JUNTOS BIEN alimento > hígado > dieta

ESTUDIO ADVIERTE

Hígado graso: Cuidado con este alimento que usas a diario

Para prevenir y combatir el hígado graso hay que hacer un cambio clave en la dieta: reduzca el consumo de este alimento.

Hígado graso es cuando hay demasiada acumulación de grasa en el hígado, un órgano que cumple tareas muy importantes. Esta enfermedad es una de las que actualmente más alarma al mundo. Y es que, la incidencia de la enfermedad del hígado graso no alcohólico ha crecido en los últimos años. Uno de los factores que más incluye es la dieta. Por eso, los expertos insisten tanto en seguir una alimentación saludable, y moderar -entre muchas otras cosas- el consumo de un alimento que todos tienen en casa y que usan a diario: Sal añadida.

Alimento malo para el hígado

Se sabe ampliamente que el alto consumo de sal en la dieta está asociado con presión arterial alta, mayor riesgo de enfermedad cardiovascular, resistencia a la insulina, sobrepeso, y más. Pero, también demasiada sal añadida se vincula con la enfermedad del hígado graso no alcohólico (NAFLD por sus siglas en inglés)

"Consumir demasiada sal puede aumentar el riesgo de NAFLD. Se recomienda limitar la ingesta de sodio a menos de 2300 miligramos por día. Las personas que tienen presión arterial alta deben limitar el consumo de sal a no más de 1500 mg por día", indica el sitio especializado Healthline.

En ese sentido, un estudio publicado por Cambridge University Press, advierte sobre la relación entre el consumo elevado de sal y el hígado graso.

En concreto, los investigadores analizaron la asociación entre la ingesta de sodio en la dieta y la enfermedad del hígado graso no alcohólico en la población de EE. UU.

Para el estudio se analizaron los datos de 11 022 participantes (5293 hombres y 5729 mujeres) con una edad media de 50 años.

¿Qué encontraron los investigadores? "Los hallazgos del estudio actual indican que la ingesta de sal en la dieta se asocia positivamente con NAFLD en adultos de EE. UU", escriben los autores.

Y agregan: "Esta asociación se atenuó un poco, pero siguió siendo significativa incluso después de ajustar por separado el IMC, la hipertensión, la hipercolesterolemia y la diabetes".

Alimentos prohibidos hígado graso

Prevenir o combatir el hígado graso implica varios cambios en la dieta, no sólo moderar el consumo de sal. Por eso, los Institutos Nacionales de Salud (NIH) de Estados Unidos, recomiendan:

  • Limitar la ingesta de grasas, que son altas en calorías y aumentan la probabilidad de que la persona desarrolle obesidad
  • Reemplazar las grasas saturadas y grasas trans de la dieta por grasas insaturadas, especialmente ácidos grasos omega-3, que podrían reducir la probabilidad de una enfermedad cardíaca en las personas que tienen enfermedad del hígado graso no alcohólica
  • Evitar alimentos y bebidas que contengan grandes cantidades de azúcares simples, especialmente fructosa. La fructosa se encuentra en los refrescos endulzados, bebidas deportivas, té endulzado y jugos. El azúcar de mesa, conocida como sacarosa, se convierte rápidamente en glucosa y fructosa durante la digestión y, por lo tanto, es una fuente importante de fructosa.

¿Qué alimentos son buenos para eliminar el hígado graso?

En general, se recomienda seguir una alimentación saludable para mejorar la salud del hígado, pero si se trata de una dieta en específico, algunos expertos aconsejan la dieta mediterránea.

En un artículo publicado en Harvard Health, de la Universidad de Harvard, se indica que esta dieta es un buen ejemplo de un patrón de alimentación saludable y que puede ser muy útil para combatir el hígado graso.

"Está claro que las dietas de estilo mediterránea pueden ayudar a disminuir la grasa del hígado, lo que ayuda a prevenir o posiblemente revertir la NAFLD", indican.

Ahora bien, los expertos dicen que es importante comer principalmente alimentos integrales, incluyendo las verduras, las bayas, los huevos, las aves de corral, las carnes alimentadas con pasto, las nueces y los granos integrales.

También dicen que son importantes las grasas, pero las saludables, como las grasas monoinsaturadas que se encuentran en el aceite de oliva y los aguacates y las grasas omega-3 que se encuentran en las nueces y los pescados grasos como el salmón y las sardinas.

¿Qué tan grave es el hígado graso?

La acumulación de grasa excesiva en el hígado puede traer serias consecuencias. En algunos casos, el hígado graso no alcohólico puede terminar dañando el hígado hasta el punto en que se desarrolla cirrosis.

La cirrosis es una afección grave, y muchas veces letal, que implica la presencia de extensa fibrosis (áreas de cicatrización) en el hígado.

Esta enfermedad puede afectar el funcionamiento del hígado, aumentar el riesgo de cáncer de hígado, o provocar insuficiencia hepática terminal, es decir, que el hígado deja de funcionar.

-------------------------

Más contenido de Urgente24

El alimento tóxico que se asocia con cáncer de colon

El signo de deterioro cognitivo que aparece al ir al baño

El ejercicio que recomienda Harvard si nunca tienes tiempo

La fruta que mejora el colesterol y aconsejan comer a diario

¿Café torrado o tostado? Lo que no te dijeron y debes saber

Te puede interesar

    Dejá tu comentario