MUNDO Brasil > Lula da Silva > União Brasil

AMIGOS CON CONDICIONES

União Brasil complica a Lula da Silva para las municipales 2024

União Brasil es un partido clave en la coalición de Lula da Silva. Atraviesa un duro debate que incluye candidatos propios en 9 de las 10 grandes ciudades.

El 3er, bloque más importante en la Cámara de Diputados de Brasil es el de União Brasil, donde ocurre una intensa batalla por la continuidad o finalización de su alianza con Luiz Inácio Lula da Silva y el PT gobernante.

"La Unión hace la fuerza!" es el lema fundacional del partido político de derecha, fundado el 06/10/2021 por la fusión de Demócratas (DEM) y Partido Social Liberal (PSL).

União Brasil es el principal partido de base de la coalición de Lula da Silva. Es complicadísimo de explicar y el origen de muchos debates dentro del espacio: DEM era un rival histórico del PT, y el PSL fue el partido que acogió al expresidente Jair Bolsonaro y su grupo político en las elecciones de 2018.

El partido trabó alianza con Lula da Silva pese a que su presidenciable para la 1ra. vuelta 2022 fue Soraya Vieira Thronicke, senadora federal por Mato Grosso del Sur y partidaria de Jair Bolsonaro.

Ministros

La directiva en ese momento fue:

  • Presidente: Luciano Caldas Bivar,
  • Vicepresidente: Antônio E. Gonçalves,
  • Secretario general: Antônio Carlos Peixoto de Magalhães Neto (ACM Neto).

En días recientes, Bivar fue cesado en medio de un escándalo que conmoció al joven partido, y el titular hoy es Antônio de Rueda.

Hoy, União Brasil tiene 3 ministerios en el gobierno Lula:

  • Turismo, con Celso Sabino;
  • Comunicaciones, con Juscelino Filho, e
  • Integración Regional, con Waldez Góes.

El debate

En las elecciones municipales de 2024, el partido no irá en lista común con el PT en 9 de las 10 principales capitales brasileñas. Por ejemplo, São Paulo.

En la ciudad más poblada de Brasil, União tendrá su propia candidatura: el diputado federal Kim Kataguiri (SP) competirá con Guilherme Boulos (PSOL), apoyado públicamente por Lula.

La ejecutiva nacional del Partido de los Trabajadores (PT) confirmó otras 31 precandidaturas o apoyos a las elecciones municipales. De la lista, 2 son de União Brasil y otros 2 del MDB. ¿Esto es dramático o es una convención de toda alianza dinámica? En Brasil la flexibilidad de alineamientos es parte de la cultura política y cultural. Pero si União hace una buena elección, querrá mantener la tendencia en 2026.

Dicen que la União quiere tener su propia candidatura presidencial en 2026: la del gobernador de Goiás, Ronaldo Caiado. Al menos esto dice Caiado.

Entonces, la salida del partido del gobierno de Lula da Silva no debería extender más allá del 1er. semestre 2025, explican quienes apoyan este proyecto.

Por ejemplo, ACM Neto, ahora vicepresidente del partido.

Celso Sabino.jpg
Ministro Celso Sabino.

Ministro Celso Sabino.

Lulistas

Sin embargo, el ministro de Turismo desde hace casi un año, Celso Sabino, cree que União Brasil está en camino de apoyar una posible candidatura a la reelección del presidente Luiz Inácio Lula da Silva en 2026.

Esto lo dijo pese a que el gobernador de Goiás, Ronaldo Caiado, partidario de Sabino, intenta viabilizar su nombre como precandidato en la disputa.

Además de Turismo, Sabino es -detrás de escena- el coordinador con el Parlamento, y dedica gran parte de su agenda al diálogo con los parlamentarios.

Él es el nexo con el presidente de la Cámara de Diputados, Arthur Lira (PP-Alagoas), desde que éste rompió relaciones con el ministro de la Secretaría de Relaciones Institucionales, Alexandre Padilha.

Le preguntaron a Sabino: -¿Cómo será la relación del partido con el gobierno después de las elecciones?

Respuesta: -Hay una disputa regional en prácticamente las 5.000 ciudades de Brasil. Las ciudades en las que União no caminará junto al PT son aquellas en las que no sólo União sino también MDB, PSD, PSOL, PSC, PSB (N. de la R.: otros partidos aliados a Lula) caminarán contra el PT. No hay ninguna directiva del partido que vaya en contra del Partido de los Trabajadores. Al contrario. En la mayoría de las ciudades donde sea oportuno y haya conciliación de ideas, agenda, política, la União caminará con el PT.

Pregunta: -Ya tiene un nombre en su partido, Ronaldo Caiado, que se presenta como precandidato a la presidencia en 2026. ¿Cree que União Brasil tendría que apoyar la eventual reelección de Lula?

Respuesta: -Entiendo el deseo personal del gobernador Caiado, pero União Brasil aún no se ha pronunciado con relación a la candidatura presidencial para 2026. Incluso yo, personalmente, creo que es mucho más probable que la União camine con el presidente Lula que correr riesgos en una aventura de presentar un candidato.

Pregunta: -Su partido apoya la candidatura del diputado Elmar Nascimento (BA) a presidente de la Cámara, pero el gobierno prefiere a Marcos Pereira (Republicanos-SP). ¿Cómo has estado actuando?

Respuesta: -Nunca me informaron de esta resistencia dentro del gobierno en relación al nombre del congresista Elmar. Y trabajo en la Cámara, en el gobierno... Al contrario. Veo al diputado Elmar con una excelente relación con el ministro Rui Costa (de la Casa Civil), con el ministro Padilha, con otros ministros del gobierno. Lo veo con mucho tráfico.

Pregunta: -El gobierno atraviesa otro período turbulento en su relación con el Congreso. Como parlamentario y como ministro, ¿qué se necesita para que esta relación finalmente vuelva a encarrilarse?

Respuesta: - ¿Más? En la reunión del lunes (13/05), una de las declaraciones del Presidente (Lula) fue que el gobierno no perdió nada en el Congreso. Si se afina aún más me preocupa, porque ya está afinado. El gobierno ha obtenido importantes victorias. Por supuesto, en una democracia, los gobiernos tienden a discutir sus cuestiones dentro de las esferas de poder. No veo ninguna dificultad para el gobierno con el Congreso Nacional.

Pregunta. -El presidente Arthur Lira se ha quejado de la coordinación del gobierno.

Respuesta (irónico): -Quizás el Presidente Lula no tenga una relación tan estrecha con el Presidente Arthur como la que tiene con la Primera Dama; Ni siquiera el presidente Lira tiene una relación tan estrecha con el presidente Lula como con Ângela, que es su esposa, pero han hablado mucho y la agenda de Brasil ha destacado.

ronaldo-caiado-e-o-atual-governador-do-estado-de-goias.jpg
Ronaldo Caiado, gobernador de Goiás.

Ronaldo Caiado, gobernador de Goiás.

El Lado B

Vayamos ahora a ACM Neto, el vicepresidente del partido, crítico de Lula da Silva. Él le concedió (¿u ordenó) una entrevista con Correio da Bahia, el diario de su familia. El espacio concedido a la entrevista fue una exageración porque se publicó en 3 capítulos durante 3 días diferentes. Es evidente que querían enviar un mensaje (o varios). Aquí algo del 1er. día (recordar que tiene 3 ministros en el gabinete de Lula da Silva pero que contradice en casi todo a Sabino, el ministro de Turismo). Inevitables preguntas: ¿Las diferencias son pactadas o reales? ¿Es para forzar la elección de sus candidatos en las presidencias del Legislativo?:

-Usted dijo que la caída de la popularidad del gobierno de Lula se produjo porque los votantes están frustrados con el Presidente. ¿No despegó el gobierno? ¿Por qué?

-Estoy seguro de que el gobierno no despegó. Vemos un gobierno envejecido. Un gobierno que permanece estancado en el pasado, ya sea en la práctica política o en las acciones y planes de trabajo y de gobierno mismo. En las prácticas políticas, porque no supieron llevar a cabo una construcción política más amplia, reeditaron la lógica del pasado, del propio PT, del toma y daca. Un gobierno extremadamente dominado por miembros del PT. Entonces no es un gobierno plural. Otros partidos ocupan espacios periféricos y menos relevantes. Y cuando se trata de discutir la agenda del país, cuando se trata de discutir políticas públicas, prioridades, rumbos y caminos, esas discusiones se dan intramuros, exclusivamente, entre miembros del PT. Por lo tanto, es un gobierno que huele a humedad en relación con la práctica política. Y también huele a humedad en relación a las acciones del gobierno, a los proyectos de país. Algunas medidas fueron retomadas correctamente del pasado, reeditadas, pero todo quedó ahí. Es un gobierno que no tiene novedades, que no tiene señales de futuro. Es un gobierno que no discute el Brasil del mañana. Es un gobierno que no trae proyectos que rompan con la lógica que nos trajo hasta aquí, los mismos problemas que vivimos en áreas esenciales de la población, principalmente educación, salud, seguridad, vivienda y lucha contra la desigualdad. Es un gobierno que no tiene un plan de desarrollo económico para el país. Es un gobierno que, hasta ahora, ha coqueteado con la irresponsabilidad fiscal. Prueba de ello es que Brasil hasta ahora no ha podido lograr una reducción más significativa de las tasas de interés. Seguimos teniendo tipos de interés muy altos. Mientras estas tasas de interés no bajen, la economía real no crecerá y no tendremos una recuperación al ritmo que Brasil necesita para generar empleos y expansión económica.

-¿Cómo ve los conflictos entre el gobierno y el Congreso? ¿Uno de los conflictos se debe a la desgravación fiscal sobre la nómina?

-El gobierno recurre a un método obsoleto de articulación política. El gobierno se fue al por menor, utilizando la misma vieja práctica, que es intentar negociar la ocupación de cargos y enmiendas parlamentarias. Lo que notamos en Brasilia es que el gobierno cree que está dando mucho y el Congreso cree que está recibiendo poco. Fueron pocas o casi inexistentes ocasiones en las que se sentó a discutir la agenda de Brasil. Y la exención (tributaria) es un claro ejemplo de ello. El gobierno tiene una visión en cuanto a alivio fiscal, y el Congreso tiene una visión diferente. Estoy de acuerdo con el Congreso en este tema. Creo que Brasil necesita facilitar la creación de empleo, necesita reducir la carga de la contratación formal en este país. Esta es la cuestión fundamental de la desgravación fiscal sobre la nómina. Y entonces el gobierno, en lugar de intentar agotar al máximo la posibilidad de negociación, admitir que ha cedido y llegar a un punto de convergencia a través de la negociación en torno a la agenda, no, quiere imponer una situación al Congreso. No satisfecho con la derrota, el gobierno acudió al Poder Judicial y, tras una decisión del Supremo Tribunal Federal, logró revertir una posición adoptada por el Congreso Nacional. Este es un claro ejemplo de una mentalidad política que no honra ni prioriza la articulación del bien, que es la discusión de temas y se cede aquí y se gana allá. Un proceso de alto nivel, un proceso en el que se discute el país. Esa sería una oportunidad. Estaba claro que el gobierno no sabe cómo hacerlo.

acm neto.jpg
ACM Neto.

ACM Neto.

(...) -El país salió de las elecciones de 2022 muy polarizado. ¿Ha contribuido el gobierno de Lula a mantener la polarización en Brasil?

-Hasta ahora, creo que Lula está desperdiciando una hermosa oportunidad que recibió de los votantes en 2022 para deshacer esta situación crítica de polarización política. Las acciones del gobierno hasta este momento - y siempre subrayo, porque todos pueden cambiar y pueden mejorar, y en el fondo, espero que mejore - creo que las acciones del Presidente Lula y su gobierno sólo han contribuido a profundizar la situación de polarización. El Presidente no entiende que fue elegido en 2022 con el apoyo de una parte del electorado que no es el PT, que votó por él por rechazar más a Bolsonaro que a él. Creo que Lula no sabe cómo responder a estos votantes. Por ahora, el Gobierno está dialogando y sólo responde satisfactoriamente al electorado más de izquierdas.

-¿Cree que Lula quiere mantener la polarización porque le favorece?

-Puede que lo sea, pero el país es el que paga el precio por ello. Porque, por lo tanto, difícilmente escaparemos de una situación de polarización para 2026. Y lo que nos damos cuenta es que, en cierto modo, la política brasileña después de la llegada al poder de Fernando Henrique, se polarizó entre PSDB y PT en ese momento. Pero la polarización adquirió contornos mucho más personales cuando acabó siendo entre Lula y Bolsonaro. Entonces, es posible que Lula quiera mantener esta polarización, pero Brasil es quien paga el precio por ello. No está considerando nada, lo que tal vez sea una ventana de oportunidad que surge para los campos de centro derecha y derecha. Lo que Lula no ve es que Bolsonaro es inelegible y que surgirá un nuevo nombre en este campo político. Si este nuevo nombre surge con el espíritu de mantener un diálogo más amplio, de transmitir un mensaje más amplio, eso no es sólo en el campo de la derecha, no es sólo crítica por criticar, eso no alimenta esta actitud tan personalista y marco individualista, ese, tal vez, podría ser el camino para construir un proyecto anti-PT victorioso en 2026.

-¿Existe alguna posibilidad de que União Brasil apoye el proyecto de reelección de Lula en 2026?

-No hemos iniciado ninguna discusión sobre la sucesión presidencial en 2026. Por lo tanto, este es un tema que no se está abordando dentro del partido. Es natural que internamente haya opiniones y pensamientos diferentes, pero yo diría que este tema sólo se abordará después de las elecciones municipales. Estamos al borde de una disputa entre alcaldes y concejales. Por tanto, con una lógica completamente diferente. No hay razón para hablar de elecciones presidenciales en este momento. Pero después de las elecciones municipales sí. Vamos a empezar a tratar (este asunto). Hoy, aun entendiendo que el partido tiene algunas corrientes de opinión diferentes, pero quizás la que prevalezca es tratar de construir una candidatura propia a la Presidencia de la República, con el nombre que surja y destaque, que es el nombre del gobernador de Goiás, Ronaldo Caiado. Entonces, este debate se profundizará en la União Brasil, pero hoy hay un sentimiento mayoritario en esa dirección. Es demasiado pronto para hablar. Estamos muy lejos de las elecciones de 2026, pero, sin duda, esta es una de nuestras hipótesis más consistentes.

¿União Brasil tendrá candidato a la presidencia de la Cámara de Diputados y del Senado en 2025?

-União Brasil desea tener candidato a presidente de la Cámara y del Senado. Tenemos dos nombres que destacan con mucha fuerza en las Cámaras. En Diputados, el líder de la bancada, Elmar Nascimento, y en el Senado Federal, el senador Davi Alcolumbre. Yo era presidente de los Demócratas cuando el partido logró elegir, al mismo tiempo, a Rodrigo Maia y a Davi Alcolumbre. Así, el hecho de que ambos sean del mismo partido no supone ningún impedimento para una victoria en las Cámaras, porque la dinámica de las elecciones es muy diferente. Este contexto de articulación partidista pesa menos, y pesa mucho más la correlación de fuerzas internas en cada Cámara.

-----------------------

Seguí leyendo en Golazo24

Inter Miami: Messi es duda para el clásico con Orlando

Amistosos de la Selección de Argentina: una de cal y una de arena

Festeja Scaloni: Alejandro Garnacho jugará la Copa América gracias a la FIFA

Independiente sin DT: Carlos Tevez renunció y ya circulan los nombres

Mundial de clubes: Perdieron IDV y Cerro, respira Boca