Leído

CAPÍTULO CANADA

Volskwagen otra vez complicada por el dieselgate

Vie, 24/01/2020 - 8:01pm
Enviado en:
Por Urgente24

El mes pasado Australia le impuso una multa de 77,6 millones de euros al grupo alemán por engañar a sus consumidores acerca de las emisiones reales de decenas de miles de sus coches, ahora es el turno de Canadá. Deberá pagar,196 millones de dólares en moneda de ese país.

Canadá multo a Volkswagen por el dieselgate
Canadá multó a Volkswagen por el dieselgate
Contenido

El Grupo Volkswagen vuelve a verse las cara con el peor escándalo de su historia. Si el mes pasado Australia impuso una multa de 77,6 millones de euros al grupo alemán por engañar a sus consumidores acerca de las emisiones reales de decenas de miles de sus coches, ahora es el turno de Canadá.

El Tribunal de Justicia de Ontario ha propuesto una multa de 196 millones de dólares canadienses - alrededor de 135 millones de euros- contra el consorcio automotriz después de que la compañía se declarara culpable de decenas de cargos de incumplimiento de emisiones.

Según explica Global News, el juez Enzo Rondinelli tomó la decisión de imponer la multa -que Volkswagen acordó pagar en un mes, horas después de que la compañía se declarara culpable formalmente de los 60 cargos en su contra.

Esto ha impedido que el juicio se alargara y se encareciera, aunque algunos medios describen la medida como la mayor multa de la historia de Canadá por un delito medioambiental.

Una declaración de hechos acordada asegura que el fabricante de automóviles alemán importó entre 2008 y 2015 un total de 128.000 vehículos Volkswagen y Audi, junto con 2.000 Porsche, que violaron en secreto los estándares de emisiones en Canadá.

Las partes han solicitado que la multa se pagara al Fondo Federal de Daños Ambientales y se distribuyera a proyectos que combatan las emisiones en todas las provincias, asignadas en función de la cantidad de vehículos que recibió cada región.

La semana pasada, el organismo de control del consumidor de Polonia, UOKiK, comunicó una multa a Volkswagen de 28 millones de euros por engañar a los clientes sobre las emisiones de los vehículos.

De la misma forma, Australia condenó al fabricante por importar más de 57.000 vehículos entre 2011 y 2015 que equipaban un software que podía detectar cuándo se estaban probando y luego falsear el rendimiento en los bancos de prueba para mejorar los resultados.