MUNDO Israel > Antony Blinken > Naftali Bennett

RUSIA / UCRANIA

Israel y USA debaten la tregua y hay oferta del Reino Unido

El precio del conflicto es elevadísimo para todos y llega el momento de la negociación. Israel, USA, Reino Unido y Turquía en el diálogo por un alto el fuego.

El 1er. ministro de Israel, Naftali Bennett, mantuvo una reunión con el secretario de Estado de USA, Antony Blinken, en Jerusalén, para hablar de la situación en Ucrania y los esfuerzos de mediación de Israel sobre este tema, anunció la oficina del 1er. Ministro:

El primer ministro Naftali Bennett se reunió con el secretario de Estado de los Estados Unidos, Anthony Blinken, en su oficina en Jerusalén. Las partes discutieron una serie de temas, incluida la crisis entre Ucrania y Rusia y los esfuerzos de mediación de Israel sobre este tema. El primer ministro Naftali Bennett se reunió con el secretario de Estado de los Estados Unidos, Anthony Blinken, en su oficina en Jerusalén. Las partes discutieron una serie de temas, incluida la crisis entre Ucrania y Rusia y los esfuerzos de mediación de Israel sobre este tema.

El comunicado también señala que

  • "se abordó la situación en Oriente Medio y la mejora de las relaciones de Israel con los países de la región", y
  • "el Primer Ministro reiteró la posición de Israel respecto a las negociaciones en Viena y el acuerdo nuclear [con Teherán], destacando la oposición de Israel a la exclusión de la revolución del Cuerpo de la Guardia Islámica (IRGC, unidades de élite de las Fuerzas Armadas iraníes) de la lista [estadounidense] de organizaciones terroristas”.

Bennett también "agradeció al Secretario de Estado por su visita a la región, así como por el apoyo de la administración estadounidense a Israel y el compromiso de garantizar su seguridad".

Las negociaciones ruso-ucranianas comenzaron el 28/02 en Bielorrusia, luego las partes se reunieron en persona 2 veces más. Ahora el trabajo continúa en formato de videoconferencia. No hay avances importantes.

El ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, dijo el 16/03 en una entrevista con RBC TV que colegas de Suiza se le acercaron para mediar en las negociaciones entre la Federación Rusa y Ucrania.

Turquía e Israel hicieron propuestas similares.

Funcionarios ucranianos confirmaron que retomarán las negociaciones presenciales con Rusia con sesiones del lunes 28/03 al miércoles 30/03 en Turquía para buscar un acuerdo y poner fin a la invasión rusa.

En entrevista para medios rusos, el presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, ha explicado que está dispuesto a negociar un estatus de neutralidad si se establecen unas garantías de seguridad y aseguró que el acuerdo solo es posible si las tropas rusas se retiran.

Londres

El Reino Unido podría levantar sus sanciones "paralizantes" si Rusia se retira de Ucrania y se compromete a abstenerse de "más agresiones", dijjo la secretaria de Relaciones Exteriores (Foreign Office), Liz Truss.

En una entrevista con el semanario The Sunday Telegraph, Truss dijo que las sanciones sólo serían anuladas “con un alto el fuego completo y una retirada, pero también compromisos de que no habrá más agresiones".

Ella describió las sanciones como la "palanca dura" que debe usarse cuando se trata de Rusia, que, según ella, no ha cumplido con los "acuerdos múltiples" que ha firmado.

Truss sostuvo que el levantamiento de las sanciones debe verse como el incentivo a cambio del cual el presidente ruso Vladimir Putin debería detener su campaña militar en Ucrania.

Sin embargo, si hubiera “más agresiones en el futuro” por parte de Moscú, tendría que haber una opción sobre la mesa para imponer “sanciones rápidas”, señaló.

Truss reveló que había establecido una “unidad de negociaciones” especial en el Foreign Office, encargada de ayudar en las futuras conversaciones de paz.

Ella es la primera funcionaria británica en sugerir que las amplias sanciones impuestas a Rusia podrían eliminarse como parte de un acuerdo entre Moscú y Kiev.

Sus comentarios se hacen eco de lo que dijo el secretario de Estado de EE. UU., Antony Blinken, quien, en una declaración el miércoles 23/03 señaló que “las sanciones en sí mismas no están diseñadas para ser permanentes. Blinken señaló de manera similar que si “Putin detiene la agresión”, las medidas económicas punitivas podrían “desaparecer”.

Una fuente cercana a Truss es citada por el Sunday Telegraph diciendo que, dado que "Rusia ha demostrado que simplemente no cumple con las reglas y los tratados internacionales", la posibilidad de que se revoquen las sanciones "sería un elemento disuasorio significativo para futuras agresiones o rompimiento de reglas.”

Liz Truss.jpg
Liz Truss.

Liz Truss.

Logística

Rusia necesitará de 3 a 6 meses para reorganizar la logística a los países interesados, dijo Denis Manturov, jefe del Ministerio de Industria y Comercio, en una entrevista con el periodista Pavel Zarubin para el programa Moscú, Kremlin y Putin.

"Toda esta logística se reorganizará. Necesitamos 3, máximo 6 meses en diferentes industrias, direcciones para reconstruir nuestras cadenas de suministro y ventas a aquellos países que están listos, compran y nos suministran productos", dijo.

A principios de marzo, en una reunión entre Vladimir Putin y miembros del gobierno, Manturov denunció que las empresas logísticas europeas estaban saboteando el suministro de productos rusos, en particular de fertilizantes minerales.

Según él, Rusia "no quiere crear problemas y mucho menos hacer subir los precios" y está dispuesta a esperar una "decisión ponderada" de sus colegas para trabajar con los países interesados.

Gravámen en USA

La novedad de tributo especial de Joe Biden porque necesita dinero la expusieron en The Wall Street Journal, Richard Rubín y Andrew Duehren:

"El presidente Biden propondrá un nuevo impuesto mínimo sobre los hogares con un valor de más de US$ 100 millones como parte de su presupuesto anual, dijo la Casa Blanca, en un intento por garantizar que los estadounidenses más ricos paguen al menos el 20% en impuestos sobre sus ingresos y aumento de los valores de los activos cada año.

La propuesta afectaría a menos de 20.000 hogares, y se aplicaría solo a aquellos que no pagan al menos el 20% de impuestos sobre una combinación de ingresos como se define típicamente y sus ganancias no realizadas sobre activos no vendidos, como acciones y negocios cerrados.

El plan generaría aproximadamente US$ 360.000 millones en ingresos durante 10 años, según una hoja informativa de la Casa Blanca publicada antes de la propuesta de presupuesto completo del lunes. Eso es aproximadamente el doble de dinero que aumentar la tasa máxima del impuesto sobre la renta individual del 37% al 39,6%, y afectaría a un grupo mucho más pequeño de personas.

La mayor parte del dinero en el nuevo plan de Biden provendría de los impuestos sobre las ganancias no realizadas acumuladas durante muchos años, que podrían incluir gran parte de la riqueza de los fundadores de grandes empresas tecnológicas como Amazon.com Inc. y la empresa matriz de Facebook, Meta Platforms Inc. Esas personas podrían distribuir sus pagos iniciales durante 9 años; los impuestos mínimos anuales subsiguientes podrían repartirse en 5 años.

No habría exenciones para clases de activos particulares, pero habría reglas especiales para contribuyentes ilíquidos. Las personas no tendrían que hacer valoraciones anuales de activos ilíquidos y podrían diferir algunos impuestos, con cargos por intereses, hasta la muerte o la venta de activos.

La propuesta es el último esfuerzo de la administración Biden para capturar más ingresos de las ganancias de capital de los estadounidenses ricos. Al igual que otras ideas demócratas, marcaría un cambio significativo en la forma en que se definen los ingresos a efectos fiscales, creando una estructura fiscal separada completamente nueva que captaría el aumento del valor de los activos para el gobierno incluso antes de que se vendan esos activos.

El plan de Biden contiene varias características que son diferentes de los intentos anteriores de gravar a la porción más rica de los estadounidenses, como los impuestos anuales sobre el patrimonio o gravar los activos como si se vendieran cada año.

“Aunque hay diferencias entre la propuesta del presidente y el impuesto sobre la renta de multimillonarios, estamos remando en la misma dirección”, dijo el presidente del Comité de Finanzas del Senado, Ron Wyden (Demócrata / Oregon), refiriéndose a su propio plan.

Según el plan de Biden, si el valor de los activos disminuyera, el flujo futuro de pagos se ajustaría a la baja. Los aumentos de valor darían lugar a un flujo nuevo y mayor de pagos de impuestos. La venta de activos también podría dar lugar a ajustes en los pagos de impuestos mínimos requeridos.

El objetivo de la política es efectivamente el pago anticipado parcial de los impuestos que se adeudarían en caso de venta, muerte o donación, con una tasa impositiva promedio mínima del 20% a largo plazo. (...)".

OTAN

La unidad que Estados Unidos y sus aliados en Europa han mostrado al enfrentarse a Rusia en su guerra contra Ucrania está comenzando a mostrar sus límites, con diferencias emergentes sobre hasta dónde presionar su campaña de sanciones económicas, de acuerdo a Financial Times.

En las reuniones de esta semana de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), el Grupo de las 7 principales economías y la Unión Europea, el presidente Biden y otros líderes ofrecieron un apoyo unificado a Ucrania, impulsando la asistencia militar, financiera y humanitaria un mes después de que el presidente ruso, Vladimir Putin, lanzara una invasión a escala.

“Putin esperaba que la OTAN se dividiera”, dijo Biden en la sede de la OTAN en Bruselas después de reunirse con la alianza militar y los líderes del G-7. “La OTAN nunca, nunca ha estado más unida de lo que está hoy”.

Después de disparar varias andanadas de sanciones para debilitar la economía de Rusia y paralizar la capacidad de Putin para financiar la guerra, los aliados están luchando por saber cómo avanzar, y algunos piden más sanciones mientras que otros quieren concentrarse en hacer cumplir las ya impuestas.

joe-biden-rusia-ucraniajpg.webp
Joe Biden se está jugando muchísimo en la ofensiva contra Rusia.

Joe Biden se está jugando muchísimo en la ofensiva contra Rusia.

“Las sanciones deben tener un impacto mayor en el lado ruso que en el lado europeo”, dijo el primer ministro belga, Alexander De Croo, cuando se dirigía a la reunión de líderes de la UE con Biden. Prohibir las compras de energía rusa, dijo De Croo, “tendría un impacto devastador en la economía europea y creo que no es necesario”.

Si bien EE. UU. está planificando medidas adicionales, la falta de nuevas iniciativas de sanciones por parte de los aliados pareció ofrecer un respiro a los mercados de Rusia.

El rublo ha recuperado algunas de sus pérdidas iniciales después de que las primeras rondas de sanciones de Occidente congelaron las reservas del banco central, pusieron en la lista negra al 80% del sector bancario e impusieron sanciones a las principales empresas y a los principales líderes gubernamentales y empresariales.

“La razón por la que el rublo ha rebotado tan sustancialmente como lo ha hecho en las últimas 2 semanas es porque el mercado está reconociendo que hay una serie de lagunas disponibles para que Putin y sus banqueros las exploten”, dijo Nathan Sales, ex alto funcionario estatal del departamento en la Administración Trump ahora en el Atlantic Council con sede en Washington.

Biden y sus asesores han dicho que la coordinación con los aliados producirá un mayor impacto que las sanciones unilaterales. Bajo la Administración Trump, las relaciones con Europa se deterioraron por las sanciones estadounidenses que afectaron a las empresas extranjeras que hacen negocios con Irán, Cuba y el proyecto de gasoducto Nord Stream 2 de Alemania con Rusia.

Hasta ahora, la Administración Biden está evitando separar por completo el sector bancario de Rusia del sistema financiero mundial, prohibiendo todas sus exportaciones de energía o adoptando las llamadas sanciones secundarias, que afectan a las empresas extranjeras que hacen negocios con entidades sancionadas. En cambio, la Administración quiere que se apliquen las sanciones existentes.

“Una parte importante de esta próxima fase”, dijo Jake Sullivan, asesor de Seguridad Nacional de Biden, es “garantizar que haya un esfuerzo conjunto para tomar medidas enérgicas contra la evasión, el incumplimiento de sanciones, cualquier intento de cualquier país de ayudar a Rusia básicamente a socavar, debilitar o sortear las sanciones”.

Al permitir que Rusia continúe recibiendo ingresos por sus ventas de petróleo y gas natural, que constituyen la mayoría de sus exportaciones, y al dejar una parte del sector bancario conectado al sistema financiero internacional, Moscú puede mantener el acceso a algunas divisas extranjeras para pagar sus deudas. Las sanciones al banco central de Rusia limitan el uso de los ingresos para apuntalar el rublo y la economía.

Los funcionarios de la Administración dijeron que el repunte del rublo se desvanecerá y los esfuerzos de aplicación generarán las sombrías perspectivas económicas que el Fondo Monetario Internacional y otros están proyectando. La directora-gerente del FMI, Kristalina Georgieva, predijo una profunda recesión para Rusia. El Instituto de Finanzas Internacionales, una asociación global de firmas financieras, considera que las sanciones acaban con 15 años de expansión económica rusa.

Los aliados han creado “un tornillo que aprieta más y más con cada día y semana que pasa”, dijo Sullivan, y ahora planean “apretar los tornillos y luego considerar otros medios a medida que avanzamos”.

Sin embargo, Putin no ha retrocedido, a pesar de los desafíos económicos y los reveses en el campo de batalla.

Si bien la UE se comprometió esta semana a tomar medidas enérgicas contra los países que ayuden a Rusia a evadir las sanciones, algunos líderes en Europa han desconfiado en el pasado de las sanciones secundarias, viéndolas como un abuso de poder extraterritorial.

En Berlín, donde el gobierno se ha vuelto cauteloso sobre el costo de las sanciones adicionales, los funcionarios advierten en privado que el aumento del número de muertos en Ucrania o el uso de armas químicas por parte de Rusia podrían obligarlos a considerar medidas que ahora se consideran demasiado costosas, como una -prohibición de importación o embargo absoluto del comercio con Rusia.

Dentro de la UE, funcionarios alemanes, respaldados por sus homólogos italianos, griegos y húngaros, han argumentado que el bloque ahora debería centrarse en implementar las sanciones actuales, según diplomáticos. Una serie de países, desde Polonia hasta Irlanda y Suecia, quieren medidas más duras.

En medio de estas divisiones, los funcionarios europeos han discutido durante semanas la prohibición de que los barcos rusos atraquen en los puertos de la UE, pero aún no han tomado medidas. Las promesas de reexaminar nuevas medidas contra bancos rusos individuales tampoco se han materializado.

No es el momento

Leonid Kalashnikov, jefe del Comité de la Duma Estatal sobre Asuntos de la CEI, Integración Euroasiática y Relaciones con los Compatriotas, cree que ahora no es el momento adecuado para celebrar un referéndum sobre la entrada de la LPR en Rusia.

"Creo que ahora no es el momento adecuado para esto. Y no es necesario estar desconcertado por tales preguntas ahora, cuando se está decidiendo el destino en el frente", dijo a TASS.

El jefe de la LPR, Leonid Pasechnik, dijo a los periodistas que en un futuro próximo se realizará un referéndum en el territorio de la república, en el que sus habitantes expresarán su opinión sobre la incorporación a la Federación Rusa.

-------------

Más notas en Urgente24:

Francisco, vía Fátima, busca mediar pero Biden hace golpismo

Rating S&P: Malvinas A+ vs. Argentina CCC+ (rumbo al waiver)

¿Qué pasa si las bebidas dietéticas abren el apetito?

Mucho gimnasio pero dormir bien también reduce el peso

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario