahora para poder venderlos a un precio mayor en el futuro.

Cabe enfatizar que la remarcación de precios es por cobertura ante la desmadre monetaria y la caída de la demanda de dinero, no porque existan ciertos individuos más malignos que les gusta subir los precios. Cabe enfatizar que la remarcación de precios es por cobertura ante la desmadre monetaria y la caída de la demanda de dinero, no porque existan ciertos individuos más malignos que les gusta subir los precios.

Teniendo en cuenta esta teoría, los planes de estabilización deben no solamente ser de sentido común sino creíbles ya que ese grado de credibilidad va a influir sobre la tasa de inflación.

Como ejemplo, el plan de estabilización de la Argentina de 1991 generó muchísima credibilidad, revirtiendo la crisis de confianza de los años previos.

Es lo que tienen los tipos de cambio fijo o las propuestas de dolarización: anclan las expectativas de los individuos.

Por lo tanto, como recomendación personal a la hora de lanzar un plan de estabilización debe poseer 3 aristas:

  • Excelente comunicación política. El que anuncie las medidas debe convencer desde lo discursivo. Se aleja de lo puramente económico, pero es fundamental y tarea para nada sencilla.
  • Cintura política. Mientras más sectores económicos apoyen, más posibilidades de éxito.
  • Propuesta creíble, de sentido común y en forma de shock. Cuando te encontras frente a una crisis de expectativas las políticas gradualistas no tienen ningún efecto. En términos burdos, hay que quemar los pesos que nadie quiere.
expectativas2.jpg
Enorme polémica instalaron John Fraser Muth y Robert Lucas.

Enorme polémica instalaron John Fraser Muth y Robert Lucas.

La polémica

La segunda teoría es la de las Expectativas Racionales. Dicha teoría fue desarrollada por John Fraser Muth (1961) y ampliada, posteriormente, por Robert Lucas (1972). Estos autores explican que los individuos toman sus decisiones a partir no sólo de sus experiencias sino de toda la información disponible, incluyendo todas las noticias que puedan impactar sobre la economía. Esta expectativa influye sobre la evolución económica.

Por lo tanto, bajo esta teoría, consecuencia de que los individuos son completamente racionales, todas las políticas expansivas monetarias no tendrán ningún efecto sobre el nivel de empleo o la actividad.

Más allá de que es bastante cuestionable esta teoría, ya que es bastante absurdo pretender que todos los individuos tengan información completa y actúen de forma racional, lo cierto es que tiene un punto muy interesante a contemplar ya que cuestiona los argumentos de que la inflación no es problema ya que reduce el desempleo.

Es decir, fuerza a revisar la Curva de Phillips (William Phillips, 1958) que determina una relación inversa entre el crecimiento de precios y las tasas de desempleo. En este caso, ante una política monetaria expansiva, se crea una ilusión monetaria que hace que los individuos no sean conscientes de que la inflación impacta negativamente sobre sus salarios, esto hace que ofrezcan su trabajo a un salario menor e incentive, por consiguiente, a demandar más empleo por parte de los empresarios, reduciendo la tasa de desempleo.

Obviamente, dicho trade off dejaría de tener vigencia si todos los individuos se anticiparan y el impacto de una política monetaria expansiva sería nulo. Por ende, emitir no sólo genera inflación sino que impacta negativamente sobre el desempleo.

La realidad es que en la Argentina nos encontramos en un punto en que estos cambios abruptos en los fundamentos macro provocaron mutaciones micro, generando una preferencia por parte de los individuos hacia la flexibilidad: acortan contratos, pujan paritarias hacia inflación esperada, demandan activos extranjeros, remarcan precios cuando sube el dólar, que no es más que la contracara de la pérdida del valor del peso.

Hoy, verdaderamente, nos encontramos frente a una Guerra de Expectativas en las que a la gestión de Sergio Massa le quedan horas nomás para anunciar un Plan de Estabilización creíble, de lo contrario la demanda de dinero acentuará su camino descendente y nos podríamos encontrar frente a las puertas de una hiperinflación.

---------------------

Más contenidos en Urgente24

Con BCRA en verde, hablan de veranito y Maslatón se la jugó

De "CFK y Macri son chorros" a "Prefiero que haya impunidad"

Dólar Sale: Cómo comprar más barato fuera de los bancos

¿Alberto Fernández se va de vacaciones con Fabiola Yañez?

Quién fue el único diputado que no firmó el pedido de juicio político al Presidente

Furor por pasajes a Uruguay a mitad de precio

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario