Leído

DINERAL PARA PIQUETEROS

'Fuego amigo' contra 'Caro': "Le pagamos la campaña a Alberto... "

Lun, 07/10/2019 - 6:24am
Enviado en:
Por Urgente24

Carolina Stanley y Federico Salvai fueron, entre 2015 y 2018, uno de los modelos que brillaba en el PRO / Cambiemos: pareja de abogados con roles fundamentales tanto en la Nación como en Provincia de Buenos Aires, que en el exitoso 2017 de renovación electoral llegó al tope. El derrape oficialista 2019 reenfoca la opinión sobre ellos, en muchos del PRO / Juntos por el Cambio. En el caso de Stanley, se encuentra bajo fuego: "Gastó mucho dinero para conseguir nada de votos", le endilgan mientras su gente resiste el fuego propio afirmando: "Así evitamos el estallido social", una afirmación en entredicho porque supone, para los críticos, aceptar una extorsión. El tema tendrá debate mucho más allá de diciembre venidero.

Carolina Stanley y Emilio Pérsico (Movimiento Evita), con María Eugenia Vidal como testigo.
stanley-persico.jpg
Contenido

Carolina Stanley llegó a la escena del PRO desde Horacio Rodríguez Larreta: ella salió del 'semillero' llamado Grupo Sophia, que siempre dotó a Mauricio Macri de posibles funcionarios que faltaban en la agenda del por entonces ascendente político de origen empresarial.

Stanley se relacionó con la temática social apenas Macri arribó a la Jefatura de Gobierno porteña, porque fue designada directora general de Fortalecimiento de la Sociedad Civil, antes de lograr una banca en la Legislatura de la Ciudad. En 2011, cuando María Eugenia Vidal fue electa Vicejefa de Gobierno, Stanley fue ministra de Desarrollo Social.​

En 2015, Macri se la llevó a la Nación, con igual encargo, aún cuando la Ciudad es bien diferente en sus requerimientos sociales que Nación.

Entre visitas al papa Francisco, lo que le habilitó el diálogo con ciertos líderes 'piqueteros' que abrevan en el ex cardenal Jorge Bergoglio, y una relación 'políticamente correcta' con Marcos Peña, Stanley logró lo más importante para todo funcionario: la aprobación de iniciativas y la provisión permanente de partidas presupuestarias.

Sin embargo, ahora, desde la fuerza política gobernante, se le cuestiona que los resultados esperados no fueron alcanzados, que las decisiones no fueron las correctas, que ella tendría una visión estrictamente prebendaria de lo social, y, de alguna manera se le endilga -lo que para ella es absolutamente injusto- que los recursos para los 'piqueteros' obligaron a un esfuerzo presupuestario que mejor se hubiese destinado a estamentos medios, donde el voto es más fiel al PRO / Juntos por el Cambio. En criollo, que ella definió y ejecutó una política que gastó "dinero al cohete".

Ella tiene un argumento poderoso: la cuestión de fondo es el fracaso de la política económica, que es temática de áreas de gobierno muy alejadas de la suya.

Luego, otro más: que todo esto surge luego del derrumbe oficialista en las PASO, que tampoco es harina de su costal.

Y otra: que la asistencia social es su problemática pero ella no puede abordar ni la creación ni la reducción de empleo, por ejemplo, que sí depende del éxito macroeconómico.

Pero los cascotazos no cesan, desde y entre funcionarios que ya piensan en el día después, dónde se insertarán y qué Curriculum-Vitae podrán exhibir en el inicio de 2020.

Mientras en el PRO la acusan a Stanley de haber incrementado la asistencia social sin un enfoque político, sin embargo Wikipedia cita, en la biografía de Vidal, un estudio del Monitor de Clima Social (MCS), por el Centro de Estudios Metropolitanos (CEM, vinculado al peronismo), que afirma que 40% de los hogares pasó momentos de hambre por razones económicas durante el último año.

Pero según datos de la UCA, durante 2019, 3 de cada 10 niños y adolescentes comieron menos que en 2018 y más del 13% de todos los niños, niñas y adolescentes directamente pasó hambre. 

Ahí aparece el fondo de la cuestión: UCA afirma que durante la gestión de Stanley, el riesgo alimentario creció a la par del aumento de la pobreza. Pero el 'fuego amigo' afirma que ella se quedó en el asistencialismo y eso no es rescate de pobreza. Además, el asistencialismo puede ser infinito.

Los defensores de Stanley dicen que según el INdEC, la pobreza afecta a 14,4 millones personas: en el último año 3,4 millones de argentinos cayeron a ese estamento. Según Stanley, obligó a esfuerzos adicionales.

Los críticos insisten en que si la política social es una bandera de Alberto Fernández, con un vocero filoso como Daniel Arroyo, algo malo ha ocurrido para el PRO / Juntos por el Cambio, pese al dineral aplicado.

Y ella se defiende: 

** "Reempadronamos ​a todos los que tenían una asistencia, unas 400 mil personas, el 80% de ella sin el secundario terminado. Más allá de la dificultad de generar empleo hoy en la Argentina, sin secundario terminado y ninguna capacitación: ¿podés salir a buscar trabajo? ¿vas a conseguir trabajo? No. Entonces, todo este tiempo nos ocupamos de que esas personas que quisieran pudieran formarse. Ahora, el que no quería dejaba de tener la asistencia".

** "Hoy el 90% se mantuvo [dentro del plan social] y tenemos muchos que ya están terminando el secundario y muchos recibiendo capacitaciones. Y 27.000 personas que dejaron el plan social para conseguir un trabajo. Pero necesitamos que se generen 400.000 puestos de trabajo para que dejen de tener la asistencia del ministerio que es la única que reciben y puedan generar sus propios ingresos".

Pero los datos que publicó el diario Clarín el domingo 06/10 son para tener en cuenta:

En 2018, ella transfirió a cooperativas y ONG, unos $ 2.000 millones, y tanto en las partidas para subsidiar comedores comunitarios y merenderos, como el dinero para la economía social, se benefició a las agrupaciones vinculadas al kirchnerismo.

"Les pagamos la campaña", cuestionan los críticos de Stanley.

"(...) Las partidas provienen de diferentes programas de la cartera que conduce Carolina Stanley: el número 26, de Políticas Alimentarias, es por lejos el que reparte más fondos. Los otros son el 24, de Economía Social; y el 38, de Apoyo al Empleo.

En 2019 ya se ejecutaron alrededor de $ 3 mil millones. La cooperativa más beneficiada es Confederación Nacional de Cooperativas de Trabajo (CNCT), que tiene como referente político al viceministro de Desarrollo Social de Alicia Kirchner, Carlos Castagneto. La organización que conduce el pejotista Christian Miño recibió en 2018 transferencias por más de $89 millones de pesos. El dirigente que supo tener diálogo fluido con Stanley al inicio del mandato de Macri, apoyó en 2017 a Cristina Kirchner y ahora -junto a toda a la CNCT- apoyó la candidatura del Frente de Todos. (...)

Entre los 50 asociaciones que más recursos reciben, según el informe citado, se repiten varias que integran la CTEP, tanto el sector de Juan Grabois como el Movimiento Evita, que se referencia en Emilio Pérsico. La Asociación Civil 18 de Mayo, con sede en Villa Celina, recibió más de $ 77 millones en 2018, mientras que la Asociación Civil Ser. Cu. Po. fue beneficiada con $ 55,5 millones.

La asociación El Amanecer de los Cartoneros, ligada de manera directa a Grabois, recibió $ 34,5 millones en 2018. En Tucumán, la cooperativa Voces de Barrio, que responde -como se aprecia en su perfil en las redes sociales- a Barrios de Pie, la agrupación que conduce Daniel Menéndez, se quedó con más de $ 19 millones. (...)

En la cartera de Stanley le niegan validez al informe. "Quieren manchar la gestión", se defienden. "Los fondos del programa alimentario corresponden a toda la asistencia que brinda el ministerio a comedores comunitarios, organizaciones barriales y sociales", respondió Paula Pérez Marquina, secretaria de Protección Social. (...)".

Sin embargo, las 10 entidades más subsidiadas en 2018, según el 'fuego amigo' que recibe Stanley:

​1. Confederación Nacional de Cooperativas de Trabajo (PJ sector Castagneto): $89.749.756

2. Asociación Civil 18 de Mayo (Movimiento Evita): $77.052.328

3. Asociación Civil Ser. Cu. Po. (Movimiento Evita): $55.719.390

4. Asociación Civil El Amanecer de los Cartoneros (CTEP sector Grabois): $34.698.630

5. Néstor Vive-Florencio Varela (Movimiento Evita): $17.863.957

6. Asociación Civil Identidad Vecinal (Oficialista, Corriente Clasista y Combativa disidente): $21.207.141

7. Voces de Barrios Asociación Civil (Barrios de Pie): $19.590.628

8. Federación de Cooperativas de Trabajo Evita Ltda. (Evita-CTEP): $14.777.522

9. Asociación Civil 7 de Mayo (PJ-Godoy Cruz): $12.882.442

10. Cooperativa de Trabajo Los Obreros del Cartón (CTEP sector Grabois): $11.730.400.