NEGOCIOS

COSTOS LOGISTICOS Y AVIACIÓN EFICIENTE

La pandemia modifica las operaciones y las vuelve más costosas

La Universidad Tecnológica Nacional (UTN) a través de su Centro Tecnológico de Transporte, Tránsito y Seguridad Vial (C3T), dio a conocer la evolución del Índice de Costos Logísticos Nacionales elaborado para la Cámara Empresaria de Operadores Logísticos (CEDOL), correspondiente a mayo del 2020. En tanto, la Federación Argentina de Cámaras Agroaéreas (Fearca) realizó un relevamiento con el objetivo de dar a conocer el impacto que tiene la aviación agrícola en la capacidad de trabajo.

Los costos registrados por continuar prestando servicios ininterrumpidamente hasta la fecha se ven distorsionados por factores ajenos a los que mide el Índice UTN-CEDOL. Por ejemplo, por la mayor cantidad de personal para reemplazo de trabajadores licenciados por ser de riesgo, o el desdoblamiento de turnos en celdas de trabajo que se ajustan a los protocolos definidos, han generado una pérdida significativa de la productividad.

A su vez, la disminución de los volúmenes transportados provoca una gran distorsión en las tarifas variables, que no son consideradas a la hora de elaborar el Índice.

Todo esto provoca una fuerte preocupación en las organizaciones que brindan servicios de logística ya que los tiempos de la pandemia se extienden y lo mismo ocurrirá con las medidas de seguridad. En ese escenario, prácticamente se constituyen nuevos costos y operaciones que son medidos, por lo que cada nivel de servicio deberá calcular los nuevos valores operativos.

Costos que afectan las operaciones y no integran el Índice

1) La actividad logística es de mano de obra intensiva y, por lo tanto, los aspectos relacionados con el personal que trabaja durante la pandemia tiene costos adicionales vinculados a la misma operación. 

2) Costos de traslado del personal a las distintas bases operativas.

3) Tiempos de descanso y desinfección de instalaciones, así como también de la flota de vehículos para distribución.

4) Los espacios en los centros de distribución y las bases de transferencia para el mantenimiento de distancia segura se ampliaron en forma significativa, lo que provoca mayores costos y mayor cantidad de inversiones operativas, no contempladas en los acuerdos comerciales vigentes.

5) Desinfección de elementos tecnológicos y operativos, en ciertos casos varias veces por turno, según el flujo de la tarea.

6) En transporte de larga distancia, las dificultades para circular por algunos destinos provinciales o municipales, que hacen perder tiempos y originan costos al personal que debe de efectuar el abastecimiento.

En definitiva, es clave remarcar que -aún en las actividades permitidas y cumpliendo con los mismos niveles de servicio para un mismo volumen-, se ha verificado que se requiere mayor cantidad de recursos que los proyectados. ¿Por qué? Porque se tuvieron que modificar las operaciones y se volvieron más costosas.
 
40.000 puestos de trabajo en la Aviación Agrícola

La Aviación Agrícola, se encuentra ligada al cuidado de las materias primas de la cadena agroalimentaria y, en este punto radica su potencial para generar y mantener fuentes de trabajo.  

Teniendo en cuenta que la integran 800 con un promedio de 5 trabajadores cada una, se calcula que la actividad incluye indirectamente 40.000 puestos. 
El mecánico, el proveedor de insumos agrícola y de combustible, el ingeniero agrónomo, la escuela de vuelo, fletes, entre otros, hacen que esta actividad se vuelva esencial no sólo por participar de la producción de alimentos, sino como fuente generadora de trabajo. 

Además, es importante destacar que la mayoría de las empresas están instaladas en pueblos muy pequeños y distribuidas por toda la superficie del país, lo que produce una interacción comercial directa con cada comercio de esas localidades. 

Desde ferreterías, combustibles terrestres para la movilidad de insumos y personal, locales de comidas, farmacias hasta pequeños mercados de barrio, todo esto, vinculado directamente a esta actividad de producción. Por otro lado, cada aeroaplicador y su familia, vive en la misma comunidad donde trabaja interactuando también colegios, clubes de barrio y entidades benéficas.

En la última campaña, la Aviación Agrícola trabajó (aplicación de defensivos, fertilización, siembra aérea, control de vectores, inspección de líneas eléctricas y oleoductos) sobre unas 27 millones de hectáreas. Este nivel de alcance es posible no sólo por la velocidad con la que se traslada el avión, siendo la herramienta más rápida, sino también porque al trabajar desde el aire, se puede aplicar sobre campos inundados o con grandes irregularidades.
 

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Te puede interesar

    Dejá tu comentario