MUNDO Henry Kissinger > Guerra Fría > Estados Unidos

A LOS 100 AÑOS  

Murió Henry Kissinger, y los líderes del mundo lo despiden 

Murió a los 100 años, Henry Kissinger, un hombre clave de la política exterior de Estados Unidos que fue tan celebrados como criticado.

Mandatarios, ministros y líderes diplomáticos de todo el mundo, incluido Xi Jinping, expresaron sus condolencias por la muerte del ex secretario de Estado norteamericano, Henry Kissinger, hombre clave de la política exterior de Estados Unidos durante la Guerra Fría.

Su muerte, seis meses después de haber cumplido 100 años, fue anunciada la noche de este miércoles por su firma consultora Kissinger Associates en un escueto comunicado en el que no hubo mayores detalles:

El Dr. Henry Kissinger, un respetado académico y estadista estadounidense, murió hoy en su residencia en Connecticut El Dr. Henry Kissinger, un respetado académico y estadista estadounidense, murió hoy en su residencia en Connecticut

Kissinger fue un "gigante de la historia", dijo el presidente francés Emmanuel Macron tras conocerse la noticia de la muerte del estadista, ofreciendo las "condolencias de Francia al pueblo estadounidense". El "siglo de las ideas y de la diplomacia de Kissinger influyó durante mucho tiempo en su época y en nuestro mundo", publicó Macron.

Kissinger fue secretario de Estado bajo dos presidentes y polémico premio Nobel de la Paz, protagonista del restablecimiento de las relaciones entre Estados Unidos y China, responsable de bombardeos en Vietnam y quien apoyó el golpe de Estado de Pinochet en Chile.

Fue una de las figuras más controvertidas del siglo pasado, y permaneció activo hasta el último momento: este año, el de su centenario, promocionaba su libro sobre estilos de liderazgo, había testificado ante un comité del Senado sobre la amenaza nuclear de Corea del Norte y en julio pasado se había desplazado por sorpresa a Pekín para una reunión con el presidente chino, Xi Jinping.

Hoy, el embajador de China en Washington, Xie Feng, dijo sentirse "profundamente" triste por el deceso del ex secretario de Estado y lo definió como una "enorme pérdida" para los dos países. "Es una enorme pérdida para nuestros dos países y para el mundo", publicó Xie en 'X' tras el deceso del político estadounidense clave en la apertura de Estados Unidos hacia la China comunista en los años 1970.

"La historia recordará cómo el centenario contribuyó en las relaciones China-EEUU", afirmó el embajador, en la primera reacción oficial de China.

Además, el ministerio de Relaciones Exteriores de China lo calificó de "viejo y buen amigo del pueblo chino", debido a que ayudó a sacar al país de su aislamiento de la era de Mao.

Mao Zedong y Henry Kissinger.
Henry Kissinger, el "viejo y buen amigo" de Pekín que ayudó a normalizar las relaciones hace medio siglo.

Henry Kissinger, el "viejo y buen amigo" de Pekín que ayudó a normalizar las relaciones hace medio siglo.

Kissinger "se preocupó y apoyó durante mucho tiempo el desarrollo de las relaciones entre China y Estados Unidos, visitó Beijing más de cien veces e hizo contribuciones históricas para promover la normalización de las relaciones", dijo el portavoz del ministerio, Wang Wenbin.

También el líder chino Xi Jinping, que se reunió con Kissinger en Beijing en julio, envió un mensaje de pésame al presidente estadounidense Joe Biden por la muerte de Kissinger, dijo Wang.

"China y Estados Unidos deben heredar y llevar adelante la visión estratégica, el valor político y la sabiduría diplomática del doctor Kissinger", expresó.

Por otra parte, el mandatario ruso, Vladimir Putin, lo calificó de "hombre de Estado sabio y visionario". En un comunicado del Kremlin se leyó:

El nombre de Henry Kissinger está estrechamente ligado a una política pragmática que permitió calmar tensiones internacionales y propició acuerdos muy importantes entre Estados Unidos y la Unión Soviética, que contribuyeron al reforzamiento de la seguridad mundial El nombre de Henry Kissinger está estrechamente ligado a una política pragmática que permitió calmar tensiones internacionales y propició acuerdos muy importantes entre Estados Unidos y la Unión Soviética, que contribuyeron al reforzamiento de la seguridad mundial

El fallecido diplomático estadounidense fue un "gran hombre de Estado" al que "echaremos mucho de menos en la escena mundial", dijo el ministro británico de Asuntos Exteriores, David Cameron. "Me entristece mucho saber que Henry Kissinger ha fallecido", escribió Cameron.

Fue un gran estadista y un diplomático profundamente respetado al que echaremos mucho de menos en la escena mundial Fue un gran estadista y un diplomático profundamente respetado al que echaremos mucho de menos en la escena mundial

Los presidentes de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y del Consejo Europeo, Charles Michel, también despidieron al ex secretario de Estado, de quien recordaron su influencia en la política internacional.

"La estrategia y la excelencia en diplomacia de Henry Kissinger han dado forma a la política global a lo largo del siglo XX. Su influencia y legado seguirán resonando hasta bien entrado el siglo XXI", escribió Von der Leyen. Michel calificó a Kissinger de "ser humano amable y mente brillante que, a lo largo de cien años, dio forma a los destinos de algunos de los acontecimientos más importantes del siglo".

El presidente israelí, Isaac Herzog, expresó sus condolencias también:

Henry Kissinger fue uno de los más grandes diplomáticos. Un adolescente judío que huyó de los nazis y se convirtió en un gigante que dio forma a la política mundial con sus propias manos y mente Henry Kissinger fue uno de los más grandes diplomáticos. Un adolescente judío que huyó de los nazis y se convirtió en un gigante que dio forma a la política mundial con sus propias manos y mente

En el comunicado difundido por su oficina apuntó que "toda la familia de naciones se siente bendecida hasta el día de hoy por los frutos de los procesos históricos que él dirigió, incluido el establecimiento de las bases del acuerdo de paz de Israel con Egipto".

Su vida

Judío nacido en Alemania en 1923 -su nombre original era Heinz Alfred Kissinger-, llegó a Estados Unidos de adolescente, en 1938, huyendo del régimen nazi junto a su familia. Durante la Segunda Guerra Mundial se alistó en el ejército estadounidense y estuvo destinado en Europa. Brillante y arrogante, agudo sentido del humor, e interesado en numerosas disciplinas, estuvo a punto de inclinarse por los estudios científicos antes de decidirse por las relaciones internacionales. Tras una distinguida carrera académica de 17 años en la Universidad de Harvard, entró en la Administración estadounidense de la mano del republicano Richard Nixon, que le nombraría primero consejero de Seguridad Nacional y después secretario de Estado durante su mandato.

image.png
Richard Nixon y Henry Kissinger en la Casa Blanca, el 10 de febrero de 1971.

Richard Nixon y Henry Kissinger en la Casa Blanca, el 10 de febrero de 1971.

En los años setenta, desempeñó un papel clave, cuya huella aún perdura, en la mayor parte de los acontecimientos mundiales de esa etapa de la Guerra Fría. Lo suyo era la realpolitik, el pragmatismo. Su estilo de diplomacia buscaba lograr objetivos prácticos, más que guiarse por principios o exportar ideales políticos. Para sus defensores, consiguió promover los intereses estadounidenses y ampliar la influencia de su país en el resto del mundo, dejándolo en una posición que le acabaría permitiendo vencer en la Guerra Fría y quedar como única superpotencia.

Según recuerda hoy el diario español 'El País', para sus detractores, que eran muchos, "fue una combinación de Maquiavelo y Mefistófeles que nunca llegó a rendir cuentas de unas acciones que dejaron enormes daños y dolor en los países perjudicados".

Kissinger encabezó conversaciones sobre el control de armamento con la Unión Soviética, que abrieron una vía para modular las tensiones entre las dos superpotencias. Lideró las negociaciones para los acuerdos de paz de París con Vietnam del Norte que abrieron la salida para Estados Unidos de una guerra impopular, costosa y que parecía interminable. Dos años tras la firma de los pactos, caía Saigón en manos del régimen comunista, mientras los últimos diplomáticos y refugiados huían en helicóptero desde el techo de la Embajada estadounidense.

Con una diplomacia de constantes viajes a los países de Oriente Próximo, amplió lazos entre Israel y sus vecinos árabes. Una maratón de 32 días de reuniones y presiones sobre el terreno consiguió separar al Estado judío y a Siria en los Altos del Golán; un intento similar en 1975, sin embargo, no logró un acuerdo entre Israel y Egipto.

Fue uno de los grandes artífices de la aproximación a China. Sus dos viajes al gigante asiático, uno de ellos en secreto para reunirse con el primer ministro Zhou Enlai, abrieron la puerta para la histórica visita de Nixon a Pekín en 1973 que abrió la puerta a lo que hasta entonces había parecido impensable: la normalización de relaciones entre Estados Unidos y el país asiático de régimen comunista, tras décadas de enemistad.

En cuanto a América Latina, su miedo al establecimiento de regímenes de izquierdas, lo llevó a apoyar las dictaduras militares en la región En cuanto a América Latina, su miedo al establecimiento de regímenes de izquierdas, lo llevó a apoyar las dictaduras militares en la región

Su poder como el gran artífice de la política exterior estadounidense creció durante el escándalo Watergate y a medida que se debilitaba el de Nixon, su teórico jefe. La dimisión de este presidente en 1975 disminuyó su influencia, pero no la eliminó durante el mandato del presidente Gerald Ford (1974-1977). A lo largo del resto de su vida continuó prestando asesoría a políticos republicanos y demócratas, escribiendo libros, pronunciando discursos y gestionando una firma de consultoría global.

La polémica

Pero más allá de todo, también sus políticas en el sureste asiático y su apoyo a las dictaduras en América Latina hicieron que le llovieran acusaciones de criminal de guerra y exigencias de que rindiera cuentas de sus decisiones.

De allí que su premio Nobel de la Paz, en 1973, fue uno de los más controvertidos de la Historia. Dos miembros del comité Nobel encargado de adjudicar el galardón dimitieron. Llovieron las críticas y las exigencias de investigación sobre el bombardeo secreto estadounidense de Camboya en 1970.

Aquella operación tenía como objeto destruir las líneas de suministro que partían de Vietnam del Norte para sustentar a las guerrillas comunistas en el sur. Pero sus críticos consideran que precipitó que los jemeres rojos se hicieran con el control de Camboya y desataran una era de terror en ese país en la que murieron cerca de dos millones de personas.

También, tras los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos, el entones presidente George W. Bush lo eligió para encabezar un comité investigador, pero la oposición demócrata denunció conflicto de interés con muchos de los clientes de la consultora de Kissinger, lo que obligó a Kissinger a renunciar al cargo También, tras los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos, el entones presidente George W. Bush lo eligió para encabezar un comité investigador, pero la oposición demócrata denunció conflicto de interés con muchos de los clientes de la consultora de Kissinger, lo que obligó a Kissinger a renunciar al cargo

Varias veces se le preguntó si se arrepentía de alguna de las medidas que había tomado o apoyado. Pero una entrevista a la cadena de televisión 'ABC' en julio del año pasado, contestó:

Llevo pensando en esos problemas toda mi vida. Es mi afición tanto como mi trabajo. Así que las recomendaciones que di fueron las mejores de las que era capaz entonces Llevo pensando en esos problemas toda mi vida. Es mi afición tanto como mi trabajo. Así que las recomendaciones que di fueron las mejores de las que era capaz entonces

Reacciones en Estados Unidos

image.png

"Estados Unidos ha perdido a una de sus voces más confiables y características sobre los asuntos internacionales con el fallecimiento de Henry Kissinger", escribió en un mensaje el ex presidente George W. Bush, acompañado de un retrato al óleo pintado por el propio ex mandatario. En el mensaje, Bush agradeció al legendario diplomático sus consejos y su amistad.

También alabó su legado, el presidente de la Cámara de Representantes, Mike Johnson, en un mensaje en la red social 'X' en el que se refirió al diplomático como "un hombre de Estado que dedicó su vida al servicio de Estados Unidos".

El secretario de Estado, Antony Blinken, dijo que Kissinger "realmente marcó la pauta para todos los que siguieron en este trabajo” y que tuvo “el gran privilegio de contar con su consejo muchas veces, incluso hace tan sólo un mes".

"Pocas personas fueron mejores estudiantes de historia", dijo. "Incluso menos personas hicieron más para dar forma a la historia que Henry Kissinger", agregó Blinken.

El senador Lindsey Graham, por su parte, destacó la "notable vida" que tuvo Kissinger, de origen judío y que huyó de la Alemania nazi junto a su familia cuando apenas era adolescente.

Otro senador republicano, Tim Scott, que hasta hace poco era precandidato republicano para las presidenciales de 2024, dijo en la misma red social que "hay pocos servidores públicos que hayan tenido un impacto tan consecuente en la política exterior estadounidense" como Kissinger.

Por ahora, no se expresó sin embargo, el presidente estadounidense, Joe Biden.

Otras noticias de Urgente24

La UIA espera a Javier Milei en la 29º Conferencia Anual

La calle y el Congreso, claves para el inicio de Javier Milei Por SEBAS

ATE afirma tener "información" sobre despidos que hará Milei y se pone en pie de guerra

Surfear la estanflación requiere de mucha 'cintura'

Diana Mondino bajó la ansiedad de empresarios asiáticos

Dejá tu comentario