CHESPIRITO

Adiós al 'Chavo': Murió Roberto Gómez Bolaños

Creador de personajes entrañables y pionero de la televisión mexicana, el humorista que entretuvo a generaciones de televidentes falleció a los 85 años.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). El comediante y escritor mexicano Roberto Gómez Bolaños 'Chespirito', creador e interprete de personajes como 'El Chavo' y 'El Chapulín Colorado', entre muchos otros, falleció este viernes a los 85 años. 
 
Bolaños falleció en su casa de la localidad mexicana de Cancún. Su salud se había deteriorado en los últimos días, aunque no se conoció la causa de su deceso. 
 
Sufría varios padecimientos como diabetes y un enfisema pulmonar.
 
Chespirito comenzó su carrera entre 1960 y 1965 escribiendo guines para los programas de la cadena Telesistema Mexicana, actualmente Televisa. 
 
Pero fue en 1968  cuando inició su carrera como actor.
 
El prolífico cómico recibió el mote de "Chespirito" de un director de cine, quien tomó el diminutivo de la pronunciación en español de Shakespeare y lo bautizó así por su abundante producción como libretista y su baja estatura.
 
Más de cuatro décadas después de haber sido estrenados, los programas de Chespirito continúan en las pantallas de Latinoamérica, algo completamente inusual en la televisión. 
 
Había nacido en la Ciudad de México el 21/02 de 1929, en el seno de una familia conformada por Elsa Bolaños y Francisco Gómez Linares, un pintor, dibujante e ilustrador de diversos diarios de la época.
 
Aunque Gómez Bolaños estudió ingeniería, nunca ejerció y prefirió hacer a un lado la mecánica y la electrónica para dedicarse a las letras y la publicidad. Su primer trabajo fue a los 22 años en la agencia publicitaria D’Arcy, tras lo cual incursionó en el guionismo.
 
Gómez Bolaños se casó en primera instancia con la escritora Graciela Fernández, con quien tuvo seis hijos: Roberto, Graciela, Marcela, Paulina, Teresa, Cecilia. Chespirito se casó por segunda vez en 2004 con Florinda Meza, la actriz estelar de sus series, aunque su relación comenzó mucho tiempo antes de la boda.
 
La carrera de actor de Chespirito comenzó en 1968, cuando se hizo cargo de 30 minutos sabatinos de la programación de la televisora TIM, donde nació El Ciudadano Gómez. El éxito de la serie lo llevó al horario estelar dos años después, cuando dio inicio el programa con su nombre.
 
En ese espacio, Gómez Bolaños dio a conocer a personajes como El Chapulín Colorado, un héroe vestido de rojo que luchaba con su chipote chillón contra los malos a pesar de su poco dominio del miedo. Entre sus trucos para despistar a sus enemigos utilizaba las pastillas de “chiquitolina”, para hacerse pequeño.
 
“Yo quería hacer un héroe un autentico, lo revestí de características más humanas, le gustan las mujeres —porque con Supermán y Batman había la duda—, ofrecí el personaje a muchos actores y todos los rechazaron, pero cuando tuve la oportunidad de actuar, entonces pude hacer El Chapulín Colorado que me abrió las puertas de toda América”, dijo Bolaños en una entrevista.
 
Con el nacimiento de El Chapulín Colorado también surgió en 1971 El Chavo del Ocho, una serie que se centró en un niño sin hogar que vivía en una vecindad junto con Don Ramón (Ramón Valdés), un inquilino que vivía con su hija La Chilindrina (María Antonieta de las Nieves), que debía meses de renta, y que era agobiado por la cobranza implacable del casero, El Señor Barriga (Edgar Vivar). 
 
También convivían en esa famosa vecindad personajes como La Bruja del 61 (Angelines Fernández), la eterna enamorada de Don Ramón, así como Doña Florinda (Florida Meza), la esposa de un marinero que aconsejaba a su hijo Quico (Carlos Villagrán) no juntarse “con la chusma”, y que era cortejada por el Profesor Jirafales (Rubén Aguirre).
 
La del Chavo del Ocho era “una infancia desvalida” pero quiso plantear dicho personaje “para dar un mensaje de optimismo”.
 
“El Chavo aun careciendo casi de todo, es optimista, disfruta, brinca, se emociona y tiene el maravilloso don que es la vida”, dijo Gómez Bolaños al describir el personaje en la televisión española.
 
El éxito de dicha serie llevó a la internacionalización de ambos programas, que para 1973 ya se transmitían a toda América Latina. El programa de Gómez Bolaños acaparaba entonces el rating de la televisión mexicana, donde llegó a alcanzar más de 50 puntos.
 
Aunque Los Caquitos fue un sketch que inició desde 1970, no fue sino hasta principios de la década de 1990, cuando debido a su edad Gómez Bolaños decidió retirar a El Chavo del Ocho y al Chapulín Colorado, que la serie se centró en la historia de los dos ladrones.
 
La trama de El Chompiras, el torpe ladrón de casas, esposo de María Expropiación Petrolina, La Chimoltrufia, y que era abofeteado cada vez que cometía un error por El Botija, también tuvo enorme éxito en América Latina, al igual que personajes como El Doctor Chapatín y Los Chifladitos.
 
En 1978 Gómez Bolaños incursionó en el cine con El Chanfle, la historia de un aguador del club de futbol América, y poco tiempo después realizó una secuela de la misma.
 
Gómez Bolaños también incursionó como actor en el teatro con 11 y 12, lo cual coincidió con el fin de las transmisiones de Chespirito, en 1995. Chespirito presentó dicha obra en varios países de América Latina como Colombia y Perú.
 
En el año 2000, Televisa, la empresa para la que trabajó durante toda su carrera, le brindó un homenaje para conmemorar los 30 años del aniversario de El Chavo del Ocho.
 
En 2012, Televisa le realizó otro homenaje, esta vez en el Auditorio Nacional, del cual se tuvo que retirar por problemas de salud. 

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario