SEXUS >

SEXO ONLINE

Filma tu propio porno y gana dinero con él

La iniciativa 'Make love not porn' apunta a contrarrestar los clichés que la industria ha instalado sobre el sexo. La plataforma recibe videos de todo el mundo de parejas manteniendo relaciones y comparte las ganancias con sus autores.

El sexo real no es como el porno. Por eso filmemos videos sexuales que lo muestren tal cual es en realidad. Y además ganemos dinero con eso.

En líneas generales, esa sería la consigna de 'Make love not porn' (https://makelovenotporn.tv/), una iniciativa lanzada en 2008 que apunta a combatir los estereotipos instalados por la industria del entretenimiento para adultos.

Se trata de una plataforma online en la que los usuarios pueden subir sus videos manteniendo relaciones sexuales y recibir una ganancia a partir del aporte de otros usuarios que quieran verlos.

La publicista británica Cindy Gallop es quien está detrás de 'Make love not porn', la que considera una red social del sexo dedicada a "equilibrar los mitos del porno con la realidad". Por lo que su competencia no es con los sitios "Tube" de videos XXX sino YouTube o, incluso, Facebook.

"Me di cuenta a través salir con hombres más jóvenes que yo estaba experimentando íntimamente la naturaleza dual de lo que sucede cuando una libertad total de acceso al porno duro en línea se encuentra con la reticencia el total de nuestra sociedad para hablar abierta y honestamente sobre el sexo", le dijo Gallop a la revista británica Dazed.

Al mismo tiempo, enfatiza que la suya no es una iniciativa "antiporno", porque "el porno no es el problema, sino que no hablamos de sexo". 

Gallop sostiene que la gente encuentra difícil hablar de sexo con sus parejas por temor de herir sus sentimientos, "lo que puede hacer fracasar una relación entera". 

En esta plataforma cualquier pareja puede subir su vídeo manteniendo sexo, siempre y cuando cumpla con unas normas: Todos los implicados han de ser mayores de 18 años y consentir tanto la relación como la publicación. T ampoco se permite la escatología ni la zoofilia y, por supuesto, ningún cliché aprendido del porno.

Para ello, cada vídeo ha de ser aprobado por el equipo de la plataforma antes de su publicación. Después, para disfrutar de cada vídeo, el espectador ha de alquilarlo por US$5. Algo que le da permiso a disfrutar de él durante tres semanas. Por último, los beneficios se reparten a partes iguales entre los protagonistas del vídeo y la organización.

Gallop afirma que solo después de tres semanas transcurridas desde el lanzamiento de la página, algunos de los usuarios ya estaban ganando cifras de cuatro números.
 

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario