MUNDO Brasil > Lula da Silva > Jair Bolsonaro

ELECCIONES 2022

Brasil: Boicot de Lula da Silva y Jair Bolsonaro al debate

Los principales candidatos a las elecciones presidenciales en Brasil, Lula da Silva y Jair Bolsonaro, se niegan a asistir a los debates de la primera vuelta.

En Brasil crece la preocupación luego de que los dos principales candidatos a las elecciones presidenciales, Jair Bolsonaro, quien buscará la reelección, y el ex presidente Lula Da Silva, hayan anunciado que no se presentaran a los debates entre candidatos para la segunda vuelta.

Entre acusaciones de “ataques a la democracia”, ambos candidatos proponen un faltazo insólito a los debates presidenciales en Brasil. Sin embargo, plantearon que se presentaron al debate para la segunda vuelta, asumiendo así que ambos pasarían al balotaje, en el caso de que hubiera, del 30 de octubre.

Lula da Silva y Jair Bolsonaro buscan mostrarse rebeldes y con sobre confianza ante su rival, pero no aprovechar una oportunidad como lo es un debate entre candidatos para presentar sus propuestas y medirse ante sus rivales podría constituir un suicidio, considerando que la historia muestra que los debates suelen catapultar y enterrar a algunos candidatos de frente a la primera vuelta.

Además, ¿qué imagen brindan al electorado brasilero al ningunear su poder de reacción ante un debate? ¿Y de asumir de antemano que ganarían la primera vuelta?

Jair Bolsonaro, ¿con miedo, o estratega?

El que tiró la primera piedra fue Jair Bolsonaro, al declarar que no se presentará a los debates programados por las distintas cadenas de televisión brasileras para la primera vuelta.

Pero la sorpresa vino cuando el actual presidente de Brasil dijo que no se presentará porque sabe que los otros candidatos lo atacaran y que prefiere ahorrarse ese “mal momento”.

Jair Bolsonaro dijo este martes, 31, que no pretende participar en enfrentamientos de este tipo en la primera vuelta de la disputa por el Palacio del Planalto para no recibir un “golpe” de los opositores.

image.png
Jair Bolsonaro en la entrevista con "Ratinho" donde dijo que no se presentara al debate de la 1ra vuelta.

Jair Bolsonaro en la entrevista con "Ratinho" donde dijo que no se presentara al debate de la 1ra vuelta.

En la segunda ronda, participaré. En la primera vuelta, pensamos porque, si me voy, los diez candidatos que están ahí van a querer pegarme todo el tiempo y no tendré tiempo de responder En la segunda ronda, participaré. En la primera vuelta, pensamos porque, si me voy, los diez candidatos que están ahí van a querer pegarme todo el tiempo y no tendré tiempo de responder

Además, el presidente también propuso que las preguntas se acuerden de antemano y se sometan al conocimiento de los candidatos “para no bajar el nivel”.

Con la misma moneda

En respuesta, Lula da Silva decidió jugar la misma carta.

Hasta el momento, admite que no se presentará a los debates televisivos en la primera vuelta de las elecciones. Los dos candidatos aún intentan implementar el modelo que les resulte más conveniente para los debates.

Lula, por su parte, quiere un máximo de tres debates en la primera vuelta, en un formato similar al que ocurre en USA: un mix entre diferentes medios. Hasta el momento, son nueve los programados por radio, TV y diarios.

Sin embargo, esta táctica no es nueva para Lula Da Silva, candidato para el Partido de los Trabajadores de Brasil: en la campaña de 2006, cuando era presidente y candidato a la reelección, Lula tampoco participó de los debates de la primera vuelta y solo apareció en la segunda vuelta.

“Veamos si habrá una cantera, quién participará, cuáles son las reglas”, dijo el coordinador de comunicación de la campaña de Lula, Rui Falcão.

En una publicación realizada a principios de año, en las redes sociales, Lula dijo que era necesario reducir el número de debates y sugirió un grupo de locutores. “No es posible asistir a todas las televisiones, radios, redes sociales, sino nos encerramos en el estudio”, dijo el expresidente.

https://twitter.com/LulaOficial/status/1512077440343949325

Pero Jair Bolsonaro ya se había ausentado del debate presidencial para la primera vuelta de las elecciones de 2018 “por razones de salud”, después de haber sido acuchillado en un acto un mes antes. Pero a la misma hora del debate, Bolsonaro dio una entrevista a un canal religioso pentecostal. Por eso la mayoría de críticas se dirigieron a él.

Falcao recordó esta situación y comentó: “¿Por qué Bolsonaro no quiere debatir? En las últimas elecciones, en 2018, ya usó el cuchillo para escapar”.

“No puedo rendirme ante la acción premeditada y articulada de algunos opositores que pretenden convertir el debate de esta noche en una arena de rudezas y agresiones, en un juego de cartas marcadas”, resaltó la nota difundida por él en el último enfrentamiento televisado de la primera vuelta, promovido por TV Globo.

La estrategia de esquivar el debate ya ha sido adoptada por otros candidatos que han liderado las encuestas. En 1989, por ejemplo, Fernando Collor de Mello, actual senador, estuvo ausente de la primera vuelta. En 1994, Fernando Henrique Cardoso tampoco apareció en absoluto. En 1998 no hubo encuentros de esta naturaleza entre candidatos presidenciales en la televisión porque las reglas preveían la participación de todos los contendientes y las emisoras renunciaron a organizarse.

Ahora, el equipo de Lula da Silva propone una reducción de los debates para que este se presente a las transmisiones de la primera vuelta.

image.png
Lula da Silva en acto de campaña.

Lula da Silva en acto de campaña.

Por otro lado, los asistentes de Jair Bolsonaro creen que pueden cambiar su parecer: el actual escenario electoral puede hacer cambiar de opinión a Bolsonaro sobre el debate en 1ª vuelta.

Especialmente si se confirma el actual escenario electoral que señalan las encuestas, Bolsonaro podría ser empujado al debate. Las encuestas muestran una elección polarizada entre él y Lula da Silva, con posibilidades de victoria para el PT incluso en la primera vuelta.

Bajo esta lógica, el enfrentamiento televisado puede ser el último instrumento de Bolsonaro para defender los cuatro años de su gobierno y evitar la derrota. Esta evaluación se hará únicamente en la última hora de la carrera electoral.

"Ataque a al democracia"

Sin embargo, entre la opinión publica y la oposición, esta actitud de ambos candidatos causo mucha polémica y bronca. El precandidato del PDT a la Presidencia, Ciro Gomes, dijo a GLOBO que es un "crimen contra la democracia" que los dos líderes en las encuestas, Lula da Silva y Jair Bolsonaro, no se presenten a los debates presidenciales en las elecciones de este año.

Bolsonaro y Lula están acordando no participar en los debates, demostrando el desprecio que tienen por la confrontación de ideas. En un momento de grave crisis económica, social y política, no aceptar participar en los debates de una elección para la Presidencia de la República es un crimen contra la democracia misma. Bolsonaro y Lula están acordando no participar en los debates, demostrando el desprecio que tienen por la confrontación de ideas. En un momento de grave crisis económica, social y política, no aceptar participar en los debates de una elección para la Presidencia de la República es un crimen contra la democracia misma.

Los debates entre los candidatos presidenciales son una herramienta histórica para enfrentar a los candidatos y sus propuestas frente a frente ante el electorado. Sobre todo, ante el votante indeciso, que espera toda la campaña para este evento.

Mas que nada, también juegan un rol importante en las tendencias de votos en los casos donde un candidato resulte claramente derrotado frente a un rival, pudiendo enterrar o catapultar la candidatura de algúno.

En el caso de no ser parte de una "estrategia" particular, no presentarse a un debate puede interpretarse como un acto de debilidad y/o de sobre confianza de un candidato sobre su propio electorado.

Últimas encuestas

Las últimas encuestas muestran una continuacion de la tendencia: Lula da Silva se mantiene a la cabeza con una cifra de aprobación importante.

El conjunto de las encuestas electorales más recientes indica que Lula da Silva está adelante en la carrera presidencial en 16 estados, mientras que el presidente Jair Bolsonaro lidera en ocho. En los últimos 45 días hubo tres cambios: Río de Janeiro y Goiás dejaron la clasificación de “indefinidos” y comenzaron a mostrar al expresidente y al actual mandatario. Y ya no es seguro decir que Bolsonaro gana en Paraná.

La encuesta realizada por el Instituto FSB le dio a Lula una intención de voto del 47%, lo que representa un incremento de 6 puntos respecto a abril, mientras que el apoyo a Bolsonaro se mantuvo en el 32%. El año pasado, Lula había llegado a sacar una diferencia de más de 20 puntos.

Pese a su considerable ventaja, Lula no alcanzaría el 50,01% necesario para proclamarse vencedor en la primera vuelta, por lo que todo se definiría en un balotaje. En ese caso, el líder del PT obtendría el 54% de los votos contra el 35% de Bolsonaro.

El mapa electoral actual de Lula es un arco que parte del Sudeste, abarca todo el Nordeste y avanza por los estados más grandes de la Amazonía. Los bastiones de Bolsonaro básicamente coinciden con la geografía de la agroindustria.

image.png
Mapa de Brasil según la geografía del voto entre ambos candidatos.

Mapa de Brasil según la geografía del voto entre ambos candidatos.

En São Paulo, Paraná y Rio Grande do Sul, la distancia entre ambos es pequeña, lo que impide nombrar por el momento un claro favorito.

El conjunto de sondeos indica que el PT está adelante en todos los estados del Nordeste, región que concentra cerca del 27% de los votantes del país.

Bolsonaro, por otro lado, debería estar a la cabeza en toda la región del Medio Oeste. Las proyecciones de Estadão indican que amplió la pequeña ventaja que tenía en Goiás y ahora puede ser visto como un líder aislado en el estado. Alrededor del 7,5% de los votantes del país se encuentran en el Medio Oeste.

En la región Sur, que concentra el 15% del electorado, la ventaja es de Bolsonaro, pero ha disminuido. El presidente está adelante en Santa Catarina, donde obtuvo su mayor victoria en 2018, pero no hay un claro favorito en Paraná y Rio Grande do Sul.

En el Sudeste, Lula aparece como favorito en Minas Gerais, Espírito Santo y Río de Janeiro. En este último estado, el cuadro no estuvo muy definido hasta mediados de abril, pero una encuesta reciente del Ipec mostró al PT con un 46%, frente al 31% del principal opositor. El Sudeste concentra prácticamente el mismo número de votantes que la suma del Nordeste, Norte y Centro Oeste. Tiene casi el 43% de los votantes.

Más contenido en Urgente24:

'La Casta' se despabila: ¡Javier Milei creció demasiado!

Bloomberg usó a la Argentina para alertar a Biden: "Está a la deriva"

Netflix, más caro en junio: Cuáles serán los nuevos precios

USA en llamas, prevén una crisis peor que la de 2008

Alimentos que empeoran tu dolor de huesos, dice dietista

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario