JUNTOS BIEN Alzheimer > Demencia > causa

NUEVO ESTUDIO

La causa del Alzheimer podría estar donde menos crees

Nuevo estudio sobre la enfermedad de Alzheimer arroja luces sobre una posible causa que va más allá de lo que pasa en el cerebro.

La enfermedad de Alzheimer generalmente se relaciona con lo que pasa en el cerebro, sobre todo, con los cambios que van ocurriendo a medida que las personas envejecen. Sin embargo, hay otras teorías que sugieren que este tipo de demencia puede estar relacionada con lo que pasa en otras partes del cuerpo, por ejemplo, en el intestino. De hecho, una nueva investigación arroja luces acerca del posible papel del microbioma intestinal en el desarrollo del Alzheimer. ¿Podría estar ahí la causa? Mira lo que los investigadores encontraron.

Lo último sobre el Alzheimer

Una de las últimas investigaciones sobre el Alzheimer se centra en la posible conexión entre el microbioma intestinal y la enfermedad de Alzheimer.

El microbioma intestinal está formado por toda la microbiota que vive en el tracto intestinal, incluido el estómago. A su vez, la microbiota intestinal es la comunidad de microorganismos residentes en el tubo digestivo.

Cada vez hay más pruebas contundentes de que el microbioma intestinal puede estar relacionado con ciertas enfermedades, incluyendo el Alzheimer.

"Aún no sabemos si el intestino influye en el cerebro o si el cerebro influye en el intestino, pero en ambos casos es valioso conocer esta asociación", afirma el coautor del estudio Gautam Dantas, catedrático Conan de Medicina Genómica y de Laboratorio, apunta Infosalus.

"Podría ser que los cambios en el microbioma intestinal no sean más que una lectura de cambios patológicos en el cerebro. La otra alternativa es que el microbioma intestinal esté contribuyendo a la enfermedad de Alzheimer, en cuyo caso alterar el microbioma intestinal con probióticos o transferencias fecales podría ayudar a cambiar el curso de la enfermedad", agregó.

Si bien, estudios anteriores habían sugerido cierta asociación entre el microbioma intestinal y el Alzheimer, los investigadores de este nuevo trabajo dijeron que nadie había estudiado aún el microbioma intestinal de personas en la fase crítica presintomática.

Esta fase incluye a las personas que aún no han tenido síntomas cognitivos de Alzheimer, aunque ya hayan comenzado los cambios cerebrales.

"Cuando las personas presentan síntomas cognitivos, ya se han producido cambios significativos que a menudo son irreversibles, pero si se puede diagnosticar a alguien en una fase muy temprana del proceso de la enfermedad, ése sería el momento óptimo para intervenir eficazmente con una terapia", dijo Beau M. Ances, coautor del estudio.

Alzheimer y microbioma intestinal

Ahora bien, en el estudio participaron sujetos que eran cognitivamente normales. Los participantes proporcionaron muestras de heces, sangre y líquido cefalorraquídeo, así como datos de su dieta y se sometieron a escáneres cerebrales, detalla el medio.

El estudio mostró que, las personas sanas y las que estaban en la fase inicial la enfermedad de Alzheimer tenían bacterias intestinales diferentes, a pesar de seguir casi la misma dieta.

Tales diferencias se correlacionaban con los niveles de amiloide y tau, la proteínas que se acumulan en el cerebro y se asocian con el Alzheimer.

"Lo bueno de utilizar el microbioma intestinal como herramienta de detección es su sencillez y facilidad. Algún día las personas podrán proporcionar una muestra de heces y averiguar si tienen un mayor riesgo de desarrollar Alzheimer. Sería mucho más fácil y menos invasivo y más accesible para una gran parte de la población, especialmente los grupos infrarrepresentados, en comparación con los escáneres cerebrales o las punciones lumbares", comentó Ances.

Por su parte, Dantas cree que, "si existe una relación causal, lo más probable es que sea inflamatoria. Las bacterias son unas fábricas químicas asombrosas, y algunos de sus metabolitos afectan a la inflamación en el intestino o incluso llegan al torrente sanguíneo, donde pueden influir en el sistema inmunitario de todo el cuerpo".

De cualquier manera, los investigadores consideran que se necesitan más estudios.

"Todo esto es especulativo en este momento, pero si resulta que hay una relación causal, podemos empezar a pensar si promover las bacterias 'buenas' o deshacerse de las bacterias 'malas' podría ralentizar o incluso detener el desarrollo de la enfermedad de Alzheimer sintomática", indicaron.

Síntomas del Alzheimer

Ahora bien, mientras avanzan las investigaciones, siempre es bueno recordar los síntomas de la enfermedad de Alzheimer a los que hay que prestarles atención. Esto es lo que indica la BrightFocus Foundation:

  • Cambios en la personalidad
  • Deterioro en la capacidad de movimiento o al caminar
  • Dificultad para comunicarse
  • Bajo nivel de energía
  • Pérdida de memoria
  • Cambios de estado de ánimo
  • Problemas de atención y orientación
  • Incapacidad de resolver operaciones aritméticas sencillas

-----------------------

Más contenido de Urgente24

El alimento que se asocia con diabetes y nadie se lo imagina

Osteoporosis: Médico pide evitar este alimento de inmediato

Estas 5 cosas te acercan al cáncer de mama sin darte cuenta

Diabetes: Cuidado con este conocido alimento del desayuno

La bebida poderosa que Harvard sugiere para cálculos renales

Te puede interesar

    Dejá tu comentario