ACTUALIDAD boleta única > proyecto > Diputados

NUNCA AVANZA

Boleta única, proyecto frustrado de la dirigencia política

La oposición en el Congreso Nacional se unió para pedir el tratamiento y aprobación de la Boleta Única, un intento que viene fracasando desde 2019.

La implementación de la boleta única es uno de los sueños frustrados de la dirigencia política. Desde hace al menos cuatro años, y hasta la fecha, todos los intentos por aplicar este método al sistema electoral argentino han fracasado. Sin embargo, la oposición volverá a insistir, y esta semana buscarán aprobar el proyecto en el Congreso de la Nación.

En concreto, casi toda la oposición en el Congreso Nacional se unió y le pidieron al presidente de la Cámara baja, Sergio Massa, una sesión especial para este jueves 05/05 para debatir y aprobar el proyecto de boleta única.

Los opositores confían en que tienen en quórum para sesionar (la oposición deberá sumar 129 presentes en el recinto), y además podrán al Frente de Todos en aprietos. Sobre todo, porque algunos de sus integrantes (incluidos el propio Sergio Massa), en la reforma electoral del 2016 votaron a favor de la boleta única.

Además, en plena pandemia, cuando se modificó el calendario electoral, el ministro del Interior Eduardo "Wado" de Pedro se comprometió a abordar este tema, pero por ahora, eso no sucedió.

En ese sentido, Juntos por el Cambio, el Interbloque Federal, los diputados cordobeses, los lavagnistas, la bancada Provincias Unidas, (que suele ser aliada al oficialismo), y Avanza Libertad, se unieron en una causa común y buscarán aprobar en los próximos días el proyecto de boleta única.

Para que el proyecto pueda ser aprobado en el recinto, se requiere de una mayoría absoluta (129) por ser una ley electoral. Esto quiere decir que se requiere del acompañamiento de ¾ de los diputados.

La boleta única y sus intentos fallidos:

El tema de la boleta única no es nuevo, e incluso, el 6 de diciembre de 2019, cuatro días antes de dejar la Presidencia de la Nación, Mauricio Macri envió al Congreso uno de sus últimos proyectos de ley: proponía la implementación de la Boleta Única Electrónica, iniciativa que no prosperó.

Cabe destacar que el 20 de octubre de 2016, la Cámara de Diputados aprobó con 152 votos a favor, 75 en contra y tres abstenciones otro proyecto enviado por el Ejecutivo para implementar la Boleta Única Electrónica, un sistema ya aplicado en Salta, la Ciudad de Buenos Aires y varios municipios de todo el país.

Sin embargo, en ese entonces, la iniciativa cosechó críticas del peronismo en el Senado, al mando de Miguel Pichetto, y el rechazo de un grupo importante de gobernadores del PJ terminó de sepultar el proyecto.

En ese sentido, y respecto al proyecto que envió Macri en 2019 al Congreso, argumentaba que “la Boleta Única de Sufragio asegura la presencia de toda la oferta electoral en un único instrumento, garantizando la equidad para los competidores y el derecho de los ciudadanos a contar con toda la oferta electoral a su disposición”.

Con la incorporación de la Boleta Única de Sufragio la Argentina estará por fin dejando atrás un instrumento de votación controvertido, que desde hace largo tiempo supone más un obstáculo que una contribución al desarrollo democrático del país. A través de esta propuesta propiciamos avanzar en el sentido de lograr mayor integridad para el sistema electoral y promover así una democracia más sólida y vigorosa”, señalaba la iniciativa que no tuvo éxito en el Congreso.

Luego, en agosto del 2020, el diputado nacional Gustavo Menna (UCR-Chubut) presentó un proyecto de ley para implementar el sistema de Boleta Única de Papel, a partir de una modificación del Código Nacional Electoral. En concreto, la modificación prevé del uso de la Boleta Única de Papel en las elecciones de las categorías nacionales.

El proyecto de ley incluye una serie de modificaciones en varios artículos y vinculadas con la confección de la boleta, su validación por parte de la Cámara Nacional Electoral, el procedimiento de emisión del voto, las prohibiciones durante el proceso eleccionario, la confección de los padrones, las impugnaciones, la apertura de las urnas luego de cerrada la votación, así como la forma de llevar adelante el escrutinio, y aspectos logísticos, entre otros. Iniciativa que tampoco se trató.

Posteriormente, en septiembre del 2020, los diputados nacionales del radicalismo Lorena Matzen (Río Negro), Roxana Reyes (Santa Cruz), Gustavo Menna (Chubut) y Martín Berhongaray (La Pampa) presentaron otro proyecto de Boleta Única de Papel. El argumento de los legisladores es que este sistema “corta todo tipo de fraude ”, pero la iniciativa tampoco avanzó.

También se presentó un proyecto de Boleta Única de Papel en el Congreso en diciembre del 2020. La iniciativa fue presentada por los diputados de Consenso Federal Alejandro “Topo” Rodríguez, Graciela Camaño y Jorge Sarghini, más el santafesino Luis Contigiani.

La idea de los diputados era que ese sistema se implementara en las paso 2021 y argumentaban que la boleta de papel permitía reducir significativamente los costos del proceso electoral, garantizaba equidad entre las fuerzas que compiten y mejoraba notablemente la transparencia. No tuvieron éxito.

En el Senado también se presentaron propuestas sobre el tema, por ejemplo, en febrero de 2021, el ese entonces senador Oscar Castillo (Juntos por el Cambio), presentó un proyecto de ley para modificar el Código Electoral Nacional, con el fin de reemplazar el actual sistema de boletas múltiples -cuya impresión, distribución y fiscalización corre por cuenta de los partidos políticos- por el de Boleta Única, cuya confección y distribución estará a cargo de la Justicia Nacional Electoral.

En los fundamentos del proyecto, el legislador argumentaba que con la implementación de un sistema de Boleta Única “se mejorará la calidad democrática al hacer más transparente y eficiente el proceso electoral”. Tampoco avanzó en la Cámara alta.

En febrero de 2021 hicieron un pedido similar los diputados de Juntos por el Cambio, encabezados por el radical Facundo Suárez Lastra, presentaron un proyecto para que este año se vote con boleta única en formato papel.

“Es el método más sencillo, económico, transparente y de fácil implementación. Reduce el tiempo de votación, los contactos con las boletas y el espacio que se necesita destinar para los cuartos oscuros”, argumentaron al presentar el proyecto en el Congreso. Nunca se trató.

Ahora, los opositores en el Congreso esperan poder aprobar la frustrada idea esta semana en Diputados, aunque ya hay posturas en contra, como la de los diputados de izquierda.

Desde el Frente de Izquierda, la diputada nacional Romina Del Plá rechazó la convocatoria a sesión especial para tratar la boleta única de papel, pedida para el próximo 5 de mayo por Juntos por el Cambio.

Se trata de un pedido de sesión especial organizado por la oposición de derecha que está en una campaña por el ajuste del FMI, en el que encuadra esta iniciativa”, dijo la legisladora Romina del Pla en declaraciones a la prensa.

Y agregó: “Nosotros somos partidarios de la boleta única pero no avalamos esta maniobra”.

--------------------

Más contenido en Urgente24

Informe: 2do semestre complicado y riesgo de incumplirle al FMI

Una encuesta confirma el fantasma de Juntos por el Cambio

Dólar blue rompe el piso de los $200 (cayó $13 en 3 días)

Si Boca no gana mañana, Battaglia se pone una panchería

Las imágenes tomadas por el telescopio de la NASA ya superan toda expectativa

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario