NO RETROCEDERÁ EN LOS DESPIDOS

Air France: "No es la imagen de los empleados de la empresa"

El Gobierno francés pidió a la compañía Air France y a los representantes de los trabajadores que sigan negociando. La última vez que la compañía llevó a cabo despidos forzosos fue en 1993. Air France denunciará a los sindicalistas responsables de la agresión a ejecutivos por violencia agravada: "Estos ataques han sido realizados por individuos aislados y particularmente violentos". También se anticipó: "Este tipo de acciones no harán que dé marcha atrás en el recorte de plantilla".

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). La compañía aérea gala Air France ha vivido este lunes 05/10 un verdadero caos cuando un numeroso grupo de empleados de la compañía ha irrumpido en su sede y ha atacado a varios directivos. Como respuesta a esta inusual situación, la compañía ha condenado la violencia y ha anunciado acciones legales.
 
"Lo que hemos visto esta mañana no es la imagen de los empleados de la empresa", ha lamentado Xavier Brosseta, responsable de Recursos Humanos. Precisamente Brossceta ha sido el protagonista de una de las imágenes más impactantes del asalto, ya que para poder huir ha tenido que saltar una verja con la camisa hecha jirones.
 
A través de un comunicado difundido a los medios, la compañía ha asegurado que "estos ataques han sido realizados por individuos aislados y particularmente violentos" y que la manifestación del personal en huelga se estaba desarrollando con calma, al margen de estos incidentes.
 
Desde ha compañía han condenado este “asalto físico” y han anunciando que emprenderán acciones legales contra los responsables por “violencia agravada”.
 
-----------------------
 
 
 
 
 
-----------------------
 
Horas antes, los sindicatos de la aerolínea habían convocado una jornada de paros que ha tenido poca incidencia en el tráfico de la compañía, y una manifestación en las puertas de la sede social de Air France, situada en las proximidades del aeropuerto parisiense de Roissy-Charles de Gaulle.
 
Entonces, decenas de trabajadores de la aerolínea francesa Air France entraron en la sede del grupo y agredieron a miembros de un Comité de Empresa en el momento en el que explicaban a los representantes sindicales sus planes de ajuste, que pasan por la reducción de un 10 % de su oferta de vuelos, lo que se traducirá en la supresión de 2.900 puestos: los más afectados serán el personal de tierra, donde se prescindirá de 1.700 personas, seguidos por los tripulantes de cabina (900) y los pilotos (300).
 
Un grupo de trabajadores logró superar las barreras de seguridad que les impedían la entrada al lugar de la reunión, lo que provocó la suspensión del Comité y degeneró en incidentes con algunos miembros de la dirección.
 
Mientras que el presidente de Air France, Frédéric Gagey, abandonaba de forma precipitada el lugar al ver entrar a los trabajadores, estos rodearon al director de recursos humanos, Xavier Broseta, a quien desgarraron la camisa.
 
La dirección condenó esos hechos y anunció que presentará una denuncia por "violencia agravada".
 
En el interior tenía lugar un Comité de Empresa en el que la dirección 
 
La vez anterior que la compañía llevó a cabo despidos forzosos fue en 1993, lo que provocó semanas de paros y costó el puesto al entonces CEO, Bernard Attali.
 
El CEO de Air France, Alexandre de Juniac, ha forzado la confrontación con los pilotos tras verse obligado el año pasado a descartar sus planes para establecer una aerolínea de bajo coste fuera de Francia. Los empleados respondieron a esta propuesta con una huelga de dos semanas, que costó a la compañía 500 millones de euros y obligó al Gobierno a intervenir.
 
El Gobierno ha instado a la compañía y a los representantes de los trabajadores a seguir negociando para intentar reducir la cifra de despidos. El recorte de plantilla no podrá llevarse a cabo antes de mediados de diciembre, ya que la ley francesa obliga a dejar en torno a dos meses para que las partes acuerden una solución alternativa.
 
Tras el ataque que han sufrido sus directivos en el aeropuerto parisino Charles de Gaulle, Air France ha decidido posponer la reunión. Además, ha asegurado que este tipo de acciones no harán que dé marcha atrás en el recorte de plantilla.
 
No es la primera vez que los trabajadores franceses deciden pagar las decisiones de la empresa atacando a sus directivos, según recuerda el diario británico The Guardian. Desde 2009, la escalada de la crisis financiera ha tensado las relaciones laborales y varios altos mandos han sido rehenes de trabajadores descontentos y furiosos con sus compañías.
 
Uno de los casos más sonados y más recientes fue en enero de 2014, cuando los trabajadores de una fábrica de la marca de neumáticos Goodyear en el Norte de Francia encerraron a dos administradores y aseguraron que los mantendrían como rehenes hasta que se diera una respuesta satisfactoria a sus peticiones.
 
Olivier Labarre, director de la consultora de recursos humanos BTI, explicó al periódico francés Libération en 2009 que “eso pasa en todas partes”. “Que yo sepa, tomar a los jefes como rehenes es típicamente francés. Es la naturaleza del diálogo social en nuestro país”.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario