FOCO Weisswurst > Salchicha >

UNA EXQUISITEZ BÁVARA

La deliciosa historia de la Weisswurst: 167 años de la salchicha blanca que conquista paladares

La Weisswurst, la tradicional salchicha blanca de Baviera, nació por accidente en 1857. Se come sin piel, con mostaza y cerveza, en una tradición matutina.

Historia de la Weisswurst

La historia de la Weisswurst se remonta al 22 de febrero de 1857, en el legendario restaurante "Gasthaus zum ewigen Licht" ("Posada de la Luz Eterna", en español) cerca de la Marienplatz en Múnich. Según la leyenda, un cocinero se encontró sin tripa de ternera para embutir la salchicha, y en un acto de improvisación, utilizó tripa de cerdo de piel fina. Esta decisión fortuita dio origen a la salchicha blanca que conocemos hoy en día.

image.png
La Weisswurst debutó en el mundo gastronómico por accidente en el siglo XVII luego de que su creador, en un acto de improvisación, embutiera salchichas con carne de cerdo a falta de carne de ternera. Su plato se volvió uno de los más tradicionales de Alemania.

La Weisswurst debutó en el mundo gastronómico por accidente en el siglo XVII luego de que su creador, en un acto de improvisación, embutiera salchichas con carne de cerdo a falta de carne de ternera. Su plato se volvió uno de los más tradicionales de Alemania.

La Weisswurst se suele elaborar con carne finamente picada de ternera y cerdo, junto con una mezcla de especias que le confieren su sabor característico, como perejil o limón. Las salchichas, de aproximadamente 12-15 cm de longitud y 80-90 gramos de peso, se cuecen en agua a 75°C para preservar su textura y sabor.

image.png
La salchicha Weisswurst se consume tradicionalmente por la mañana, atribuido generalmente a que es difícil de conservarla fresca.

La salchicha Weisswurst se consume tradicionalmente por la mañana, atribuido generalmente a que es difícil de conservarla fresca.

Existen varias explicaciones sobre por qué se consume por la mañana. Algunos creen que las salchichas "no pueden escuchar las campanadas del mediodía", mientras que otros sugieren que era una forma de dar prioridad a los trabajadores antes que a los clientes más adinerados.

image.png
Los bávaros le quitan la piel antes de comerla, ya que hacerlo con la piel se considera de mala educación. Para eso, le hacen un corte longitudinal a la salchicha, revelando su interior.

Los bávaros le quitan la piel antes de comerla, ya que hacerlo con la piel se considera de mala educación. Para eso, le hacen un corte longitudinal a la salchicha, revelando su interior.

La Weisswurst se come sin la piel o tripa exterior, cortando ligeramente la tripa longitudinalmente para revelar su interior. Los bávaros consideran de mala educación comer la piel, prefiriendo dejarla en el plato.

En resumen, la Weisswurst es mucho más que una salchicha; es un símbolo de la tradición, la historia y el sabor de Baviera. Con cada bocado, los comensales pueden disfrutar de una experiencia culinaria única que perdura desde hace varias generaciones.

---------------------------------------

Más contenido en Urgente24

Amores y alianzas: Uno para Karina Milei y uno para Patricia Bullrich

Menos autos: Automotrices encogen la oferta en Argentina

Santa Fe quiere recomponer el vínculo con Milei pero pretende diálogo

Dejá tu comentario