COMPLICADO VUELO DE MONTEVIDEO A BS.AS.

Aerolíneas quiere apropiarse del 'nicho' de Pluna

Tras el cierre de Pluna, el gobierno de Argentina comunicó que autorizará otras frecuencias entre Aeroparque y Carrasco solo cuando Aerolíneas Argentinas llene sus vuelos y haya demanda insatisfecha. A 5 días del anuncio oficial de la liquidación de Pluna, no hay una aerolínea de bandera uruguaya autorizada a volar el tramo Aeroparque (Ciudad de Buenos Aires)-Carrasco (Montevideo).

Por acuerdo entre las autoridades de la Argentina y Uruguay, el cupo máximo de frecuencias regulares de puente aéreo entre Buenos Aires y Montevideo (unos 60 semanales para cada uno) se reparten en partes iguales entre aerolíneas de bandera uruguaya y argentina, pero ninguno de los países tiene a tope ese cupo.

La mayoría de las frecuencias en uso las tenía Pluna, seguida de Aerolíneas Argentinas, y Sol en 3er. lugar. Hoy, las únicas que están usando las rutas son empresas argentinas, cuyas autoridades no autorizan que empresas de Uruguay -el caso de BQB- cumplan ese destino.

Los dos países tienen margen para aumentar las frecuencias, puesto que ninguno está cerca del máximo de vuelos semanales que acordaron.

Pero más allá de esas frecuencias regulares, un país puede autorizar vuelos no regulares cuando lo considera necesario y eso fue lo que hizo el gobierno con BQB y Sol tras la suspensión de actividades de Pluna.

Autoridades del Ministerio de Turismo uruguayo hicieron gestiones ante sus pares de la secretaría de Turismo argentina, en las que dicen que encontraron receptividad (?) para plantearles que se concedieran las autorizaciones de estos vuelos no regulares de BQB y Sol.

Pero se les respondió que Aviación Civil Argentina daría dichos permisos en la medida que hubiera demanda insatisfecha, cuando los vuelos regulares de Aerolíneas Argentinas llenen sus cupos, dijeron fuentes del Poder Ejecutivo a El País.

Uruguay subastará a los interesados de 7 aviones, las rutas aéreas de Pluna.

Sol está realizando un proceso de certificación para contar con bandera uruguaya en los vuelos Buenos Aires-Montevideo y otros destinos que se le habiliten y le interesa volar.

Situación

Entonces, hasta ahora, la empresa aerocomercial BQB, autorizada a volar entre Aeroparque y Punta del Este, no fue autorizada a volar entre Carrasco (Montevideo) y Aeroparque.

Desde la Argentina solo se le permitió realizar un vuelo no regular durante el fin de semana.

Luego del cierre de Pluna, la reconectividad aérea es una prioridad para el gobierno uruguayo.

Probablemente en otras circunstancias, Aerolíneas Argentinas podría resultar una alternativa pero es tal el desprestigio de la compañía estatal argentina que de ninguna manera puede admitirlo el gobierno uruguayo.

Para paliar el déficit de vuelos a diferentes destinos, en especial Carrasco-Aeroparque, el Ejecutivo uruguayo habilitó a las aerolíneas BQB (de bandera uruguaya y propiedad del empresario argentino Juan Carlos López Mena) y a Sol (de bandera argentina) aumentar su frecuencia de vuelos desde y hacia Aeroparque, en días de incremento de pasajeros debido a las vacaciones de invierno.
[ pagebreak ]
Luego de que los aviones de Pluna dejaron de volar, la Dirección Nacional de Aviación Civil de Uruguay, habilitó hasta 35 vuelos semanales a BQB y 15 a Sol.

Sin embargo, para que esas empresas puedan realizar más vuelos, necesitan la autorización de la Aviación Civil argentina, la que habilitó solamente 1 frecuencia diaria de BQB desde Carrasco hacia Buenos Aires los pasados sábado y domingo.

Sol aguarda que se le autoricen los nuevos vuelos desde la Argentina.

En el caso de BQB, la situación es más compleja, dijeron fuentes aeronáuticas uruguayas al matutino El País, de Montevideo, puesto que no tiene autorizada la ruta Buenos Aires-Montevideo, sino la ruta Buenos Aires-Punta del Este.

En Montevideo se afirma que las autoridades argentinas informaron a las autoridades uruguayas que no se habilitarán vuelos de otras líneas aéreas hasta que Aerolíneas llene los propios.

Mujica

En Montevideo, el miércoles 11/07, los ministros de Economía, Fernando Lorenzo, y de Transporte y Obras Públicas, Enrique Pintado, visitaràn las comisiones de Transporte de ambas cámaras legislativas con el objetivo de que el proyecto se vote el jueves 12/07 en la Cámara de Senadores para luego pasar a Diputados.

En el Frente Amplio, la Mesa Política aprobó por unanimidad una declaración en la que se establece impulsar junto al gobierno y los legisladores de la fuerza política una solución en el menor tiempo posible que evite el potencial daño patrimonial que enfrenta el Estado y por consiguiente todos los uruguayos.

El Ejecutivo uruguayo remitió en la noche del lunes 09/07 al Parlamento el proyecto de ley por el cual se busca acelerar el proceso de liquidación y concurso de la empresa Pluna S.A., en el entendido de que si no “se corre riesgo de disminución en el valor de los activos de la empresa”.

El proyecto prevé la creación de un fideicomiso encargado de rematar los aviones de Pluna, y también propone vender las frecuencias aéreas que le pertenecen al país a cambio de que quien las adquiera se haga cargo de los empleados que quedaron sin trabajo tras el cierre de la compañía aérea.

En la exposición de motivos del proyecto, compuesto de siete artículos, se señala que más de un millón y medio de pasajeros pasaron por año por Montevideo transportados por la aerolínea, ahora quebrada. Hubo vuelos regulares directos con 13 destinos y a Punta del Este con dos, a través de 253 frecuencias semanales.

El 1er. artículo del proyecto de ley contempla la creación de un fideicomiso, que adquirirá los activos pertenecientes a Pluna S.A.  

El Ejecutivo, a su vez, designará la persona jurídica o física que actuará como fiduciario. Como contrapartida por la adquisición de los bienes, el fideicomiso asumirá el pago de las obligaciones de Pluna frente a sus acreedores.

Para pagar esas obligaciones, el fideicomiso rematará los bienes, entre los cuales se encuentran los siete aviones Bombardier de la ex aerolínea de bandera uruguaya.
[ pagebreak ]
El remate será en un plazo máximo de 60 días. La base de ese remate será equivalente al monto de los pasivos de Pluna que fueron asumidos, de manera de asegurarse que el fideicomiso recupere el monto de las deudas de Pluna.

De acuerdo con el articulado del proyecto, quien adquiera los bienes fidecomitidos podrá negociar en forma directa con el Ejecutivo la concesión de las frecuencias de vuelo anteriormente asignadas a Pluna. Esto está sujeto a la incorporación de los trabajadores de Pluna; además asumirá la deuda de la exempresa.

En caso que el comprador no esté dispuesto a asumir la totalidad de la deuda, el Ejecutivo dispondrá la participación del Estado en la nueva aerolínea privada, pero esa participación no podrá exceder el 25% y el Estado no estará obligado a realizar participaciones adicionales.

Asimismo, el proyecto propone la creación de un Fondo de Adelantos de Créditos Laborales de PLUNA (FACLP), para complementar el dinero que perciben los exfuncionarios de la aerolínea por concepto de seguro de desempleo.

Se trata de un complemento de los beneficios de ese seguro, hasta completar mensualmente el 100% del monto líquido de las remuneraciones nominales computables, percibidas en los seis meses inmediatos anteriores a configurarse la causal de seguro de desempleo. Ese complemento el trabajador lo percibirá por seis meses.

El Fondo será administrado por una comisión integrada por 5 miembros: tres del Poder Ejecutivo (Ministerios de Economía, Transporte y Trabajo) y dos del PIT-CNT.

Debate

El diario El Observador expresó las diferencias dentro del Ejecutivo uruguayo:

La decisión de terminar con Pluna fue tomada como propia por todo el Consejo de Ministros. Hacia afuera el gobierno se muestra unido y respalda la decisión “urgente”. Pero puertas adentro la cosa es muy distinta.

Ayer lunes 10/07 en la Torre Ejecutiva todos trabajaron juntos para buscar una salida al problema. Pero un rato después se conoció la nota redactada por el vicepresidente Danilo Astori –que no había ido al Consejo– en la que cuestionó duramente la decisión del presidente José Mujica de avalar el ingreso de Venezuela al Mercosur.

Esa carta cayó como balde de agua fría, al menos en el sector mujiquista del gabinete, que a pesar de las diferencias estaba intentado colaborar con la salida a una nueva dificultad.En cuanto a Pluna, a pesar de que la noticia es difícil de digerir para todos y se apoyará la solución que complique menos al país, desde el MPP y dirigentes afines al presidente Mujica se ve con disimulada satisfacción que sean los integrantes del bloque liderado por Astori quienes deban enfrentar el tema.

En especial porque el ministro de Economía, Fernando Lorenzo, mano derecha del vicepresidente, nunca terminó de “cerrar” para el mujiquismo y los intentos de hacerlo a un lado de las decisiones económicas trascendentes siempre sobrevolaron.

El fortalecimiento de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP) –encabezada por dirigentes que responden al presidente– en la Rendición de Cuentas es clara muestra del siempre negado “equipo económico alternativo” que viene ganando espacio en un terreno que Astori y Lorenzo dominaban sin intromisiones.

[ pagebreak ]

Incluso desde el MPP se ha sugerido informalmente a dirigentes de la oposición que si Lorenzo tiene que asumir la responsabilidad del asunto, a ellos no les afectará, según pudo saber El Observador.

Es que, además, todas las decisiones vinculadas con la aerolínea responden al bloque astorista. Desde la asociación de Pluna con Leadgate, bajo la administración de Víctor Rossi al frente del Ministerio de Transporte, con el respaldo de Astori y del propio expresidente Tabaré Vázquez, todas las decisiones fueron tomadas por ese sector.

En aquel momento –año 2007–desde el FA varios criticaban la asociación con ese privado, y no fue solo el MPP. El Partido Comunista insistió hasta el cansancio en la inconveniencia de entregar al consorcio el 75% de las acciones, pero sus reclamos no encontraron respuestas.

“No me gusta (Matías) Campiani”, es una de las frases del entonces senador Mujica que hoy se recuerdan y por eso ahora sus allegados se sacuden la responsabilidad y miran directamente a los seguidores de Astori a la hora de encontrar responsables de la situación en la que hoy se encuentra el gobierno.

Las rencillas y los celos entre los dos bloques no son nuevos, pero últimamente se han visto potenciadas con declaraciones públicas que no intentan ocultar diferencias.

La semana pasada, Astori marcó su postura discordante con la decisión adoptada en la cumbre del Mercosur. “Danilo se equivocó”, dijo Mujica, y logró que la mayoría de los legisladores del sector se abroquelaran a su postura y se ubicaran, una vez más, en la vereda opuesta de su eterno rival en la interna.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario