FOCO Alberto Benegas Lynch > Javier Milei > Mauricio Macri

JAVIER MILEI

Alberto Benegas Lynch (h) o el error del aficionado

Considerable costo político aceptó pagar Javier Milei en nombre de su simpatía con Alberto Benegas Lynch (h), y no sólo obviar a Mauricio Macri en 'la casta'.

Alberto Benegas Lynch (h) es doctor en Economía y en Ciencias de Dirección pero la política no es lo suyo y mucho menos lo partidario. Él tiene un concepto sociocultural 'clasista inverso', por diferenciarlo del 'clasismo marxista', y carece de la comprensión imprescindible para construir un movimiento multitudinario, algo que es imprescindible para sumar la cantidad de electores que concede el acceso a la Presidencia de la República. Sin embargo, recientemente se ha hablado bastante, en algunos lugares, de Benegas Lynch (h).

El desconocimiento de lo político-partidario llevó al personaje a provocar los 3 encuentros entre Javier Milei y Mauricio Macri, que éste se encargó de difundir, cuando cualquiera sabe -menos Benegas Lynch (h), aparentemente- que Milei y Macri no tienen ninguna posibilidad de llegar a un acuerdo. Nunca. Jamás.

Es evidente que Macri, desde las oficinas en el municipio de Vicente López que consiguió Patricia Bullrich en comodato de un empresario, tiene crecientes dificultades para desarrollar su ambición de retorno, y por eso forzó el triple diálogo -sin consecuencias en términos de construcción de poder, más allá del envío de un mensaje turbio a la interna del PRO en particular, y de Juntos por el Cambio en general-.

Desde un análisis neutral, para Benegas Lynch (h), Macri es más importante que Milei. De lo contrario no hubiese pedido a Milei a que accediera a visitar a Macri (la primera vez), antes de las 2 videoconferencias (por Zoom) que ocurrieron después.

He ahí una contradicción: Benegas Lynch (h) cree que les hizo un favor a ambos pero, en verdad, sólo benefició a Macri mientras que perjudicó a Milei. No obstante, en su desconocimiento de la política, él ni siquiera alcanza a comprender las consecuencias de su acción: por respeto a Benegas Lynch (h), Milei no ha incluido a Macri en su definición de 'la casta', lo que no significa que Milei no crea que Macri es parte de 'la casta'.

mauricio macri gerardo morales.jpeg
Mauricio Macri y quien más cuestionó sus diálogos con Javier Milei, Gerardo Morales, en otros tiempos.

Mauricio Macri y quien más cuestionó sus diálogos con Javier Milei, Gerardo Morales, en otros tiempos.

Gorilas

Benegas Lynch (h) afirma que su gestión fue apalancada en la necesidad de sumar experiencias y proyectos contra el kirchnerismo.

Es una enorme diferencia entre Milei y Benegas Lynch (h): para éste, la disyuntiva es Kirchnerismo vs. No Kirchnerismo pero para Milei es 'la casta' vs. 'lo nuevo'.

La concepción de 'lo nuevo' puede resultar mucho más generosa y amplia que la convocatoria ya antigua, pasada de moda, de Kirchnerismo vs. No Kirchnerismo o Anti Kirchnerismo, que perdió sentido desde el 1er. Tiempo 2015 / 2019 de Macri al frente de Cambiemos / Juntos por el Cambio.

Las estrategias, herramientas y resultados de Macri fueron similares a los de Cristina Fernández de Kirchner, quien había acumulado 8 años en el poder: 2007 a 2015.

Entonces, si Macri y CFK son posibles de explicar hasta como un período consolidado de 12 años, en términos de inflación y políticas sociales, por ejemplo, es una obviedad que Macri es 'casta' para Milei pero él guarda silencio por respeto reverencial hacia Benegas Lynch (h).

Los seguidores de Milei creen que la gestión de Macri fue un fracaso pero Benegas Lynch (h) cree en el 2do. Tiempo posible. Entonces, ¿cuál es el razonamiento por el que Benegas Lynch (h) concluye que hace una contribución a Milei propiciando el diálogo con Macri? La vanidad consume a los hombres.

Javier Milei 2P.jpg
Javier Milei intentando construir un personaje rupturista con las tradiciones de la democracia argentina.

Javier Milei intentando construir un personaje rupturista con las tradiciones de la democracia argentina.

El liberalismo

La historia comienza mucho antes, con José Tiburcio Benegas, nacido en Rosario, provincia de Santa Fe, hijo del Alcalde de la Santa Hermandad, Joseph de Benegas, y de Polonia Gómez Recio Monzón. Capitán de caballería en el Regimiento Nº 4, simpatizante de José Gervasio Artigas. Su nieto fue Tiburcio Benegas Ortiz, un personaje influyente del Partido Autonomista Nacional y de la masonería argentina, gobernador de la Provincia de Mendoza y fundador de su ex Banco, un integrante de la Generación del '80.

Benegas Lynch (h) hereda esa historia de su padre, también Alberto Benegas Lynch, estudioso de Ludwig von Mises y Friedrich Hayek, origen del Centro de Estudios sobre la Libertad y de un pensamiento que reflejaba el diario La Prensa cuando era propiedad de Alberto Gainza Paz.

Alberto Eduardo Benegas Blanco y Martha Lynch Ortiz inauguraron los Benegas Lynch, más allá de las consortes de generaciones siguientes, Sofía del Campo del Arca, María del Milagro López Lecube Patrón Costas e Isabel Terán Ocantos, cuyos apellidos no cambiaron la historia.

En lo cotidiano, el acervo fue muy académico, un 'nicho' influyente pero con ausencia de agentes económicos reales y problemática de la calle. Hay un abismo entre la teoría macroeconómica y la economía aplicada. En cuanto a Alberto (h) es 'hijo de' Alberto padre.

Mauricio Macri también luchó toda su vida adulta intentando romper el estigma de ser 'hijo de' y sólo lo consiguió por senectud paterna. En cambio Milei, un emergente de la sufrida clase media de la 2da. mitad del siglo 20, nunca tuvo ese problema de 'hijo de'.

Tiburcio_Benegas.jpg

El laboratorio

Benegas Lynch (h) nunca salió del laboratorio. Ni en los días de Álvaro Alsogaray y su UCeDe ni en los días de Domingo Cavallo y su Acción por la República.

Él no fue influyente sino un actor marginal de esas experiencias político-partidarias. Si no fuese por Milei, más que Macri, nunca hubiese emergido del rol secundario. Pero su impericia lo regresará al mismo lugar de antaño.

Al fin de cuentas, Benegas Lynch (h) se sintió aliviado cuando Fernando De la Rúa llegó en lugar de Carlos Menem tal como festejó cuando Mauricio Macri desplazó a Cristina Fernández de Kirchner.

En cambio Milei ha comprendido, más allá de contradicciones y errores diversos, que {el precisa elaborar un neopopulismo de alcance más amplio que el que propone el 'gorilaje' de la ' grieta 2022', que es más precaria aún que la 'grieta 2019', y ese era el mensaje (aún no concretado) del acto (cuestionado) en el club El Porvenir (Gerli, Lanús).

Pero a ese neopopulismo aún debe darle contenido. Ir a 'caminar' en forma espontánea la 3ra. Sección Electoral bonaerense, más allá del alto riesgo personal asumido, es una actividad inútil si no le concede más solidez a su propuesta movimientista, que pueda integrar sufragios de diferentes vertientes, todas decepcionadas de la conducción de la economía argenta que ejecutó 'la casta'.

He ahí el gran problema: ¿cómo explicar esta decadencia y fracaso de la economía de 'la casta' sin incorporar a Mauricio Macri, líder absoluto de Cambiemos / Juntos por el Cambio 2015 a 2019? En algún momento o Milei abandona su discurso de 'la casta' o se olvida de Benegas Lynch (h) y dice la verdad, sin omisiones.

La construcción del poder requiere de frialdad y racionalidad en la toma de decisiones. Ahí se encuentra la diferencia entre el profesional y el aficionado, en cualquier profesión. En el caso del poder, no tolera aficionados.

--------------------

Más contenido en Urgente24:

Hiperinflación: El mensaje de Nicolás Dujovne al Gobierno

Gasoil: Promesa de YPF, 'camionazo' y caos de tránsito

'Lo peor' se acerca: El estancamiento del segundo semestre

Texas macabro: Republicanos convocan a latinos

Con Alberto en el G7, Argentina e Irán formalizan BRICS

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario