OMNI microplásticos > intestinos > enfermedad inflamatoria intestinal

SALUD Y AMBIENTE

Microplásticos en el aire, agua y alimentos: Así enferman a nuestros intestinos

Las personas con enfermedad inflamatoria intestinal tienen un 50% más de microplásticos en las heces, según reveló una nueva investigación.

Estudios previos han demostrado que pueden causar inflamación intestinal y otros problemas relacionados en animales de laboratorio. Pero una nueva investigación es la primera en revelar los efectos perjudiciales en seres humanos.

Los científicos encontraron 42 piezas de microplásticos por gramo en muestras de heces de personas con enfermedad inflamatoria intestinal (EII) y 28 piezas en las de personas sanas.

La concentración de microplásticos también fue más alta para aquellos con la afección de los intestinos en su forma más severa, lo que sugiere una conexión entre ambas variables.

No obstante, el estudio no prueba un vínculo causal y los científicos advirtieron que se deben realizar más investigaciones. Podría ser que la enfermedad inflamatoria intestinal haga que las personas retengan más microplásticos en sus entrañas, por ejemplo.

image.png
La ONU dijo que, de mantenerse la tendencia actual, para el 2050 habrá más plástico que peces en los mares.

La ONU dijo que, de mantenerse la tendencia actual, para el 2050 habrá más plástico que peces en los mares.

Contaminación de microplásticos

La contaminación por microplásticos ha llegado a todo el planeta y las personas los consumen a través de los alimentos, el agua y los inhalan por el aire.

Es sabido que son dañinos para la vida silvestre y se estimaban perjudiciales para la salud humana. Ahora, el estudio publicado en la revista Environmental Science & Technology lo demostró, luego de analizar muestras de 50 personas sanas y 52 personas con enfermedad inflamatoria intestinal de China.

Los científicos les pidieron a los participantes que completen un cuestionario que incluía información sobre sus hábitos alimentarios y de hidratación durante el año anterior.

Además del vínculo con la enfermedad de los intestinos, los científicos encontraron que las personas que tendían a beber agua embotellada o comer comida para llevar tenían aproximadamente el doble de concentración de microplásticos en las heces.

En total, se encontraron 15 tipos diferentes de plástico entre los microplásticos. Los más comunes fueron el PET, utilizado en botellas de agua y envases de alimentos, y la poliamida, que también se encuentra en el envasado de alimentos.

image.png
Se estima que en Europa hay aproximadamente 1.000.000 de pacientes con enfermedad inflamatoria intestinal. En Estados Unidos, el número ascendería a 1.400.000. En Argentina, no hay datos de la prevalencia de la enfermedad de los intestinos, aunque se calcula que es baja o poco frecuente.

Se estima que en Europa hay aproximadamente 1.000.000 de pacientes con enfermedad inflamatoria intestinal. En Estados Unidos, el número ascendería a 1.400.000. En Argentina, no hay datos de la prevalencia de la enfermedad de los intestinos, aunque se calcula que es baja o poco frecuente.

Enfermedad inflamatoria intestinal

La enfermedad inflamatoria intestinal incluye la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa, que son procesos inflamatorios crónicos del intestino sin causa conocida.

Pueden manifestarse a cualquier edad, pero el pico de incidencia máxima se da en las décadas de los 20 y 30 años. Además, se observan con mayor frecuencia en zonas industrializadas.

En este sentido, se sabe que la dieta y los factores ambientales pueden desencadenar o exacerbar la enfermedad inflamatoria intestinal.

Los síntomas más frecuentes son:

  • Diarrea
  • Sangrado
  • Dolor abdominal
  • Fiebre
  • Pérdida de peso
  • En algunos casos puede haber manifestaciones fuera del intestino como articulares, dermatológicas y oculares.

Como se desconocen las causas, los objetivos del tratamiento son calmar los síntomas, cicatrizar las lesiones cuando es posible y evitar que la enfermedad se reactive.

image.png
El amplio uso del plástico responde a que es el material termoestable más económico. Sin embargo, el precio de su durabilidad lo pagan la la salud y el ambiente.

El amplio uso del plástico responde a que es el material termoestable más económico. Sin embargo, el precio de su durabilidad lo pagan la la salud y el ambiente.

Fuentes consultadas: The Guardian, Sociedad Argentina de Gastroenterología, Aquae Fundación, Fundación Más Vida

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario