Leído

TERRORISMO EN FISHMONGERS HALL

ISIS reivindicó el ataque, asesino muta en héroe y un colmillo como arma

Dom, 01/12/2019 - 9:52am
Enviado en:
Por Urgente24

Se trataba de una conferencia para rehabilitación de presos. El terrorista Usman Khan era uno de los presentes. Quienes lograron detenerlo, también eran condenados en proceso de rehabilitación. Londres otra vez complicada con actos demenciales. En esta oportunidad, un gran debate sobre uno de los supuestos héroes, James Ford, asesino de una joven discapacitada.

Contenido

El grupo terrorista Estado Islámico o ISIS ha reivindicado el ataque con cuchillo perpetrado en el Puente de Londres de la capital británica y en el que murieron 2 personas y quedaron otras 3 heridas, según la consultora especializada en terrorismo yihadista, SITE.

“El autor del ataque en Londres es un combatiente del Estado Islámico”, y se comprometió “en respuesta a las llamadas a atacar a los habitantes de los países de la coalición internacional anti-EI”, indicó SITE reproduciendo un mensaje de la agencia Amaq, vinculada a los terroristas y cuyas cuentas en las redes sociales mayoritarias han sido bloqueadas en los últimos días por las autoridades.

La policía abatió al autor del ataque, Usman Khan, de 28 años y con antecedentes por apología del yihadismo, cargos por los que fue condenado a prisión en 2012. Khan salió de la cárcel en diciembre de 2018.

Su abogado de Khan, Vajahat Sharif, ha explicado al The Guardian que su cliente se había dado cuenta durante su periodo en prisión de que el extremismo violento no era bueno y que había pedido ayuda para desradicalizarse. 

Sharif asegura que Khan era “un prisionero modelo” y que la primera vez que mostró su voluntad de liberarse de sus convicciones radicales fue en 2012, una intención que siguió expresando hasta su puesta en libertad en 2018.

Mientras Londres se recupera de otro ataque terrorista, numerosos ciudadanos están rindiendo homenaje a quienes arriesgaron sus vidas para enfrentar al extremista Usban Khan.

Khan asistió el viernes 29/11 a una conferencia en el Fishmongers Hall, el salón de los pescadores, justo al lado del Puente de Londres. Se cree que su ataque comenzó allí.

Posteriormente, abandonó el edificio y avanzó hacia el puente, pero fue perseguido por algunos de los participantes. 

Uno de ellos usó un largo colmillo de un narval (una especie de cetáceo odontoceto) para retener al terrorista, mientras que otro intentó reducirlo con un extintor de incendios.

El hombre del colmillo es un chef polaco de apellido Luckasz. Él tomó el colmillo de la pared del salón de los pescadores y salió corriendo hacia el puente cuando escuchó que Khan había comenzado a atacar a la gente.

Amy Coop, una internauta que también estuvo en la conferencia, escribió en Twitter sobre el chef: "Un hombre que estaba con nosotros en el Fishmongers Hall tomó un colmillo de narval de 1,5 metro de la pared y salió a enfrentar al atacante".

Otro hombre que se unió al esfuerzo para detener el ataque terrorista fue un asesino condenado, que estaba en un día de libertad condicional, y se encontraba en el puente. Además de abordar a Khan, también trató de salvar la vida de una de sus víctimas. 

James Ford, periodista de 42 años, fue encarcelado en 2004 después de asesinar a un joven de 21 años con dificultades de aprendizaje, según Daily Mail.

Cuando los hombres pudieron someter al atacante y tirarlo al suelo, otro hombre que le había quitado el cuchillo se alejó rápidamente. 

En breve llegaron los policías y abatieron a Khan, que llevaba un chaleco suicida que, según se reveló después, era falso.

En junio de 2017, una camioneta golpeó a la multitud en el mismo punto, el Puente de Londres, antes de que sus 3 ocupantes apuñalaran a los peatones en el mercado de Borough: murieron 8 personas y hubo 50 heridos. 

En aquella ocasión el grupo yihadista Estado Islámico (EI) también reivindicó el ataque.

El caso Ford

Polémica ha provocado el caso de James Ford, de 42 años, condenado en 2004 por el asesinato de una joven discapacitada.

Amanda Champion, de 21 años, pero con la edad mental de una niña de 15, fue hallada estrangulada y con al garganta cortada en un descampado cerca de su casa en el condado de Kent. Su familia se ha mostrado indignada por la puesta en libertad de Ford y afirman que nadie les informó de que saldría de prisión.

“Él no es un héroe, es un asesino en libertad, del que nosotros, como familia, no sabíamos nada. Asesinó a una niña discapacitada. No es un héroe, para nada”, explica Angela Cox, tía de Amanda, al diario británico Daily Mail.

Según varios medios del Reino Unido, Ford estaría cumpliendo los últimos días de su condena en Stanford Hill, una prisión abierta de Kent, aunque se encontraba en Londres para asistir a una conferencia sobre rehabilitación de condenados, la misma a la que asistió el presunto terrorista Usman Khan.

Cuando Khan empezaba a apuñalar a gente, varios exdelincuentes se abalanzaron sobre él, impidiéndole subir las escaleras y expulsándolo a la calle, donde continuó su ataque hasta que fue reducido por ciudadanos de a pie en pleno Puente de Londres.

Las autoridades británicas han hecho pública la identidad de 1 de las 2 víctimas mortales que dejó el ataque:  Jack Merritt, de 28 años, graduado en la Universidad de Cambrige y que había coordinado la conferencia organizada por Learning Together, una iniciativa para la rehabilitación de presos. 

Usman Khan estaba, según la BBC, entre las docenas de personas que asistieron a la conferencia.