Leído

NOVEDAD EN EL EXPEDIENTE

Asignatura pendiente K: Nisman se suicidó (Gendarmería tiene otro problema)

Dom, 15/12/2019 - 2:27pm
Enviado en:
Por Urgente24

El 18/01/2015, Natalio Alberto Nisman fue encontrado muerto con un disparo en la cabeza en su edificio Torre Boulevard del complejo Torres Le Parc, en el barrio de Puerto Madero, horas antes de presentarse a la Comisión de Legislación Penal de la Cámara de Diputados de la Nación Argentina para que precisara su denuncia contra la entonces presidenta Cristina Fernández de Kirchner y otros, atribuyéndoles la intención de encubrir a un grupo de sospechosos en la causa AMIA mediante la firma del memorándum de entendimiento Argentina-Irán. Nisman denunció también al juez Claudio Bonadío por amenazas de muerte contra él y sus hijas, a raíz de sus investigaciones en al caso del atentado terrorista contra la AMIA. Para Mauricio Macri / Cambiemos / Juntos por el Cambio, Nisman fue asesinado. La mayoría de los medios de comunicación acompañaron aquella sospecha que devino en denuncia que tuvo enorme peso en la campaña electoral que ganó Macri. Para CFK / Frente para la Victoria / Frente de Todos, Nisman se suicidó. El 18/01/2020 se cumplirán 5 años de aquel acontecimiento traumático, y quienes sostienen que fue un suicidio comenzaron a presentar pruebas que no pudieron exhibir durante la Administración Macri. Ellos afirman haber sido víctimas de una 'construcción' judicial / mediática. ¿Qué dirá Gendarmería Nacional, la fuerza de seguridad que fundamentó la hipótesis del asesinato? GN es la fuerza de seguridad más cercana a Patricia Bullrich durante su gestión.

Contenido

Notable la novedad sobre el 'caso Nisman' que aportó Raúl Kollman en Página/12:

"Durante casi cuatro años se argumentó que el Cuerpo Médico Forense (CMF), que depende de la Corte Suprema de Justicia, manipuló la autopsia de Alberto Nisman y que la mejor prueba era que la autopsia se fotografió y se grabó en video, pero sin audio, sin que se pueda escuchar lo que estaban diciendo los forenses. 

"Escondieron sus verdaderas conclusiones", era la versión difundida por los operadores judiciales-mediáticos de Cambiemos. 

La realidad es que el audio está en la causa judicial y la defensa del informático Diego Lagomarsino, al volver a estudiar el video, se encontró con que el audio está normalmente en la grabación. Durante la semana que pasó, los abogados de Lagomarsino, Maximiliano Rusconi y Gabriel Palmeiro, le pidieron al fiscal y al juez que manden a trabajar técnicamente el video, limpien el audio de ruidos y lo incorporen en la causa judicial.

La autopsia hecha en la Morgue por el CMF concluía que "no había participación de terceras personas en la muerte de Alberto Nisman", algo que le adelantó por teléfono, el titular de la Morgue, Fernando Trezza, a la fiscal Mónica Fein en la mañana del 19 de enero de 2015, horas después del hallazgo del cuerpo. Eso también consta en la causa: la fiscal dejó asentada en un acta de la llamada telefónica y lo hizo pública ante el periodismo esa mañana. 

Pero de inmediato empezó el bombardeo contra el CMF para deslegitimar la conclusión, al punto que se envió a hacer un estudio posterior a la Gendarmería, la fuerza que estaba al comando de Patricia Bullrich. 

El estudio, al que trataron de darle jerarquía llamándolo 'interdisciplinario', concluyó lo que el gobierno de Cambiemos pedía: que a Nisman lo mataron, le pegaron una tremenda paliza que incluyó la fractura de la nariz, golpes en la boca, los riñones y una pierna, y además lo habían dormido usando ketamina, una droga que ni siquiera se utiliza para dormir a seres humanos ni pudieron determinar cómo se le suministró al fiscal. Para lograr semejante conclusión, el juez Julián Ercolini y el fiscal Eduardo Taiano evitaron que hubiera confrontación de ideas y de diagnósticos con el CMF, o sea que no permitieron que los forenses -los mayores expertos del país en autopsias- participaran del estudio.

(...) Lo trascendente es que está el audio de la hora, 46 minutos y 16 segundos que duró la operación. La jugarreta de Cambiemos fue tratar de desvirtuar lo hecho por el CMF, que realiza miles de autopsias por año. Con ese objetivo, intentaron minimizar el adelanto, que es algo habitual, transmitido por Trezza. 

De inmediato llegó la orden de bajarle el tono a la conclusión y luego empezaron con un continuo horadar de lo hecho. 

Por ejemplo, la Gendarmería sostuvo que a Nisman le fracturaron la nariz, o sea que eso se le habría pasado a la médica que lo revisó en el baño de Le Parc, a los dos forenses que hicieron la autopsia y a los trece forenses que luego firmaron las conclusiones en una junta médica. Sostuvieron que la hora de la muerte estaba mal calculada, pese a que Trezza es uno de los mayores especialistas en el tema a nivel mundial. Y mediáticamente argumentaron que no se había grabado el audio para esconder algo.

Los abogados de Lagomarsino decidieron estudiar nuevamente la grabación y descubrieron que el audio está íntegro, contrariamente a lo que se difundía. Sin espacios en blanco, sólo con ruidos de agua, del instrumental y con las dificultades del flojo volumen original. 

Rusconi y Palmeiro justamente piden que se limpie con técnica y se incorpore al expediente para terminar con toda polémica. 

El mes próximo se cumplirán cinco años de la muerte de Nisman y las pruebas, en forma abrumadora, demuestran que se disparó a sí mismo, en un departamento cerrado en el que no hay el menor rastro de desorden ni de pelea, en un baño en el que no hay huellas ni pisadas de otra persona, algo que también se demuestra con la manchas de sangre que cayeron hacia todos lados sin que ningún cuerpo de otra persona se interponga. (...)".