MUNDO Boris Johnson > Inglaterra > partygate

MOCIÓN DE CENSURA

Salvado por la campana: Boris Johnson zafa de nuevo

Boris Johnson sobrevivió a una moción de censura del parlamento Inglés esta tarde de lunes. Pero se le viene la noche y el fantasma del partygate acecha.

El escándalo desatado luego de la publicación de fotos de varios funcionarios reunidos, en múltiples ocasiones, está siendo utilizado por la oposición para desplazar al Primer ministro de su cargo, e inclusive por miembros de su propio partido: fueron los tories quienes convocaron al voto de censura.

image.png
En el jubileo de la reina Elizabeth II Boris Johnson fue abucheado por el publico.

En el jubileo de la reina Elizabeth II Boris Johnson fue abucheado por el publico.

El fantasma del partygate

Una mayoría de 211 diputados ha votado en contra de la moción de censura interna, frente a los 148 que han pedido con su papeleta que el primer ministro fuera destituido. Esto corresponde a un 41,3% del bloque parlamentario en su contra, con el que tendrá que remar en dulce de leche durante el resto de su gobierno.

Inclusive, en medio de la sesión de votación secreta del parlamento, circulaban nombres para su posible reemplazo en Downing Street. El diario The British Street público na lista de los posibles candidatos: entre ellos, el propio Rishi Sunak, al secretario de Defensa, Ben Wallace , al ministro de Defensa, Nadeem Zahavi, al ministro del Interior, Priti Patel, a la ministra de Relaciones Exteriores, Elizabeth Truss , al exministro de Relaciones Exteriores, Jeremy Hunt , al ministro de Salud, Sajid Javid, al ministro de Vivienda y Servicios Públicos, Michael Gove.

Pero Boris Johnson sobrevivió a la votación secreta: la mayoría favoreció a Boris Johnson por 63 votos. La política fue apoyada por 211 personas, 148 expresaron su desconfianza hacia él.

Tras el anuncio de los resultados, el representante de los conservadores Graham Brady dijo que el partido confía en Johnson. Los partidarios del primer ministro "golpearon las mesas con fuerza y durante mucho tiempo", informa el periódico.

En un sistema parlamentario como el de Inglaterra, el retiro de confianza significa una disolución automática del parlamento, una destitución del Primer Ministro y una llamada a nuevas elecciones.

Su victoria lo mantiene en el cargo como primer ministro de la segunda economía más grande de Europa, pero su posición "sale seriamente dañada". La deslegitimidad que está sufriendo desde el destape del escándalo parece aumentar a medida que pasan los meses. Hoy se trató de una moción de censura, impulsada por su propio partido. Aunque esto puede verse como una estrategia de los tories para salvar a su Primer Ministro, sabiendo que iban a contar con los votos necesarios de antemano.

Pero el riesgo estuvo: actualmente el partido de gobierno cuenta con 359 parlamentarios, lo que significa que al menos 54 legisladores han manifestado por carta no tener ninguna confianza en el primer ministro.

Según un un portavoz de Downing Street:

El primer ministro celebra que surja la oportunidad de poder defender su postura ante los diputados, y les recuerda que solo cuando estamos unidos y centrados en los asuntos que importan nos convertimos en una fuerza política formidable. El primer ministro celebra que surja la oportunidad de poder defender su postura ante los diputados, y les recuerda que solo cuando estamos unidos y centrados en los asuntos que importan nos convertimos en una fuerza política formidable.

En otras palabras, una clara una advertencia sobre el daño que puede suponer la imagen de un partido sumido de nuevo en una guerra interna.

El daño ya esta hecho

¿Podrá Boris Johnson seguir gobernando después del escándalo? Recordemos que la antecesora, Theresa May, sobrevivió ella misma a una moción de censura debido a cuestiones técnicas del Brexit, pero terminó renunciando por cuenta propia meses después.

Además, la cifra de oposición a Theresa May era mucho menor a la recibida hoy por Boris Johnson: correspondía a un 37% de oposición frente a un 41% de Johnson. Y aun así, a May se le hizo imposible seguir gobernando.

Además, esto demuestra una clara división dentro de su propio partido. Ya es pública una línea opositora dentro de los tories liderada por Jeremy Hunt, el principal rival de Johnson en las primarias de julio de 2019, de donde se eligió a Johnson como representante del partido.

Hunt además demostró su oposición a Johnson en su cuenta de twitter:

Los ciudadanos nos confiaron el poder, y los diputados conservadores saben, en su fuero interno, que no estamos ofreciendo a los británicos el liderazgo que se merece. No estamos ofreciendo la integridad, la eficacia y la visión necesarias para liberar el enorme potencial que tiene este país. Los ciudadanos nos confiaron el poder, y los diputados conservadores saben, en su fuero interno, que no estamos ofreciendo a los británicos el liderazgo que se merece. No estamos ofreciendo la integridad, la eficacia y la visión necesarias para liberar el enorme potencial que tiene este país.

https://twitter.com/Jeremy_Hunt/status/1533748133699657728

Tal como lo identificó The Guardian, Johnson se volvió “un verdadero escapista político. El problema es que en Inglaterra toda la atención y el esfuerzo político últimamente se dirigió justamente en eso; en evitar y evadir escándalos en vez de gobernar, cuando Inglaterra está enfrentando una de sus peores inflaciones en décadas y se está desarrollando una guerra en el continente europeo que repercute en su economía.

Más contenido de Urgente2

FP: "El momento de India (y de Narendra Modi) ha llegado"

Esta es la mejor manera de dormir cuando se tiene acidez

Esta bebida ayuda a cuidar su próstata de manera natural

6 beneficios de la cúrcuma para la memoria, cerebro y más

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario