Negocios

REINGENIERÍA

Farley y la F-150 eléctrica para que Ford compita con Tesla

Ford acaba de anunciar la nueva pick-up F-150 Lightning, la primera camioneta totalmente eléctrica de la compañía y el 2do. vehículo hacia la tecnología eléctrica, luego del Mustang Mach-E. El CEO Jim Farley está intentando que Ford Motor tenga una competitiva versión siglo 21... pese a Tesla.

Ford también acaba de anunciar un acuerdo con Google para usar Android como sistema operativo en sus autos. El CEO Jim Farley tiene un enfoque curioso del tema: algún día podría actualizar los sistemas informáticos de un automóvil de la misma manera que podría actualizar o reemplazar el motor o los amortiguadores.

A Ford le sucede lo mismo que al resto de las terminales automotrices, en especial las de los vehículos híbridos y eléctricos: no hay semiconductores para todos.

La nueva tecnología convierte al vehículo en una megacomputadora, con muchísimos chips, y los fabricantes tienen dificultades para atender esa demanda, la de los videojuegos, la 'casa inteligente' y los 'mineros' de las criptomonedas.

Conclusión: Ford está reduciendo la producción en un 50% este trimestre porque no puede obtener suficientes chips. 

Farley explica el problema: el chip M1 de una nueva Mac o iPad Pro se fabrica mediante un proceso de 5 nm, que son microprocesadores más modernos y con mayor rentabilidad. La industria automotriz sigue utilizando chips con un proceso de 55 nm o incluso de 90 nm, más antiguos, menos rentables para el fabricante. La clave consiste en que los vehículos se adapten a la oferta y utilicen los nuevos microprocesadores. Es el desafío.

F-150 Lightining

Ford acaba de anunciar la nueva camioneta F-150 Lightning, vehículo eléctrico, una audaz y completa renovación de un transporte legendario. En USA tiene un precio muy agresivo: menos de US$ 39.794, y antes de los créditos fiscales que tiene a su favor todo vehículo eléctrico.

Farley se encuentra orgulloso de un tema poco conocido: Ford fue la única compañía de automóviles importante de USA que apoyó el Acuerdo Climático de París y los estándares ambientales de California, cuando no eran populares en Washington, DC. 

Para él resulta esencial que los vehículos eléctricos sean baratos de poseer y operar, y eso es lo que popularizará los transportes cero emisiones.

"Si queremos avanzar hacia un futuro eléctrico a gran escala, no pueden ser vehículos de US$ 100.000. Hay un número limitado de personas que pueden pagar eso". Sin duda un mensaje a los Tesla que imagina Elon Musk.

El CEO trabaja intensamente en una cuestión clave para el desarrollo de los vehículos eléctricos: las baterías de estado sólido. 

Ford es el 40% de los vehículos comerciales ligeros en USA, es la marca líder en Europa, y compite en China con su Ranger.

También confía en que mejore la infraestructura eléctrica de lo que considera son sus grandes mercados además de USA: Australia, Tailandia y Sudáfrica. 

Según él, la F-150 eléctrica es más rápida que un Raptor. Las baterías están bajas, el centro de gravedad está bajo, tiene una nueva suspensión trasera independiente y tracción en las 4 ruedas estándar.

La experiencia de conducción es diferente a la de una camioneta pick-up convencional. Es rápida, silenciosa. Un baúl delantero (le llaman 'frunk') que surge de que los motores eléctricos son más pequeños y, entonces, el espacio para un V8 o un turbodiésel permite 2 maletas de mano y 1 maleta estándar, además de 4 tomacorrientes.

La F-150 eléctrica, por decisión de Farley, reutilizó los componentes de suspensión, asientos y todo ese equipamiento que tenía la pick-up convencional. Por un lado, ayudó a bajar el precio. Luego: “No quiero una nave espacial. Quiero una camioneta. Quiero que actúe como una camioneta, que parezca una camioneta": zancadilla a la Cybertruck, de Tesla, un triángulo sobre ruedas. 

Pero él aclara: "No tengo nada más que respeto por Tesla".

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario