JUNTOS BIEN intestino > cuerpo > alimentos

TE INTERESA

6 consejos médicos para mejorar su intestino todos los días

Si le preocupa su intestino y microbiota, siga estos consejos médicos para tener un intestino sano y evitar enfermedades.

El intestino cumple una función primordial en nuestro cuerpo. Interviene en la digestión de alimentos y absorción de vitaminas y nutrientes. Por otro lado, sabemos, que un intestino descompensado o un desequilibrio en la microbiota puede aumentar el riesgo de enfermedades, incluso relacionadas con la memoria. Pero, ¿Qué debes comer para tener un intestino sano? ¿Qué daña el intestino? ¿Qué es bueno para el intestino? Alguno de estos consejos médicos para el intestino pueden ayudarle.

El doctor Antonio M. Moreno García, experto de la Fundación Española de Patología Digestiva (FEAD) y especialista Aparato Digestivo del Hospital Universitario Jerez de la Frontera (Cádiz), indicó a Infosalus algunos hábitos para mejorar el intestino todos los días:

Realizar actividad física

Sabemos que el ejercicio físico ayuda a nuestro cuerpo a mantenerse saludable, incluyendo el intestino.

El experto de la FEAD indica que el deporte, "no solo mejora el sistema cardiovascular, si no que mejora la motilidad de nuestro tubo digestivo, favoreciendo nuestro tránsito intestinal".

En general, se recomienda al menos 150 minutos a la semana de actividad física entre moderada e intensa, como andar en bicicleta o caminar.

También, practicar yoga o hacer ejercicios de tonificación y movimiento de la musculatura abdominal, como los oblicuos girando, puede ayudar a mejorar la salud intestinal.

Consumir alimentos ricos en fibra

Es recomendable seguir una dieta rica en fibra. Moreno sugiere incluir fruta, verdura, y alimentos integrales en la dieta.

Estos alimentos ayudan a alimentar las bacterias del intestino de manera saludable, además contribuyen a mejorar la digestión, el tránsito intestinal y combatir el estreñimiento.

Según el sitio MedlinePlus, algunos alimentos ricos en fibra y buenos para nuestro cuerpo son:

  • Lechuga, acelga, zanahorias crudas y espinaca
  • Brócoli, alcachofas, calabazas y judías verdes
  • Legumbres, como lentejas, frijoles negros, habas y garbanzos
  • Nueces y semillas, como semillas de girasol, almendras y pistachos
  • Frutas como manzanas, plátanos, melocotones y peras
  • Cereales como avena y salvado de trigo
  • Pan de grano integral, arroz integral y quínoa

Evitar el exceso de sal

Estudios han demostrado que el exceso de sal afecta a nuestro cuerpo, también a las bacterias del intestino.

Según una investigación publicada en Nature, una dieta con un elevado contenido de sal altera la microbiota intestinal.

Los investigadores asociaron estos cambios en la comunidad de bacterias que habita el intestino con la hipertensión y las enfermedades autoinmunes en ratones y en un estudio piloto en personas.

La Organización Panamericana de la Salud (OPS), afiliada a la Organización Mundial de la Salud (OMS) reitera: "Intente comer menos de 5 gramos de sal por día".

Evitar el consumo de alimentos ultraprocesados

Son ejemplos de alimentos ultraprocesados las bebidas azucaradas, precocinados, bollería industrial, carnes procesadas, galletas, lácteos azucarados, cereales refinados, y otros.

Este tipo de alimentos afecta la flora intestinal que nos ayuda a estar sanos. Un artículo de The Conversation lo explica:

Un alimento ultraprocesado no tiene las mismas propiedades que un producto natural (...) Además, dado que las interacciones entre sus compuestos y su contenido en fibra no son los mismos, no ofrece un número tan elevado de nichos ecológicos.

Esto alterará el flujo de energía en el ecosistema. Como resultado, la naturaleza y la concentración de metabolitos formados por bacterias será diferente. Por último, al igual que los edulcorantes y emulsionantes, algunos aditivos pueden alterar el equilibrio microbiano.

Mantener una buena hidratación

El agua es el componente químico principal del cuerpo. En el caso de la salud intestinal, beber abundante agua ayuda a mejorar la digestión y reduce los síntomas de estreñimiento.

Por eso, asegúrese de estar bien hidratado durante el día. La recomendación general es beber al menos ocho vasos de agua al día.

No aguantar las ganas de defecar

El experto de la FEAD dice que si tenemos ganas de ir al baño y la situación lo permite es aconsejable hacerlo. Pero, ¿Por qué es tan malo reprimir el deseo de defecar?

El proceso de digestión deja desechos que hay que eliminar. El cuerpo lo hace a través de la digestión. Pero, ignorar ese alerta cuando el cuerpo necesita evacuar puede traer consecuencias, según expertos:

  • Dolor al defecar
  • Aumento de gases estomacales
  • Estreñimiento
  • Hemorroides
  • Incontinencia fecal
  • Diverticulitis

Más contenido de Urgente24

Este alimento protege tu próstata a medida que envejeces

Señales de que tu intestino está mal y debes ir al médico

Dieta plant based: Útil para adelgazar y para 5 enfermedades

Coma este fruto seco para tener huesos más fuertes

Hacer esto con el pollo es más peligroso de lo que se creía

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario