MUNDO Gabriela Brimmer > Gabriela Brimmer > discapacidad

DISCAPACIDAD Y LIBERTAD

La mexicana Gabriela Brimmer es homenajeada por Google

La escritora mexicana con paralisís cerebral de nacimiento, Gabriela Brimmer, cumpliría 75 años en el día de hoy (12/09). Un repaso por su vida, obra y logros como haber sido madre adoptiva.

Un 12 de septiembre de 1947 nacía la poetisa mexicana Gabriela Raquel Brimmer Dlugacz, escritora y activista por los derechos de las personas con discapacidad, quien había nacido con parálisis cerebral tetrapléjica grave. El día de hoy (12/09/22) Gabriela Brimmer cumpliría 75 años y es por ello que Google la homenajea en el Doodle, alterando temporalmente su logotipo.

Gabriela Brimmer fue una mexicana con ascendencia judía que había nacido con parálisis tetrapléjica. La grave enfermedad de nacimiento le impedía mover cualquier parte de su cuerpo inclusive realizar expresiones faciales, a excepción de su pie izquierdo.

gabriela-brimmers-75th-birthday-6753651837109499.4-law.gif

La movilidad del pie izquierdo llevaría a Gabriela Brimmer a poder comunicarse a través de un tablero con letras del alfabeto y colocado a los pies de su silla de ruedas. Ello la conduciría a realizar sus obras, con la ayuda de sus dedos plantares izquierdos y una máquina de escribir bautizada por ella misma como Che Guevara.

Las obras literarias y autobiográficas de la mexicana más conocidas: Gaby Brimmer en 1979 y Gaby, un año después, la primera fue publicada con la ayuda de la periodista franco-polaca-mexicana, Elena Poniatowska.

image.png

Los padres de esta escritora mexicana y activista con discapacidad descubrieron dicho trastorno congénito muscular cuando de bebé, Gabriela se hacía arco de la cabeza a los pies por los típicos espasmos de la parálisis cerebral.

En relación a ello, la periodista colaboradora de la autobiografía de Gaby, Elena Poniatowska, sostuvo:

La primera vez que vi a Gaby no me atreví a mirarla. Me desconcertaban sus espasmos, el hecho de que se arqueara en la silla o echara totalmente la cabeza para atrás, descoyuntándose. Sin embargo, su mirada confiada, cálida y sobre todo alegre me hicieron que buscara sus ojos, apoyarme en ellos La primera vez que vi a Gaby no me atreví a mirarla. Me desconcertaban sus espasmos, el hecho de que se arqueara en la silla o echara totalmente la cabeza para atrás, descoyuntándose. Sin embargo, su mirada confiada, cálida y sobre todo alegre me hicieron que buscara sus ojos, apoyarme en ellos

En su niñez, Gabriela Brimmer se las ingeniaba para arrastrarse por el suelo, pero ello le producía múltiples escaras y ampollas. Pronto, los servicios de una nana fueron necesarios e indispensables y entonces, Florencia Morales Sánchez, quien había llegado al hogar Brimmer únicamente para realizar tareas domesticas, se convirtió en su fiel cuidadora a "capa y espada".

Por tanto, la extensión de esa corporalidad casi inmóvil de Gabriela sería Florencia Morales Sánchez. De hecho, como cuidadora la acompañaba a sus lecciones y clases, además de alzarla en brazos, subirla al automóvil y asearla.

La entrega de esta nana para con Gabriela fue tan mayúscula que gracias a ella notaron la capacidad de Gaby para comunicarse. “Fue por Florencia que se dieron cuenta que yo me podía comunicar con el cerebro a través de mi pie izquierdo porque yo jugaba con ella, le devolvía la pelota”, dijo Gabriela en su autobiografía.

En 1987 se estrenó una película del cineasta Luis Mandoki, basada en la vida de Gabriela Brimmer y cuyo guion fue elaborado en conjunto por la periodista Poniatowska, Martín Salinas, Michael James Love y hasta por la propia Gaby.

image.png

La "boca-pie" de Gaby, como ella misma llamaba a su don innato de mover su pie izquierdo pese a la parálisis cerebral, le permitió no solo redactar producciones literarias con una máquina de escribir- hecho descubierto por sus tíos Otto y Betty Modley- sino también, tejer y pintar.

Cuando Gabriela Brimmer había estado internada en un Centro de Rehabilitación en Baltimore, Estados Unidos y al cuidado de sus tíos maternos Otto y Betty Modley éstos advirtieron que su sobrina podía utilizar la máquina de escribir eléctrica con sus dedos plantares izquierdos. Por ello, los Modly anotaron acertadamente a Gaby en un curso de terapia ocupacional en pos de que pueda utilizar la máquina, abriéndole así una posibilidad sin fin para manifestar sus competencias cognitivas.

En cuanto a su educación formal, Gabriela Brimmer cursó su primaria tras aprender a escribir mecanográficamente con su pie izquierdo en el Centro de Rehabilitación de Mariano Escobedo y su secundaria en la Escuela 68 en Tlacopac y en la Preparatoria 6 de Coyoacán. La ayuda desinteresada de un profesor en dicha secundaria de nombre Jorge Aguilar Mora, introdujo a Gaby en su afición a las poesías.

Más tarde, entre 1971 y 1974, Gabriela cursaría tres semestres de la carrera de Sociología en la Facultad de Ciencias Políticas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y otros tres semestres allí, en el área de Periodismo.

Con respecto a la visibilización de la condición de discapacidad, Gabriela Brimmer en su autobiografía hace indudable la marginación, exclusión y el ocultamiento de las personas con algún tipo de discapacidad, a lo largo de la historia de la humanidad:

¿Sabes lo que es tener parálisis cerebral? Es tener tanta inteligencia, tantos anhelos y sueños como cualquier persona, pero dentro de un cuerpo que no responde, manos que no obedecen, piernas que no quieren caminar, lengua que no puede expresar los pensamientos y también, con frecuencia, es sentir el rechazo de las personas que no la tienen, ni entienden. Es soñar con ser amada como mujer y enfrentarse a lo que casi es imposible: desear un hijo y abrazar y amar, y llorar mucho pero no alcanzar lo que otras mujeres tienen sin apreciarlo ¿Sabes lo que es tener parálisis cerebral? Es tener tanta inteligencia, tantos anhelos y sueños como cualquier persona, pero dentro de un cuerpo que no responde, manos que no obedecen, piernas que no quieren caminar, lengua que no puede expresar los pensamientos y también, con frecuencia, es sentir el rechazo de las personas que no la tienen, ni entienden. Es soñar con ser amada como mujer y enfrentarse a lo que casi es imposible: desear un hijo y abrazar y amar, y llorar mucho pero no alcanzar lo que otras mujeres tienen sin apreciarlo

Por su parte, el soporte físico de su nana Florencia y su propia solvencia económica, heredada y autogestionada, llevó a Gabriela Brimmer a la adopción de una bebé llamada Alma, a sus treinta años.

Finalmente, la gaviota de alma Gabriela Brimmer fundó en México la Asociación para los Derechos de Personas con Alteraciones Motoras (DEPAM) en el año 1989, gracias a su contacto permanente con el Movimiento de los Inválidos en San Francisco en los 70.

Más contenido en Urgente 24

4 tenedores libres imperdibles en Buenos Aires

Expectativa de aumento de la tasa de interés en 550 pbs

¡Se incendia el Instagram de Bárbara Diez! Los K, M y L la carpetean desde Twitter

Billetes de $5 vendidos a $1.000.000 de pesos: Cuáles son

C5N, El Destape y Página12 unidos por la vecina de CFK, influencer AFI y Rappi

Dejá tu comentario