INFORME ANUAL SOBRE DROGAS

La ONU pidió regular las criptomonedas y controlar el tráfico de la Hidrovía Paraná-Paraguay

La Organización de las Naciones Unidas (ONU), presentó este jueves (26/4), el Informe Anual sobre Drogas 2021. A dos días del Día Internacional de la Lucha contra el Uso Indebido y el Tráfico Ilícito de Drogas, los resultados son sumamente desfavorables.

Este jueves (24/6), Naciones Unidas (ONU) difundió el Informe Anual sobre las Drogas 2021 en Viena, Austria, y, lamentablemente, los datos arrojados no son los mejores: en el mundo hay más droga y mucho más pura, más consumidores y, por lo tanto, más muertos. Además, el informe, compuesto por 5 documentos, hizo foco en la deep web, el control de las criptomonedas y de la Hidrovía Paraná-Paraguay para frenar el mercado de las drogas. 

Más consumidores

Alrededor de 275 millones de personas consumieron alguna droga en el último año, frente a los 226 millones estimados en 2010. Este aumento del 22% se debió, en parte, al incremento de la población mundial. Asimismo, aproximadamente el 5,5% de la población adulta ha consumido drogas al menos una ves durante el último año. 

Se estima que existen 36 millones de personas en el mundo con problemas graves de drogadicción. En 2016 rondaban en los 20 millones. 

Más muertes

Según el informe, aproximadamente medio millón de personas murieron en 2019 por causas directamente relaciones con el consumo de drogas. La cifra es similar a la  del 2018 pero es el doble de hace una década

De acuerdo con la ONU, este aumento de muertos se debe a que "el aumento de drogas se ha vuelto más dañino". 

Las drogas más letales son los opioides como la heroína, responsables de muertes por sobredosis y vinculadas a enfermedades como el VIH o la hepatitis C. Más de la mitad de las muertes se debieron a cáncer de hígado, cirrosis y otras enfermedades hepáticas crónicas derivadas de la hepatitis C.

El aumento refleja también el gran incremento de las sobredosis atribuidas al uso de opioides sintéticos como el fentanilo. 

La droga más popular es el cannabis con alrededor de 200 millones de consumidores. Además, la potencia del THC, el principio activo del cannabis, se ha casi cuadruplicado en las últimas dos décadas en USA. En suma, el porcentaje de adolescentes que perciben a esta droga como dañino disminuyó un 40%,  esto podría llevar a un aumento en el consumo.  

Al cannabis lo siguen los opioides, con 62 millones de consumidores, mientras que de cocaína hay unos 20 millones. 

¿Qué pasa en los países con menos recursos? La llegada de una nueva generación de drogas sintéticas más baratas, la expansión del uso de opioides como el tramadol en África y el aumento de la potencia de las drogas se han conjugado para ofrecer una tendencia preocupante en estos países. 

De acuerdo con la ONU, el número de personas que consumen drogas aumentará un 11% hasta el 2030, la mayoría de ellas originarias de países pobres. Mientras, en los países ricos se prevé un descenso del 1%. 

Más drogas

Por un lado, en el 2019 se produjo una caída del 5% en el cultivo de hoja de coca, la primera en 5 años, especialmente por un importante descenso en Colombia, que sigue siendo la principal fuente de esta droga del mundo. La superficie cultivada se mantuvo sin cambios en Perú y se redujo en Bolivia.

Sin embargo, la crisis económica que generó la pandemia puede provocar que muchas personas vuelvan a cultivar coca. 

Por otro lado, la producción de cocaína se ha duplicado entre 2014 y 2019, hasta un récord de 1.784 toneladas. El análisis de las aguas residuales indica un aumento de la cantidad de cocaína consumida en Europa, uno de los dos principales mercados, junto a USA.

El covid-19 y la venta de drogas

"El covid no ha cambiado de forma radical el mercado de las drogas pero ha acelerado ciertas dinámicas preexistentes", explicó hoy en rueda de prensa Angela Me, coordinadora del informe.

Es que la venta en internet aumentó. El comercio de drogas en la deep web surgió hace menos de una década pero ya factura 315 millones de dólares anuales aproximadamente. Se cuadruplicó entre 2011 y 2017 y puede sentar las bases de un futuro global que permita más accesibilidad a las drogas. 

La ONU pide regular las criptomonedas, usadas en los pagos porque son muy difíciles de rastrear, para frenar el crecimiento de este mercado.

Aunque los mercados de drogas estuvieron bloqueados temporalmente durante la primera fase de la pandemia, se recuperaron con suma rapidez. Es más, aceleró ciertas dinámicas como el envío de grandes cantidades de drogas en transportes marítimos debido a que el paso de las llamadas "mulas" se veía imposibilitado por las restricciones de viajes. 

La Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD) habla, por ejemplo, de cómo ha aumentado el uso de aviones ligeros para transportar cocaína desde Latinoamérica durante la pandemia, o el creciente tráfico a través de la Hidrovía Paraná-Paraguay. Por esto, pide más control de las licencias de piloto o la compra de fuel de aviación y vigilancia en los puertos que conectan varios países con el Atlántico.
 

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario