JUNTOS BIEN huevo > alimento > dieta

¿ES SEGURO PARA COMER?

Esto es lo que debes hacer si ves una mancha roja en un huevo

Si abres un huevo y notas una mancha roja, podrías pensar en muchas cosas. Esto es lo que expertos recomiendan hacer con el alimento.

Los huevos son un alimento increíblemente nutritivo, de bajo costo, muy versátil para cocinar y con innumerables beneficios para la salud. Este alimento es uno de los preferidos para incluir en la dieta, especialmente en el desayuno, pero ¿y si el huevo tiene algo rojo?

Si abres un huevo y notas una mancha roja en la clara o la yema, lo más probable es que te preguntes ¿Se puede comer? ¿Es seguro para consumir? ¿Qué pasa si al huevo le sale algo rojo? ¿Qué son las pequeñas manchas de sangre en el huevo? He aquí lo que debes saber y seguro nunca te dijeron.

Huevo con mancha roja: ¿Es seguro para comer?

Encontrarse un huevo con una mancha de sangre no es tan común como algunos creen, sin embargo, es posible que si esto te llega a pasar, pierdas el apetito o prefieras buscar otras cosa para comer.

Se calcula que la frecuencia de manchas de sangre en los huevos es inferior al 1% en todos los huevos puestos en fábricas comerciales, indica el sitio especializado Healthline.

Ahora bien, la pregunta más importante y que muchas personas se hacen es, si el huevo tiene algo rojo ¿se puede comer? Es comprensible que esto te preocupe, y en general, los expertos dicen que.

Algunos organismos, como el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA por sus siglas en inglés), afirman que los huevos con manchas de sangre son seguros para comer.

¿Qué pasa si el huevo tiene una mancha de sangre?

El USDA explica lo siguiente acerca de los huevos con una mancha de sangre:

Las manchas de sangre son causadas por la ruptura de uno o más pequeños vasos sanguíneos de la yema en el momento de la ovulación. No indica que el huevo no sea seguro”.

El Instituto de Estudios del Huevo coincide, y ante la pregunta ¿son comestibles los huevos con manchas rojas o "nubes" en la clara? esta ha sido su respuesta:

"Las manchas rojas que pueden aparecer en la yema no tienen importancia y se pueden retirar con la punta de un cuchillo limpio. La clara también puede tener 'nubes' que tampoco alteran la calidad del huevo y además son indicios de frescura".

Claro está, es muy importante que, independientemente de si el huevo tiene una mancha de sangre, o no, esté bien cocido para comer.

Y es que, el consumo de huevos crudos o poco cocidos, tengan o no manchas de sangre, aumenta el riesgo de salmonelosis.

La salmonelosis es una infección causada por la bacteria Salmonella que puede provocar síntomas como: diarrea, fiebre, náuseas, vómitos, cólicos estomacales, dolor de cabeza, escalofríos e incluso sangre en las heces.

Otros cambios en los huevos

Las manchas rojas no son el único cambio en los huevos que pueden llamar la atención. De acuerdo con el USDA, la variación del color del huevo se debe a muchos factores.

“Una clara de huevo turbia (albúmina) es una señal de que el huevo está muy fresco. Una clara de huevo clara es una indicación de que el huevo está envejeciendo", reseña el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos.

Y continúa: "La clara de huevo rosada o perlada (albúmina) indica deterioro debido a la bacteria Pseudomonas. Algunos de estos microorganismos, que producen un pigmento verdoso, fluorescente y soluble en agua, son perjudiciales para los humanos”.

En este último caso, lo recomendable es que el huevo se deseche.

Asimismo, el USDA dice que "el color de la yema varía en tonos de amarillo según la dieta de la gallina. Si come muchos pigmentos vegetales de color amarillo anaranjado, la yema será de un amarillo más oscuro".

---------------

Seguí leyendo en Urgente24

Este es el alimento que una oncóloga nunca come y la mayoría sí

El alimento poderoso que combate la diabetes, es barato y Harvard avala

Otro edulcorante asociado con un efecto adverso peligroso, según estudio

Este nutriente que a muchos les falta mejora el estado de ánimo

La cáscara de naranja puede ser la clave para mejorar el corazón