MUNDO Pedro Castillo > Perú > Estado fallido

ESTADO FALLIDO

Perú Imposible: Pedro Castillo preso, reemplazo ya tambalea

Desde José de San Martín a la fecha, gobernar Perú es imposible. Pedro Castillo cayó en la trampa que le fue tendida el día que aceptó la candidatura inviable.

El expresidente Pedro Castillo fue trasladado en la noche del 07/12 al Cuartel policial de Los Cibeles, en el Rímac, Lima, donde fue subido a un helicóptero hacia la Dirección de Operaciones Especiales (Diroes) de la Policía Nacional, en Ate. Detenido en flagrancia (delito de rebeldía), Pedro Castillo estará detenido por 48 horas dentro de la Diroes, donde también se encuentra el expresidente Alberto Fujimori. Hay elementos para creer que Perú es un proyecto de Estado fallido que avanza con celeridad. Desde José de San Martín, el Libertador y creador de la bandera de Perú, a la fecha, la sede del ex Virreynato español más importante de América del Sur, es Misión Imposible. San Martín dejó constancia de ello.

Según información policial, a las 20:57, Pedro Castillo sale de la Prefectura en calidad de detenido y custodiado por la Diviac con dirección al Cuartel de Los Cibeles en el Rímac, donde llegó a las 21:11. Luego fue trasladado en helicóptero, siempre acompañado de su ex ministro Aníbal Torres, hacia la Diroes. Ahí arribó a las 21:40.

Pedro Castillo tenía planificado ir a la embajada de México en el distrito de San Isidro, donde el presidente Andrés Manuel López Obrador ya había manifestado que sería recibido, conforme a la tradición de México como país que acepta asilados, poco después de dar su mensaje a la nación y que el pleno del Congreso se pronunciara sobre su moción de vacancia.

Castillo salió por la parte trasera de Palacio de Gobierno junto a su exprimer ministro Anibal Torres y con su custodia, de la división Seguridad del Estado de la PNP (Policía Nacional del Perú), según la crónica del diario El Comercio.

Tal como sucede en estos casos, los medios de comunicación que fueron oficialistas cuando asumió Castillo son opositores cuando los gobiernos declinan. Entonces Castillo ya no es el Presidente con oportunidades sino un fallido dictador.

Castillo le dijo a su chofer que lo llevara a la sede de México. Él no sabía que a esa hora ocurría una reunión en la Comandancia General de la PNP. Antes, Castillo había llamado al comandante general de la PNP, Raúl Alfaro, quien le respondió que estaba con licencia médica pero, es el relato ' naïf' de El Comercio, a la vez le negó su respaldo.

La crónica omite la cantidad de presiones y promesas que se jugaban por esas horas entre políticos influyentes que iban por la caída de Castillo desde antes que éste cometiera su suicidio político de desafiar, en minoría, al Congreso unicameral.

La detención

Willy Huerta, ahora exministro del Interior, llamó al jefe del Estado Mayor de la PNP, Vicente Álvarez, quien estaba a cargo de la jefatura de la PNP en reemplazo de Alfaro, para que autorizara el ingreso de manifestantes a la Plaza de Armas porque Castillo quería dar un mensaje. Tampoco obtuvo una respuesta afirmativa. La PNP ya estaba en contra de quien aún era Presidente.

Pese a su supuesta licencia médica, Alfaro convocó al Alto Mando de la PNP, y junto al inspector general de la PNP, Segundo Mejía, decidieron detener a Castillo, sabiendo que este se desplazaba con su custodia hacia una embajada.

Si bien El Comercio lo presenta como una operación complicada, fue de lo más sencillo y obvio: al general PNP Iván Lizzetti, jefe de la Dirección de Seguridad del Estado, se le ordenó la intercepción de Castillo; el coronel PNP Walter Lozano fue enviado hacia la embajada de México; y el coronel Harvey Colchado fue enviado a la embajada de Cuba.

A la custodia se le ordenó detenerse en la Av. Inca Garcilazo de la Vega, antes de llegar al cruce con la Av. España, al frente de la Clínica Internacional: a Castillo lo detuvieron más o menos como a María Estela Martínez de Perón en el helicóptero que ya en vuelo cambió de destino, en 1976 en la Argentina.

Venganza

Ahora comienzan los 'vueltos' y 'pase de facturas'. Entonces El Comercio afirma que la hasta hace poco presidenta del Consejo de Ministros, Betssy Chávez Chino, estuvo presente en el despacho presidencial, mientras Pedro Castillo daba lectura a su mensaje del cierre inconstitucional del Congreso, la reforma del sistema de justicia y el toque de queda.

Es obvio que se apunta a que ella sería cómplice y también debería ser detenida. Imposible conocer los antecedentes de la 'buchoneada'. También estuvieron en esa instancia definitiva de la breve Presidencia de Castillo, el citado asesor y expresidente del Consejo de Ministros, Aníbal Torres; y el ministro de Defensa, Gustavo Bobbio Rosas.

Ahora comienza la etapa, que muy probablemente también será breve, de la nueva Presidenta de Perú, Dina Boluarte, quie se comprometió en su primer discurso a encaminar al país, sumergido en una crisis política agudizada en los últimos meses.

Boluarte convocó a “un amplio proceso de diálogo entre todas las fuerzas políticas representadas o no en el Congreso”.

Ahora revisemos ese Congreso, reflejo de la fragmentación de la sociedad peruana: 9 partidos con representación:

  1. Perú Libre,
  2. Fuerza Popular,
  3. Acción Popular,
  4. Alianza para el Progreso,
  5. Avanza País,
  6. Renovación Popular,
  7. Somos Perú,
  8. Juntos por el Perú y
  9. Podemos Perú.

Pero hay 13 bancadas.

Otros partidos con inscripción vigente en Perú:

  • Partido Morado,
  • Partido Patriótico del Perú y
  • Partido Frente de la Esperanza 2021.

Además, hay otras 15 organizaciones políticas en proceso de inscripción.

Pero he aquí que Perú eligió nueva Presidenta a una legisladora que no pertenece a ningún partido. De alguna manera se repite el caso de Castillo, quien era el emergente pero no el líder de una fuerza partidaria o sea que nació debilitado. ¿Qué será de Boluarte?

En enero ella fue expulsada de Perú Libre, luego de sostener discrepancias públicas con el fundador y secretario general de esa agrupación, Vladimir Cerrón, el mismo que llevó a Castillo al poder.

El último presidente de la República que no contó con partido político ni bancada oficialista fue Martín Vizcarra, despuesto por el Congreso en noviembre del 2020 pese a que, según Urgente24 consideró en ese momento, hacía una buena gestión desde su regreso de Canadá.

---------------------

Más contenido en Urgente24:

Habló Luciani: Apelación y furia por absolución de De Vido

"¡Argentina, boludo!": El grito viral de Cristiano Ronaldo

Así luce ahora el bebé que fumaba 40 cigarrillos a diario

Por qué Jonatan Viale no está ni en LN ni en Radio Rivadavia

Revuelo por la nariz de Neymar: La imagen que sacudió a las redes

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario