ACTUALIDAD papa Francisco > Bahrein > IRÁN

REFLEXIONES DEL PONTÍFICE

Papa Francisco: "Una sociedad que cancela a las mujeres, se empobrece"

El Papa Francisco habló de las protestas en Irán y de la admisión de mujeres en el Consejo del Vaticano, luego de su visita a Bahrein.

“Dios no creó al hombre y luego le dio un perrito para divertirse. No. Los creó a los dos, iguales, hombre y mujer, sostuvo el Sumo Pontífice en relación a la figura femenina tan vapuleada por el Patriarcado que se materializa diariamente en la inequidad de las tareas domésticas hogareñas, o en un femicidio cada 30 horas en la Argentina, según lo reveló la Oficina de la Mujer: “Este machismo... Los argentinos somos machistas. Pero este machismo mata a la humanidad”, sentenció Bergoglio. Claro está que el terror no se impone desde el estado como el caso de algunas naciones islámicas fundamentalistas que cometen delitos de lesa humanidad no solo contra mujeres sino contra toda disidencia ideológica o étnica.

“Tragedia”, así calificó el Papa Francisco a lo sucedido en Irán, con extrema precaución dado el fluido diálogo interreligioso de respeto recíproco. En el avión del Vaticano con periodistas acreditados, Bergoglio agregó que “hay que decir la verdad, la lucha por los derechos de la mujer es una lucha continua, pues en algunos lugares ha conseguido una igualdad y en otros no llega”; y concluyó: “una sociedad que cancela a las mujeres de la vida pública es una sociedad que se empobrece”

Su posición progresista en torno a temáticas como el celibato, el matrimonio igualitario (no así con el aborto al que considera un crimen), tienen que ver con su visión de una Iglesia jesuítica más amena y popular que nada tiene que ver con la aristocracia clerical de la Edad Media. Hace un tiempo, el Papa dio el pulgar para arriba a la eliminación del celibato: “Al no ser un dogma de fe, siempre está la puerta abierta”. Lo mismo con respecto al colectivo LGTTBQI+: “¿Quién soy yo para juzgar a un gay?”

De igual manera, el Sumo Pontífice concedió el visto bueno a la presencia femenina en el Vaticano, en las antípodas del pensamiento teológico de la Doctrina Social de la Iglesia. “He visto que en el Vaticano cada vez que entra una mujer a hacer un trabajo, las cosas mejoran. Por ejemplo, la vicegobernadora del Vaticano es una mujer, el vicegobernador es una mujer y las cosas han cambiado bien. En el Consejo para la Economía había seis cardenales y seis laicos, todos ellos varones. Cambié los laicos y puse un hombre y cinco mujeres. Y esto es una revolución porque las mujeres saben cómo encontrar el camino correcto, saben cómo avanzar. Y ahora he puesto a Marianna Mazzuccato, en el Consejo para la Familia (en la Academia Pontificia para la Vida ed). Es una gran economista de Estados Unidos, (la puse) para dar un poco más de humanidad a esto. Las mujeres aportan lo suyo. No tienen que volverse como los hombres”

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE