Leído

GENERAL MOTORS-LG CHEM

Otra alianza para avanzar en la fabricación de coches eléctricos

Mie, 11/12/2019 - 6:36pm
Enviado en:
Por Urgente24

La terminal norteamericana consiguió un socio para armar acumuladores de Ion -Litio que se instalarán en unidades no tradicionales. Invertirán 2.300 millones de dólares para levantar una planta en Ohio. Tesla y Toyota lo hicieron antes en otros lugares.

Contenido

General Motors se unió a la compañía coreana LG Chem para crear una empresa conjunta de 2.300 millones de dólares cuya sede estará en el Estado de Ohio.

Como lo hizo Tesla con Panasonic en sus comienzos, o Toyota y BYD, o Panasonic junto a Toyota, General Motors anunció una importante alianza con uno de los mayores fabricantes de baterías del mundo.

Junto a LG Chem, invertirá hasta un total de 2.300 millones de dólares a través de una nueva empresa conjunta que establecerá una nueva planta de ensamblaje de celdas de batería en el área de Lordstown, en el noreste de Ohio, y que promete crear más de 1.100 nuevos empleos.

Este nuevo sitio podría estar listo para mediados de 2020 y tendrá una capacidad de 30 GWh.

Para entender las dimensiones la producción de baterías de la gigafactoría de Nevada alcanzó a mediados de 2018 un índice anual de alrededor de 20 GWh, siendo la planta de baterías con el mayor volumen del mundo.

"La planta de vanguardia utilizará los procesos de fabricación más avanzados, todo bajo un mismo techo, para producir celdas de manera eficiente, sin apenas desperdicios, y se beneficiará de fuertes economías de escala en toda la cadena de valor", dice la compañía capitaneada por Mary Barra.

La colaboración también incluye un acuerdo de desarrollo conjunto que reúne a dos líderes en la esfera de las baterías para desarrollar y producir tecnologías avanzadas, con el objetivo de reducir los costos de baterías a niveles "líderes" en la industria.

Tras alcanzar un acuerdo con el sindicato UAW, post medida de fuerza en septiembre, General Motors, prometió una pick-up eléctrica en la fábrica de Detroit-Hamtramck y acercar la producción de celdas de batería para coches eléctricos a la zona.