OPINIÓN

DÍAS DE PANDEMIA

Aprendiendo a ser un tonto

'El Bigote', Raúl Acosta, integra la legión de argentinos que recibió la dosis 1 de Sputnik pero no ha llegado la dosis 2 cuando ha pasado hasta el tiempo límite enunciado por los funcionarios, quienes ahora afirman que es un tiempo arbitrario, blablablá, todo lo que dicen cuando deben explicar que están en falta, que otra vez incumplieron, que nuevamente estafaron a la credibilidad colectiva. De paso, el periodista explica las preocupaciones de aquellos a quienes cada semana les prometen millones de vacunas que alguna vez vendrán pero ya Pedrito fue devorado por el lobo feroz: 76.693 fallecidos a las 18:00 del 29/06/2021.

ROSARIO. Es rápido, en Argentina, el aprendizaje para ser un tonto de capirote, un bobo, un desorientado que no sabe que trole hay que tomar para seguir.

Un curso veloz se ofrece con los discursos y declaraciones periodísticas de Alberto Ángel Fernández, porteño… y abogado. La mas deliciosa que en los próximos nueve días espera organizar el tema sanitario; no me enoja que se lo haya dicho a un periodista de los nuevos medios de comunicación, tampoco que lo haya dicho, me fastidia que nadie replica. 

Epidemiólogos, infectólogos, cientistas de toda laya deberían decir aquello tan sencillo de J. H. Pestalozzi: “paso a paso y acabadamente” … así la educación, así todo lo consistente. Fernández no define consistencia con sus dichos. En el tema salud es el Presidente de la Peste. Es su tema, acaso el único y ya es visible que la muchacha del arrabal platense no pretende ser protagonista en la guerra contra el virus. Lejos de Cristina, doña Florencia Nightingale. No fue, no es lo suyo.

Hay un Presidente de la Peste. Está solo y parece el Viejo Matías, de Víctor Heredia, en la estación de trenes de Paso del Rey. Lo aconsejan mal, le informan peor. Su incontinencia verbal provoca el despropósito, a veces murmura cada cosa…

En todas las farmacias hay algún producto de Pfizer, debo resaltarlo con mayúscula: Existeeee, es una marca real en el mercado de la farmacopea comercial. Veamos un punto: la vacuna se inocula en el mundo.

Veamos otro punto, en Argentina fuimos parte de la experiencia sobre su posible utilidad (si me avisaban, yo hubiese sido voluntario) por tanto andaba por aquí el principio activo de esa defensa contra la Peste.

Añadamos –obligada reiteración- otro punto: el producto vacuna Pfizer se usa en buena parte del mundo que, es evidente, ha resuelto el problema de imposible solución en Argentina: Estado / Empresa / Contrato / Salud /Pago y forma de pago.

En mi estudio acelerado para campeón de las boberías yo tengo que escuchar las excusas de G.G.G., el Ginés que decía que la Peste no venía. Já. Seguro que fue uno de los consejeros del porteño… y abogado. Vino la Peste y las vacunas no vinieron. Verbo en tránsito: no están viniendo como se debe.

Como bobería suplementaria el yerno del viejo Gold, aquel brillante militante del PC, también brillante con los negocios industriales/comerciales y de holding (significa muchos huevos en distintas canastas) para los cuales demostró una genuina habilidad, el que donaba dinero para que siguiese saliendo Le Monde Diplomatique, convenció al Presidente que todo era un trámite. Ni todo es eso ni es un trámite, apenas un lío con otra vacuna.

Para cerrar el tema vacunas. Por la vía LATAM a Chile primero por mil dólares, llego a Miami, por AA dos mil. Para vacunarme. Tal vez con la Pfizer. Que me la regalan… o casi.

Algo es seguro, soy un paria que el destino está empeñado en deshacer; el 20 de marzo recibí la mitad de una Sputnik, desde esa fecha no me vacuno contra la gripe, tampoco contra la neumonía, ambas vacunas anuales que conservo en la heladera esperando la segunda parte de la rusa que, ay, no llega y acaso no llegue. Como tontera extracurricular se lee que la vacuna rusa es segura si son dos dosis pero con una alcanza. En que quedamos… es una o dos dosis… ¿es lo mismo un burro que un gran profesor ?… ¿Si? Soy un gil, estoy esperando la segunda dosis.

Ah… inmunidad de rebaño tenemos desde el 17 de octubre de 1945 y febrero del 1946, desde entonces todos somos peronistas. Viva Perón Quijano. Está entre mis dones la pre monición, hace tiempo que sé que peronistas somos todos. No tuve que emigrar como Gino Germani porque yo acepto de buen grado ser peronista. Es mas, lo difundo, tengo cursillos sobre el tema. Ahora por zoom, pero ya quedan pocos alumnos. Todos están avivados del modo peronista, es  nuestra genética.

En anteriores cursos de la tontería urbana asumí que la inflación no existe, lo mismo que la censura y la discriminación. Eso me deja tranquilo. Los cursillos a distancia de tonterías suburbanas me otorgaron diplomas sobre impuestos al trigo y la soja, pero no al kafir, sorgo y otras yerbas y que el maíz es alimento para la nafta. Entendí el problema siquiátrico de las vacas que no se embarazan mas y su triste destino y de qué modo esto aflige al presidente y a los frigoríficos chinos.

A tal punto llega mi capacidad de atontamiento que vivo al borde del Río Paraná y nada pregunto de Hidrovía, Caja Negra de muuuucho valor que asumió el Movimiento Evita y que era de “Vino Caliente” Don Hermes Juárez, el que bancaba a todos los intendentes de la ribera del Paraná. Dólares que no has de negrear déjalos correr. Ahora se van para Pérsico and Co. (y filiales locales).

Para junio estoy anotado en elecciones postergadas y listas completas, fraude barrial y bolsones de comida. Cursillos fáciles de entender, explicar y difundir. Lo de las drogas, el barrio y los soldaditos no, eso no, no se cómo explicarlo y  me dicen que los que aprenden no se olvidan mas, pero no sirven para nada mas. Es gratis pero no creo que me anote, sale caro, conozco cada comisario y cada diputado que no han podido dejar de pagar la cuota por meter las narices donde no hacía falta.

Se que es difícil ser vivo y parecer un tonto indisimulable, pero poco a poco aprendo, ya voy a llegar y entonces seré como Felipe Solá. Uno verdadero argentino típico.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario