MUNDO Qatar > Irán > nuclear

DEBATE EN ISRAEL

En Qatar comienzan a negociar Irán y 5+1 tema nuclear

La agencia iraní de noticias IRNA dijo que Qatar es el escenario desde el martes 28/06 para reflotar acuerdo nuclear.

Agencia IRNA desde Teherán, capital de Irán: Una fuente informada del Ministerio de Relaciones Exteriores iraní dijo el lunes 27/06 que las negociaciones sobre la reactivación del acuerdo nuclear de 2015 comenzarán en Qatar el martes 28/06.

La fuente dijo que las negociaciones se llevarán a cabo en la capital, Doha.

Más temprano el lunes, el Ministerio de Relaciones Exteriores iraní dijo que las conversaciones cubrirán temas sobre la eliminación de las sanciones contra Irán, que quedaron sin resolver en las discusiones de Viena, Austria.

El ministerio también dijo que las próximas conversaciones se realizarán de manera indirecta con USA, y que nada se agregará ni reducirá de lo que ya se acordó en Viena.

Las negociaciones de Viena comenzaron en abril de 2021 para revivir el acuerdo nuclear iraní que tuvo problemas 3 años antes después de que USA abandonara el acuerdo y volviera a imponer sanciones a Irán.

Irán ha dicho que cualquier acuerdo para revivir el acuerdo de 2015 debería resultar en la eliminación total de las sanciones de manera verificable.

Israel

Es probable que esto haya tomado por sorpresa a Israel, quien impugna cualquier acuerdo entre Irán y USA + Reino Unido + Francia + China + Rusia + Alemania (5+1).

Israel se había ilusionado con una tensión entre Irán y la Organización Internacional de Energía Atómica.

En este contexto, el diario The Jerusalem Post, que es profundamente contrario a Irán, publicó acerca de un debate interno entre el servicio de inteligencia de las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) y el servicio de Inteligencia del Ejecutivo, Mossad, acerca de qué hacer con esta negociación:

"A pesar del informe de Yediot Aharonot el domingo 26/06 de que existe una pelea actual entre la inteligencia de las FDI y el Mossad sobre si es una buena idea que USA regrese al acuerdo nuclear de Irán de 2015, la situación es más compleja.

La verdad es que hay guerras dentro de las FDI y guerras dentro del Mossad.

De hecho, la clase política israelí, donde el 1er. ministro saliente, Naftali Bennett; el 1er. ministro entrante, Yair Lapid; y el ex 1er. ministro, Benjamin Netanyahu, están todos de acuerdo en que volver al acuerdo sería malo, puede ser el único tema sobre el que haya consenso.

Incluso el propio informe reconoció que el jefe de las FDI, el teniente general Aviv Kohavi, está en contra del acuerdo, a pesar de que su propio jefe de inteligencia militar, el general de división Aaron Haliva está a favor de volver al trato.

Si bien la mayoría de los jefes actuales y anteriores de las FDI pueden estar a favor de un regreso al acuerdo:

  • el exjefe de las FDI, Gadi Eisenkot,
  • el exjefe de inteligencia de las FDI, Amos Yadlin, y
  • el exjefe de análisis de inteligencia de las FDI, Dror Shalom,

han dicho que alejar la amenaza nuclear de Irán hasta al menos 2025 fue una buena idea, Kohavi no se encuentra aislado.

El exjefe de análisis de inteligencia de las FDI, Yossi Kuperwasser, se opone, al igual que el exmayor general de las FDI y jefe del Consejo de Seguridad Nacional, Yaakov Amidror. El exjefe de análisis de inteligencia de las FDI, Yossi Kuperwasser, se opone, al igual que el exmayor general de las FDI y jefe del Consejo de Seguridad Nacional, Yaakov Amidror.

El Mossad tampoco es monolítico al oponerse al acuerdo.

El director del Mossad, David Barnea, y su predecesor, Yossi Cohen, se oponen con vehemencia a volver al acuerdo.

Pero los exjefes del Mossad, Tamir Pardo, Shabtai Shavit, Danny Yatom, Efrayim Halevy y el exjefe de la oficina de Irán del Mossad, Sima Shine, criticaron a la Administración Trump por retirarse del acuerdo, y Pardo lo calificó de “catástrofe”.

El propio exdiputado de Cohen, Ehud Lavi, ha cuestionado la conveniencia de retirarse.

Si bien muchos de los actuales jefes de división del Mossad que fueron elegidos personalmente o por Barnea o por Cohen se opusieran al acuerdo, el sentimiento es que hay muchos funcionarios actuales del Mossad que creen silenciosamente que volver a unirse al acuerdo es la mejor opción o la menos mala actualmente disponible.

De hecho, es probablemente la mayor división que ha tenido la organización de defensa en más de una década, en todas las instituciones y en todos los niveles.

Un debate anterior colocó a los entonces jefes de las FDI, Gabi Ashkenazi y Benny Gantz, y luego a los jefes del Mossad, Meir Dagan y Tamir Pardo, contra el entonces ministro de Defensa, Ehud Barak y Netanyahu.

Barak y Netanyahu dijeron públicamente que querían atacar el programa nuclear de Irán de manera preventiva durante el período 2010-2012, mientras que el Mossad y las FDI estaban en su mayoría en contra en ese momento. Barak y Netanyahu dijeron públicamente que querían atacar el programa nuclear de Irán de manera preventiva durante el período 2010-2012, mientras que el Mossad y las FDI estaban en su mayoría en contra en ese momento.

Pero con el ascenso de Cohen a jefe del Mossad, la agencia clandestina cambió a una posición más pro-ataque y anti-acuerdo (cuyas siglas son JCPOA). Esto fue continuado por Barnea, incluso sin la influencia de Netanyahu.

Cuando Haliva asumió el cargo, posicionó a las FDI para que no sacudieran el barco si un acuerdo era inevitable, incluso si era imperfecto. Su declaración de apoyo al JCPOA se produjo poco después de que una entrevista con el jefe de la fuerza aérea de las FDI, el mayor general Tomer Bar, garantizara que sus pilotos podrían eliminar las instalaciones nucleares de Irán si así se lo ordenaran.

Desde febrero, y aún más desde el mes pasado, Barnea ha mantenido a Teherán bajo presión tras ronda de operaciones que retrasan el programa nuclear de Irán, independientemente del estado de las conversaciones nucleares.

Con el esquema de defensa dividido, son Bennett, Lapid, Netanyahu y ahora el ministro de Defensa, Gantz, quienes decidirán o apoyar o criticar o tratar de pulverizar el JCPOA.

Existe cierta especulación de que una alianza Lapid-Gantz podría conducir a una crítica mucho más silenciosa y tal vez a una reducción de los ataques encubiertos en comparación con un gobierno dirigido por Bennett o Netanyahu.

Sin embargo, un acuerdo probablemente significaría reducir el perfil de ataque de Israel contra Irán mientras se mantienen las grandes opciones militares aéreas y más pequeñas encubiertas listas y disponibles para desplegarse en cualquier momento en caso de que surja la necesidad.

Si no hay acuerdo, la guerra en la sombra de Israel con Irán puede continuar intensificándose en el futuro cercano. Si hay un acuerdo, con los principales límites nucleares que expiran en 2025, esas opciones pueden volver al frente más temprano que tarde."

----------------------

Más contenido en Urgente24:

Misterio por las motos BMW del conurbano bonaerense

"Estamos frente a una corrida que busca su gatillo"

Turquía apronta nuevo dron Bayraktar con munición de 340 kg

Chubut se tienta con un Vaca Muerta 2

Revuelo: Juan Román Riquelme estuvo en la cabina de Vignolo

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario