DINERO Sergio Massa > economía argentina > política argentina

ARGENTINA 2023

Sergio Massa, la batalla cultural y el calavera no chilla

Sergio Massa enfrenta una batalla decisiva para su gestión: convencer a los agentes económicos de la lógica Orden Fiscal y Tarifas Justas.

La economía argentina no pudo evitar contagiarse de la política argentina, situación deforme pero posible en una sociedad cuyas neuronas fueron invadidas por la Grieta. La economía también está partidista, 'a favor' o 'en contra'. A veces, ni siquiera tiene que ver con la economía que, entonces, ya no es un análisis sino una fundamentación de si es oficialista u opositor. Sergio Massa no puede evitar vivir esa distorsión, en parte porque él mismo es producto de eso, y en especial porque es Mauricio Macri quien más sigue apostando a su fracaso, a través del lobby de los devaluadores, quienes insisten en que no hay alternativa al apocalipsis.

En verdad, la economía trata acerca de los recursos escasos, la creación o destrucción de riqueza y la concentración o distribución de la renta. Sin embargo, en la Argentina hay gente opinando, y hasta tomando posición, sin contemplar las consideraciones propias de esa ciencia social sino basados en 'Estoy con CFK o en contra de CFK'.

El pensamiento ramplón no considera

  • la distorsión de la estructura de precios relativos que comenzó con Eduardo Duhalde / Néstor Kirchner,
  • el atraso de algunos precios que se utilizaron con objetivos electorales,
  • la desconfianza hacia el Estado que se financia con emisión salvaje y la inflación resultante,

que resultan los verdaderos condicionantes de Massa, quien llegó al Palacio de Hacienda porque se habían terminado las opciones para el Frente de Todos y se debatía abiertamente sobre una eventual Asamblea Legislativa para elegir nuevo Presidente.

De lo contrario, Alberto Fernández nunca lo hubiese nombrado.

Refugiado en su multiverso, Fernández todavía se relame creyendo que hay una reelección para él, y que Massa la pone en peligro.

Massa permitió que la Federación Agraria Argentina le envíe un mensaje a Fernández un mensaje de alivio: Massa no sería candidato en 2023. Total... no lo dijo Massa y nadie sabe qué sucederá en la Argentina en las próximas semanas ¿cuál es la lógica de especular con el próximo siglo? ¿Acaso Carlos Achetoni ya sabe si será reelegido al frente de la FAA en septiembre?

achetoni.jpg
Carlos Achetoni tuvo su minuto de fama.

Carlos Achetoni tuvo su minuto de fama.

La batalla

Sergio Massa intenta trabajar sobre las expectativas, que son muy negativas. La inflación destruye todo, comenzando por la confianza. No lo entienden algunos políticos adictos a la piromanía. Pero Massa no puede ir con la velocidad que exigen quienes insisten en que en 2017 el PRO / Cambiemos ganó pese a los tarifazos de Juan José Aranguren / Mauricio Macri.

Quienes dicen eso tienen escasa memoria: ganó el PRO / Cambiemos porque inventó a Florencio Randazzo / Alberto Fernández para dispersar el sufragio de CFK y porque era un comicio de medio término. En la presidencial, perdió pese al dineral que envió Donald Trump vía el FMI. La de 2023 es presidencial, Alberto Fernández, Martín Guzmán y CFK ya perdieron la de medio término.

Por estas horas hay mucho interés en conocer si la variación de precios acelera o desacelera, en medio de pronósticos de que hay cadenas de producción frenándose por escasez de insumos importados.

La inflación es una batalla que Massa dará cuando gane credibilidad de que frenó la emisión de moneda. Mientras tanto, es muy relativo todo, en especial cuando se considera que la inflación es un fenómeno monetario. ¿Podrá llegar a octubre demostrando que cumplió? Ahí peleará la curva.

https://twitter.com/romanouks/status/1560024466796716041

El lobby devaluador insiste en que si se devaluara hoy, aparecerían los dólares necesarios. Olvidan cuando Lorenzo Sigaut devaluó en 1981, 3 veces 30% cada vez y la Argentina terminó invadiendo las islas Malvinas.

La prioridad de Massa consiste en una batalla cultural que tiene varias etapas. La de agosto 2022 es que la opinión pública entienda el inicio de una política tarifaria diferente, lo que no es fácil porque lleva 20 años la distorsión, que no sólo es económica sino también psicológica.

Massa tiene 2 lemas o consignas que intenta instalar: Orden Fiscal y Tarifas Justas. Por un lado, es una batalla cultural. Por el otro, es un combate económico. Sin embargo, porque la economía es una ciencia social y porque las expectativas condicionan el comportamiento de ciertas variables, tienen que ver entre sí. No se trata de oficialismo u oposición sino de una cuestión objetiva.

Tomemos un ejemplo: María Eugenia Vidal tuiteó por el incremento de tarifas blablablá. Urgente24 tuvo que recordarle que no hubo hasta ahora incremento de tarifas sino readecuación de subsidios. No lo invento Urgente24, lo dijo el economista más serio que le queda al PRO, Enrique Szewach, por FM Milenium.

Es muy interesante que el ex vicepresidente del Banco Central y del Banco de la Nación Argentina sea quien reconozca esta realidad, imperfecta para él porque las empresas deberían iniciar su recomposición de costos. Bueno... Urgente24 también espera que un día los servicios públicos no tributen IVA... pero hoy es otra la discusión.

szewach.jpg
Enrique Szewach se lo explicó a Gisela Larsen y Santiago Point Lezica.

Enrique Szewach se lo explicó a Gisela Larsen y Santiago Point Lezica.

Opinión pública

Se esfuerza muchísimo la secretaria de Energía de la Nación, Flavia Royón, explicando que no es un aumento de tarifas sino una readecuación de subsidios para lograr un importante ahorro fiscal y promover la coincidencia Orden Fiscal = Tarifas Justas.

Enorme batalla por el relato entre quienes predican que es un 'Tarifazo' vs. la realidad de que si las tarifas valían 100 y el Estado aportaba 70 para que el usuario pagara 30, ahora el Estado aportará 50 y el usuario 50, o algo así fue lo que explicó Szewach, no Royó ni Massa.

Comentario: toda una sorpresa que la vapuleada María Eugenia Vidal levantara las banderas de Nicolás del Caño: "¡Tarifazo!". ¿Será que Juntos por el Cambio está perdiendo su propia batalla cultural?

Luego, la cuestión del final del derroche. No hay cultura de consumo ordenado en un país donde todavía se baldean las veredas. La idea de tarifas baratas es consecuente con consumo ilimitado. Néstor lo hizo y continuó hasta el presente. Pero en el mundo de las energías no renovables (gas y petróleo, es muy poco lo renovable en la Argentina), es difícil que el consumo pueda ser ilimitado.

Quizás Royón pueda mostrar lo que está ocurriendo en Alemania, Francia, Reino Unido, Italia y España. Es cierto que allá hay guerra pero la clave es que se alteran los precios globales y entonces, inevitablemente, cambian las pautas de consumo.

Parte de la batalla cultural es asegurar que los usuarios de menores ingresos serán considerados en el nuevo cuadro tarifario y que la tarifa social existe pero limitada, tal como es en cualquier parte del mundo. Hay mucho esfuerzo por estas horas para demostrar 2 conceptos decisivos para el futuro del propio Massa:

  • Que ordenar la economía no supone la exclusión de los excluídos y
  • Que el populismo puede ordenar la economía.

El problema es la urgencia. Presiona la crisis doméstica y el riesgo global, el tiempo electoral que se aproxima, la vida que se escapa a cada individuo y no merece vivirla tan malo, consideraciones económicas y también humanas, etc. etc. Pero era obvio que esto iba a ser así y por eso Massa no se queja. Pero que tampoco se quejen los que creían que esto volaba por los aires. Calavera no chilla.

-------------------------

Más contenido en Urgente24:

Furor por cirugía estética que impulsa el turismo en Turquía

Madonna vs. Hollywood: Nueva apuesta como directora de cine

Travel Sale: 60% OFF en viajes para combinar con Previaje 3

Flybondi: Estrategia para conseguir pasajes ultra low cost

4 restaurantes con vista al río para salir a comer el finde

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario