Leído

SEGÚN BLOOMBERG

El menú cambiario y monetario que Alberto F. piensa para el BCRA

Sab, 16/11/2019 - 7:09am
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

De acuerdo a la agencia de noticias financieras,  entre otras medidas que aplicaría la nueva conducción de la entidad monetaria (presuntamente en manos de Miguel Pesce) se encuentran intervenciones para evitar una apreciación del peso, la reducción de la tasa de interés para mejorar el acceso al crédito, la continuidad del cepo cambiario, expansión monetaria y nuevas regulaciones para bancos. 

Contenido

Garantizar un  peso "débil" para estimular las exportaciones, una reducción de la tasa de interés que mejore el acceso al crédito doméstico, cepo, expansión monetaria y nuevas regulaciones bancarias integrarían el menú de acciones por parte del Banco Central (BCRA) pretendido por Alberto Fernández como parte de su plan de reactivación económica, publica este viernes la agencia Bloomberg. 

De acuerdo a la agencia de noticias financieras, citando a 2 personanes "con conocimiento directo de la estrategia",   el presidente electo "se está preparando para encargarle" al BCRA que impulse economía "a través de un tipo de cambio débil"

Fernández ya dijo que el tipo de cambio en los niveles actuales,  $62,50 por dólar, es el adecuado. Por lo tanto, el plan se tratará, en principio, de que el peso no se fortalezca, es decir, que la cotización de la divisa estadounidense no baje. 

Según esas fuentes, Fernández "le pedirá al que intervenga activamente para frenar el valor del peso" y así "evitar ciclos de apreciación como los que ayudaron a generar grandes déficits comerciales en el pasado". 

Un "peso débil" (o un "dólar fuerte") estimularía las exportaciones y la generación de divisas tendiente a revertir el déficit de la cuenta corriente, uno de los problemas estructurales de la economía argentina. 

Para los economistas de Fernández, el Tipo de Cambio Real Multilateral (TCRM), que compara el cambio local con una canasta de otras monedas de sus socios comerciales, se encuentra por encima de promedio de los últimos 8 años, señala Bloomberg. Ese es un nivel que la administración entrante quisiera mantener con esta política, sostuvieron las fuentes. 

Ese tipo de cambio se sostendría a través de intervenciones del BCRA ("flotación sucia") con compras "graduales" de dólares "para poner más pesos en circulación, debilitando así a la moneda", explican los informantes de Bloomberg. 

"Estas compras en dólares coexistirían con algún tipo de control de capital similar a las medidas actualmente vigentes, que no permiten a los argentinos comprar más de $ 200 en dólares al mes", agregan, en alusión al cepo cambiario. 

Según las estimaciones que manejan cerca del presidente electo, esta política cambiaria estimularía el ingreso de unos US$20 mil millones anuales por exportaciones, aportando a un "crecimiento sostenido" de la economía. 

Además de esta iniciativa, el Banco Central, que conduciría Miguel Pesce tras el recambio presidencia, incluiría en su menú de medidas la baja de la tasa de interés, que hoy se ubica en torno al 63%.  Esto reduciría el costo del dinero para las empresas, especialmente medianas. El costo de financiación es uno de los elementos que contribuyeron a las recesión actual. 

En materia monetaria, señala Bloomberg,  se fijaría como norte a los agregados monetarios M1 (circulante en poder del público más cuentas corrientes en pesos del sector público y privado no financiero) y M2 ( circulante en poder del público más depósitos a la vista en pesos del sector público y privado no financiero).  De esa forma, se desplazaría a la meta vigente que se centra en la base monetaria, que es la candidad de  dinero en circulación. En lugar de contraerse, como dispuso la actual conducción del BCRA, el circulante se expandiría en torno al 35%, señala una fuente citada por la agencia de noticias. 

Otras medidas: 

>Leliqs:  "Si la inflación comienza a retroceder, el Banco Central podría reducir la tasa de política y el stock" de letras de Liquidez. "Los asesores dicen que la tasa de referencia no será negativa en términos reales" y que el BCRA "preferirá absorber pesos al obligar a los bancos comerciales a mantener más efectivo en los requisitos de reserva en lugar de emitir Leliqs".

>Crédito en expansión:  "La propuesta entre las personas cercanas a Fernández es ampliar el crédito en la economía mediante la reducción de las tasas de interés. Si bien pueden aumentar los requisitos de reserva de los bancos, el BCRA también podría mantener los niveles actuales para los bancos que ofrecen préstamos a empresas a tasas bajas. Esos préstamos probablemente tendrían tasas de interés negativas reales, de alrededor del 45% al ​​55% anual en pesos", dice el artículo.

>Control sobre el sistema:  "El banco central buscará aumentar su control sobre el sistema financiero", dijo una fuente citada por Bloomberg. Y agrega:  "El equipo de Fernández está estudiando cambios en la regulación bancaria para que puedan continuar financiando compañías con perfiles crediticios deficientes. Las políticas de Fernández probablemente serán similares a las implementadas de 2003 a 2011 durante los gobiernos de Kirchner. Estos incluían una regla que ordenaba que se aplicara un depósito en efectivo del 30% a las entradas de dólares, y la obligación de que los exportadores agrícolas vendan las ganancias en dólares de sus ventas de granos en el mercado FX dentro de los 120 días"