OMNI implante > corazón artificial > insuficiencia cardíaca

REVOLUCIÓN MÉDICA

Logran el implante del primer corazón totalmente artificial

La mujer receptora del implante de corazón artificial padecía insuficiencia cardíaca. Según la empresa francesa Carmat, significa un hito histórico.

El fabricante del corazón artificial dijo que se trata del “tercer implante en los Estados Unidos” y que “fue un evento histórico” porque “es la primera vez que nuestro dispositivo ayudó a una mujer que sufría de insuficiencia cardíaca”.

La compañía dijo que el procedimiento fue realizado en el UofL Health - Jewish Hospital por médicos de la Universidad de Louisville en Estados Unidos.

El diseñador y desarrollador del corazón artificial, Carmat, es la firma más avanzada del mundo en la fabricación de un corazón artificial. Su objetivo es satisfacer una necesidad médica insatisfecha al proporcionar una alternativa terapéutica para las personas que padecen insuficiencia cardíaca biventricular en etapa terminal.

El cirujano cardíaco Mark Slaughter, investigador principal del estudio, declaró:

El corazón artificial Aeson es lo suficientemente compacto como para caber dentro de cavidades torácicas más pequeñas, que se encuentran con mayor frecuencia en mujeres, lo que da esperanza a una variedad más amplia de hombres y mujeres que esperan un trasplante de corazón y aumenta las posibilidades de éxito. Con nuestro segundo implante Aeson en un mes, estamos ganando experiencia rápidamente, incluidos los pacientes que se sometieron a una cirugía cardíaca anterior, y siguen impresionados por el rendimiento del dispositivo El corazón artificial Aeson es lo suficientemente compacto como para caber dentro de cavidades torácicas más pequeñas, que se encuentran con mayor frecuencia en mujeres, lo que da esperanza a una variedad más amplia de hombres y mujeres que esperan un trasplante de corazón y aumenta las posibilidades de éxito. Con nuestro segundo implante Aeson en un mes, estamos ganando experiencia rápidamente, incluidos los pacientes que se sometieron a una cirugía cardíaca anterior, y siguen impresionados por el rendimiento del dispositivo

Por su parte, el CEO de Carmat, Stéphane Piat concluyó reflexionó que el implante fue “un hito, no sólo porque nos permitió para finalizar la inscripción de la primera cohorte de pacientes de las EFS, pero muy importante, porque es la primera vez que nuestro dispositivo ha ayudado a una mujer que sufría de insuficiencia cardíaca”

Además aseguró que el logro es esperanzador para todo el mundo porque "las limitaciones de tamaño para los adultos son mínimas, lo que nos da mucha confianza en el potencial de Aeson para convertirse en una terapia de elección para una amplia población de pacientes".

image.png
Así es el implante de corazón artificial de Carmat. [Fotografía de Reuters]

Así es el implante de corazón artificial de Carmat. [Fotografía de Reuters]

Insuficiencia cardíaca

La insuficiencia cardíaca ocurre cuando el corazón ya no puede realizar su función esencial como "bomba de sangre" para proporcionar un gasto cardíaco suficiente para satisfacer las necesidades metabólicas del organismo.

Afecta principalmente a la cámara izquierda del corazón y luego a la derecha, lo que provoca insuficiencia cardíaca biventricular.

En esta etapa, los órganos vitales como el cerebro, el hígado y los riñones no reciben suficientes nutrientes y oxígeno para funcionar correctamente. Los principales síntomas de la enfermedad incluyen fatiga, dificultad para respirar (hasta en reposo) y retención de líquidos.

La insuficiencia cardíaca es una pandemia mundial que afecta al menos a 26 millones de personas y su prevalencia está aumentando.

A pesar de los avances significativos en las terapias y la prevención, aproximadamente el 5% de esta población tiene insuficiencia cardíaca terminal, en etapa terminal.

Como la insuficiencia cardíaca es una enfermedad progresiva, el pronóstico es malo: menos del 50% de supervivencia cinco años después del diagnóstico.

El trasplante de corazón ha sido la terapia estándar de oro. Sin embargo, esta terapia se ve limitada por la escasez de donantes, lo que limita el número de trasplantes a aproximadamente 5.500 pacientes por año.

Esta dificultar entre la oferta y la demanda impulsó el desarrollo del implante de corazón artificial de Carmat.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario