Claves

LAS 5 MÁS INFLUYENTES

Más recortes a Larreta, "salida a la portuguesa" con FMI y fuerte rumor por dólar CCL

Empezó la cuenta regresiva por el acuerdo con el FMI. Demorarse hasta las elecciones no será gratuito para la delicada macroeconomía argentina y el presidente Alberto Fernández sabe muy bien que el kirchnerismo analiza la posibilidad de ir al default.

1. Alberto F. respaldó a Guzmán

El presidente Alberto Fernández viajó a Europa con el ministro de Economía Martín Guzmán, a quien respaldó y dijo que va a continuar, dando por "terminada" la interna con el subsecretario de Energía Federico Basualdo.

Tanto Clarín como La Nación, El Cronista y Ámbito Financiero coincidieron en este aspecto.

Según el periodista de Clarín, Federico Mayol, "es un tema terminado. Fue mucho más ruidoso en los medios de comunicación que lo que pasó en verdad. Con Martín hay una intensa agenda de trabajo", se excusaron en esta ciudad desde el entorno presidencial. A Guzmán, confían en la delegación, cada vez que le mencionan a Basualdo, se le transforma la cara.

2. Más recortes a Larreta

Advirtió el diario La Nación, mientras la Corte Suprema estudia el recorte que hizo el Ejecutivo Nacional a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires en materia de Seguridad:

Aunque retomará el diálogo “institucional” y bajará el tono de las declaraciones públicas, el Gobierno apunta a profundizar el enfrentamiento con el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, con una estrategia que combina movidas opositoras en la ciudad de Buenos Aires y una eventual nueva poda en los fondos por coparticipación, que fue el motivo de la disputa que llegó a la Corte Suprema y que continuará en las próximas semanas.

“Podríamos podar un poco más. ¿Por qué no? Lo que le dio (Mauricio) Macri entre 2015 y 2019 era una barbaridad”, argumentan cerca de un ministro que toma decisiones sobre el asunto.

Ahora imaginan nuevos recortes. “Cuando [la secretaria de Provincia, Silvina] Batakis les llevó los números durante la discusión en la Corte, no supieron cómo responder”, justificaron desde otra oficina de la Casa Rosada. Las señales que envía el gobierno de Alberto Fernández apuntan a un endurecimiento de la negociación, en vez de una tregua.

En la Casa Rosada recordaron que en diciembre pasado, en plena discusión por los fondos coparticipables, Batakis afirmó que “sería un buen gesto que la ciudad de Buenos Aires decidiera devolver lo que recibió de más” durante el período de Mauricio Macri. La declaración, a la que adhirió su jefe, el ministro del Interior, Eduardo de Pedro, horas después, aludía a la suba del 1,4 al 3,75 (luego corregido al 3,5) del porcentaje de la masa coparticipable que Macri otorgó en 2016 junto al traspaso de la policía porteña.

3. La inflación no baja del 4%

La autoridad del ministro de Economía Martín Guzmán se devalúa y licúa en la misma proporción que el peso argentino y los salarios.

Su promesa del 29% parece imposible de cumplir. Cada vez son más las consultoras que advierten que abril volvió a cerrar con una inflación por encima del 4%.

Interesante repaso de El Economista:

Con el dato de abril, la inflación acumulada en 2021 quedará entre 16% y 17%. Será el comienzo más inflacionario desde 2016. Con varios agravantes: varios precios regulados sin aumentos (es decir, inflación futura), una economía debajo de su potencial y dólar planchado e ingresos en baja.

“Desde LCG estimamos una suba promedio de precio del 3,9% mensual. En ese mes el relevamiento de precios de LCG había anticipado un incremento de 4,4% en los alimentos y bebidas, sobre lo que se suma aumentos puntuales en combustibles (6%), personal doméstico (10%), expensas (entre 5% y 7% por cierre de paritarias de encargados de edificio) y el efecto del descongelamiento de alquileres, entre otros. De confirmarse nuestra estimación, la inflación anual treparía a 45,9%”, dijeron desde LCG y destacaron cierta desaceleración en su medición de alta frecuencia de los alimentos. “El relevamiento cerró con una inflación de 0,8% semanal en la primera semana del mayo. Se trata de una aceleración de 0,5 puntos respecto al cierre de abril, pero vuelve a ubicarse por debajo del 1% por tercera semana consecutiva”, dijeron.

Según el IPC-OJF (GBA), que elabora Orlando J. Ferreres, la inflación de abril fue de 4% mensual y registró un crecimiento interanual de 40,9%. Por otra parte, la inflación núcleo avanzó a un ritmo mensual de 3,8%, marcando un aumento de 44% anual. La inflación general acumulada fue de 15,9%.

Ecolatina, una de las que mejores estimaciones hace, ubicó su IPC GBA en 4,4% en abril. Así, se aceleró  aceleró 0,5 punto contra marzo (que había dado 3,9%). Así, dijeron, “la inflación acumuló 16,4% en el primer cuatrimestre del año, el mayor registro desde los primeros cuatro meses de 2016, cuando la salida del cepo se combinó con fuertes aumentos tarifarios, y se ubicó en 43,3% en la comparación interanual”.

A su vez, advierten los especialistas que será muy difícil que mayo sea con un 3 adelante.

“Creemos que la tasa de inflación va a bajar al 3% por mes con intensificación del control de tipo de cambio y de salario”, advirtió de aquí en más Miguel Ángel Broda en un informe al que accedió Ámbito Financiero.

4. ¿Qué va a pasar con el FMI?

Es la gran pregunta que se hace el mercado en medio de la interna en el Palacio de Hacienda, que incluye rumores K sobre la posibilidad de ir al default.

Muy interesantes dos notas de El Cronista Comercial al respecto.

Por un lado, el periodista Ezequiel Chabay informó sobre el encuentro entre Fernández y su par portugués Marcelo Rebelo de Sousa, un líder conservador dentro de la coalición progresista:

En el encuentro, que se prolongó cerca de una hora y cuarto, los mandatarios reconfirmaron la sintonía política entre gobiernos progresistas y su "moderación" dentro de este espectro, y renovaron su posición de eliminar los sobrecargos de tasas de interés a los países que solicitan préstamos al Fondo Monetario Internacional (FMI), un tema en el que ya hubo coincidencia durante la pasada Cumbre Iberoamericana, que de prosperar en la asamblea del organismo podría eliminar hasta 200 puntos de recargo a la hora del repago y ahorrar más de US$ 900 millones anuales a la Argentina.

Entonces, los 3 objetivos de la agenda:

El presidente y Guzmán esperan esta semana reconfirmar los apoyos de Portugal, España, Francia e Italia a la fijación de un programa económico para el repago de la deuda con el Fondo, pero acorde a la necesidad de la Argentina y sin renunciar a una "política fiscal expansiva".

A la vez, la discusión con el Fondo no puede desentenderse con estos países de la apremiante búsqueda de una suspensión temporal de los compromisos de deuda con el Club de París, al que la Argentina debería abonar el 31 de mayo US$ 2400 millones para no caer en default  y empantanar así la posición ante otros organismos multilaterales de crédito. Guzmán apuesta a que los acreedores europeos concederán "un puente de tiempo" hasta tanto la Argentina tenga un entendimiento con el FMI, y aspira a no dilatar la discusión más allá de este mes.

Finalmente, la delegación no pierde de vista el peso de España, Francia e Italia en el comercio bilateral y las inversiones, y por eso llega con la intención de fortalecer los vínculos, asegurar un clima de negocios favorable, y despejar rumores de favoritismo por otros países con intereses en la Argentina, como es el caso de China.

Sobre la costanera de una Lisboa que es un pálido reflejo del centro turístico que supo ser en la prepandemia, a la salida de su hotel, Fernández declaró a la prensa acreditada en el viaje que "la Argentina viene a ratificar los acuerdos con Europa y pedir que nos acompañen en el desarrollo argentino".

Por otro lado, Chabay también tituló: La "salida a la portuguesa" con el FMI, tasas y el debate por los DEG, ejes en Lisboa.

Allí sumó:

La salida "a la portuguesa" en la negociación con el Fondo Monetario Internacional (FMI) fue referencia inevitable durante la primera escala de la gira europea presidencial en Lisboa. Tras las críticas internas por el "fiscalismo", el Gobierno aseguró que negocia un ordenamiento de las cuentas pero con una mirada expansiva, mientras el FMI demanda un gasto más eficiente.

Desde la perspectiva del Ejecutivo, Portugal logró una negociación que evitó las restricciones que imponía la entonces directora gerente del organismo, Christine Lagarde, por lo que se convirtió en el modelo a seguir a la hora de discutir un nuevo programa, que puede llevar "más o menos" tiempo.

En la primera jornada del tour, el ministro de Economía, Martín Guzmán y el canciller Felipe Solá participaron de reuniones con los asesores económicos y diplomáticos del presidente de Portugal, donde uno de los puntos fue la sobretasa que cobra el Fondo Monetario en los intereses de los programas extraordinarios, como el Stand By que se otorgó a la Argentina por US$ 44.500 millones. En ese marco, hay coincidencia con Portugal para eliminar los sobrecargos a las tasas de interés en préstamos del FMI, que será analizada por el organismo en octubre.

Desde el FMI, tras la reunión de "primavera" boreal del organismo, Kristalina Georgieva aseguró que se tomará en cuenta el reclamo de Argentina e indicó que está previsto una revisión este año sobre estos cargos.

De acuerdo con las estimaciones oficiales, la sobretasa representó US$ 900 millones adicionales en los intereses del último acuerdo de Stand By. La eliminación de la categoría de "acceso excepcional" o un aumento de los límites para entrar en ese rango será para los programas futuros y no impacta sobre el préstamo actual.

5. Rumores en la City Porteña por el CCL

Según el periodista Mariano Gorodisch, la empresas recibieron un endurecimiento del cepo para las operatorias del dólar que utilizan las empresas. Sin embargo, desde Economía lo desmintieron:

Las versiones que arreciaron la semana pasada acerca de la continuidad del ministro de Economía, Martín Guzmán, provocaron que, en lo que va de mayo, casi se duplicara el volumen operado en el segmento de contado con liquidación. 

Pasó de US$ 55 millones a casi US$ 100 millones diarios. La mitad se negoció vía el AL30, el nuevo bono favorito para enviar dinero al exterior.

Sobre este terreno sensible de la economía se sumaron otras, como la de hipotéticas restricciones al acceso a esa operatorio por parte de las corporaciones. Consultadas por El Cronista, voceros oficiales del área económica desconocieron que estuviera en agenda.

"Hay más demanda y presión por el CCL", confirmaron desde el gabinete económico. Un torniquete, como el que habían puesto, en su momento recalentó el precio. Por el contrario, cuando flexibilizaron la operatoria, al disminuir los días de parking, se descomprimió.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario