Rusia > Ucrania > guerra

NÚMEROS

¿Rusia hizo mal las cuentas? (Cuando las matemáticas restan)

Buscando la clave de cómo Ucrania frenó a Rusia: para el autor, hay un problema de matemáticas. Y es apasionante su explicación.

Durante años reportando sobre economía estadounidense y global en The Wall Street Journal, Josh Zumbrun fue invitado por el suplemento Numbers, del diario neoyorkino, a escribir una columna que debe hacer foco en la aritmética. Él se enfocó en la estrategia de guerra de Rusia en Ucrania, y el resultado es asombroso para explicar cómo fue que Ucrania detuvo el ímpetu de Rusia en el campo de batalla.

Obvio que el análisis no contempla

  • los consejeros militares de la OTAN (ahora se sabe que había británicos en Kiev conduciendo las operaciones cuando los rusos quisieron invadir),
  • el armamento tanto liviano como pesado que ha llegado a Ucrania,
  • el entrenamiento y reentrenamiento masivo de contingentes,
  • además de las sorprendentes sanciones comerciales y financieras y
  • la exitosa guerra psicológica / informativa.

Volvamos a la aritmética: Rusia tiene buena escuela de Matemáticas, lo que le ha permitido alcanzr niveles excelentes en Física. De hecho, los científicos de origen ruso Andre Geim (nacionalizado en Países Bajos) y Konstantin Novoselov (con doble nacionalidad rusa y británica) ganaron el Premio Nobel de Física 2010.

Y mucho antes, Rusia tuvo un matemático y físico autoridad global, Lev Landáu, padre de la Física Teórica y también Nobel en 1962.

Pero en esto de Ucrania... las matemáticas parece que no eran la clave.

tanque ucrania.jpg
Tanque ruso en Ucrania.

Tanque ruso en Ucrania.

Josh Zumbrun:

Al comienzo de la invasión rusa de Ucrania, no solo Moscú creía que su ofensiva podría tener éxito rápidamente. En febrero, incluso funcionarios estadounidenses advirtieron que Kiev podría caer en días.

Los rusos tenían los números de su lado, o más precisamente un número: la regla 3:1, la proporción en la que los atacantes deben superar en número a los defensores para prevalecer. Es una de varias "relaciones de fuerza" populares en la estrategia militar.

Rusia, al parecer, podría acumular esa ventaja.

La guerra en Ucrania ha despertado un interés renovado en las proporciones de fuerzas. Otras proporciones en la doctrina militar incluyen los números necesarios para derrotar a los defensores no preparados, resistir contrainsurgencias o contraatacar los flancos.

Aunque suenan como reglas generales para un juego de mesa como Risk, las proporciones se han enseñado a generaciones de tácticos estadounidenses, soviéticos y luego rusos, y brindan un apoyo intuitivo a la idea de que Ucrania era extremadamente vulnerable.

“Me imagino que la mayoría de ellos están pensando en esos términos, que se necesita algo del orden de una ventaja de 3:1 para abrirse camino”, dijo John Mearsheimer, profesor de la Universidad de Chicago cuyo trabajo se centra en la competencia de seguridad entre grandes potencias. "Está claro en este caso que los rusos calcularon mal".

De acuerdo con las reglas generales de 'relación de fuerza', esta es la cantidad de tropas atacantes necesarias para tener éxito en ciertas misiones:

cuadro-5.jpg
Proporción Atacante / Defensor:

Proporción Atacante / Defensor:

Las versiones modernas de la regla 3:1 se aplican a los sectores locales de combate. Un estudio de Rand Corp. determinó que una ventaja de 1,5 a 1 en todo el teatro permitiría a los atacantes lograr proporciones de 3:1 en ciertos sectores.

En general, el ejército de Rusia ha cuadriplicado el personal y los vehículos de infantería, triplicado la artillería y los tanques, y casi 10 veces los vehículos blindados de transporte de personal, según el Instituto Internacional de Estudios Estratégicos, el centro de estudios con sede en Londres.

Con 190.000 soldados rusos concentrados para invadir en febrero, y el ejército de Ucrania esparcido por todo el país (por ejemplo, se estimó que solo 30.000 soldados estaban en el este de Ucrania cerca de la región de Donbas) parecía que Rusia tenía los números para abrumar a Ucrania.

Las luchas de Rusia subrayan cómo las guerras reales son mucho más complejas, dijo Stephen Biddle, profesor de la Universidad de Columbia que formó parte de los equipos de evaluación estratégica de los generales estadounidenses David Petraeus y Stanley McChrystal en Irak y Afganistán.

“La evidencia empírica de esto es extremadamente débil”, dijo Biddle. “No es una ley de la ciencia. Corresponde a cierto grado de intuición, pero es una pésima teoría de las Ciencias Sociales”.

Las proporciones no toman en cuenta la inteligencia occidental y el apoyo de material, la determinación de Ucrania, la baja moral rusa, las luchas logísticas de Rusia o los graves errores tácticos rusos, como dejar tanques expuestos en columnas en las principales carreteras, dijo Biddle.

(Al planificar operaciones de combate reales, el ejército de EE. UU. utiliza análisis mucho más detallados que las reglas generales, dijo).

Estas proporciones se originan en las guerras terrestres europeas del siglo XIX.

cuadro-1.jpg
Una mirada al equilibrio de fuerzas entre Rusia y Ucrania al comienzo de la guerra:

Una mirada al equilibrio de fuerzas entre Rusia y Ucrania al comienzo de la guerra:

cuadro-2.jpg
Fuentes: Manual de Campo del Ejército 6-0: Organización y Operaciones del Comandante y Estado Mayor (proporción de fuerza); Instituto Internacional de Estudios Estratégicos (fuerzas de Rusia/Ucrania). La gráfica es de WSJ.

Fuentes: Manual de Campo del Ejército 6-0: Organización y Operaciones del Comandante y Estado Mayor (proporción de fuerza); Instituto Internacional de Estudios Estratégicos (fuerzas de Rusia/Ucrania). La gráfica es de WSJ.

cuadro-3.jpg

En su texto seminal de 1832 sobre estrategia militar, 'Sobre la guerra', el general prusiano Carl von Clausewitz proclamó: “La forma defensiva de la guerra es intrínsecamente más fuerte que la ofensiva”. Para la Guerra Franco-Prusiana en 1870, los prusianos destilaron esto para requerir el triple de atacantes. Prusia triunfó decisivamente; tal vez estaban en algo.

La 1ra. Guerra Mundial, con años de estancamiento en las trincheras mientras los combatientes luchaban por romper las defensas, le dio mayor credibilidad a la idea.

  • El general de brigada inglés James Edmonds, escribiendo poco después de la 1ra. Guerra Mundial, registró una versión temprana de la regla: “En Alemania se solía considerar que para salir de una posición un enemigo 'ebenbürtigen', es decir, un enemigo igual en todos los aspectos , coraje, entrenamiento, moral y equipo: números triples requeridos".
  • Después de la 2da. Guerra Mundial, el coronel AA Sidorenko promovió la proporción en la doctrina militar soviética.
  • Estados Unidos incorporó proporciones en la actualización de 1955 del Manual de Campo del Ejército, la doctrina militar de Estados Unidos, que los árbitros usaban para arbitrar los resultados de los juegos de guerra.

También hubo escépticos. Según una monografía sobre la historia de las proporciones del mayor del ejército Joshua T. Christian, el general del ejército Omar Bradley fue uno de los críticos, preocupado de que los tácticos estuvieran restringiendo sus estrategias en deferencia a reglas generales demasiado simplistas. Sin embargo, las proporciones permanecen en el Manual de Campo del Ejército de EE. UU. en la actualidad.

En la década de 1980, las proporciones fueron fundamentales para un feroz debate sobre si el Pacto de Varsovia liderado por los soviéticos, con números superiores a los de la OTAN en Europa, podría alcanzar la victoria en una guerra convencional. Por un lado, Mearsheimer argumentó que las fuerzas alineadas con la Unión Soviética tendrían dificultades para alcanzar la proporción de 3:1 donde contaba y, por lo tanto, no podrían aplastar rápidamente a la OTAN.

Argumentó entonces, y ahora, que la regla se aplica estrictamente a las fuerzas involucradas en batallas de avance inmediato. Hoy, si Rusia puede acumular suficiente fuerza en un lugar, le preocupa, podría atravesar la línea ucraniana. Una vez perforada, la marea puede cambiar rápidamente, como cuando los nazis invadieron Francia a través del bosque de las Ardenas, él explicó.

Otros estudiosos, como Joshua Epstein, promovieron modelos matemáticos dinámicos para evaluar el equilibrio militar. Entonces, un becario de la Institución Brookings, argumentó que las proporciones eran inútiles, citando ejemplos en los que los defensores o los atacantes prevalecieron muy por encima de la proporción.

(Para Risk, las matemáticas en realidad son claras: los atacantes ganan la mayoría de las batallas importantes si tienen el 86% de la fuerza defensora + 2. Solo 88 atacantes generalmente vencerán a 100 defensores; eso hace una burla de la regla 3:1).

Antes de que se alcanzara el consenso, terminó la Guerra Fría. Para una generación feliz, las grandes guerras terrestres europeas parecían inimaginables. El Sr. Epstein convirtió su modelado matemático en enfermedades; ahora es epidemiólogo en la Universidad de Nueva York.

Aún así, dijo de Ucrania: "Es obvio en este caso, la relación de fuerza, la cantidad de unidades estáticas, son un predictor muy pobre de lo que sucederá en el campo de batalla".

Para el Sr. Epstein, las proporciones de fuerza ejemplifican una ocurrencia del escritor HL Mencken, y una lección que Rusia está aprendiendo de la manera más difícil:

“Siempre hay una solución bien conocida para cada problema humano: ordenada, plausible e incorrecta”.

---------------------------------

Más en Urgente24:

Científicos se enfocan en la microbiota para tratar autismo

Dolor de cabeza e inflamación intestinal: ¿Cuál es la causa?

A las bacterias del intestino hay que nutrirlas, pero ¿cómo?

Sube el dólar blue y sigue la sangría del BCRA

Alerta en 9 provincias por tormentas, viento y granizo

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario