OMNI riesgo de brotes > sarampión > vacuna contra el sarampión

ALARMA DE LA OMS

Aumentó el riesgo de brotes de sarampión por baja vacunación

Si bien el número de casos de sarampión ha bajado, el progreso hacia su eliminación continúa disminuyendo y el riesgo de brotes está aumentando.

Según un nuevo informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos, las condiciones actuales son un peligro real.

Durante 2020, más de 22 millones de bebés no recibieron su primera dosis de la vacuna contra el sarampión, 3 millones más que en 2019.

En comparación con el año anterior, los casos notificados de sarampión disminuyeron en más del 80% en 2020.

Sin embargo, la vigilancia de la enfermedad también se deterioró con un menor número de muestras enviadas para pruebas de laboratorio en más de una década.

Los principales brotes ocurrieron en 26 países y representaron el 84% de todos los casos notificados en 2020.

“Un gran número de niños no vacunados, los brotes de sarampión y la detección y el diagnóstico de enfermedades desviados para respaldar las respuestas de COVID-19 son factores que aumentan la probabilidad de muertes relacionadas con el sarampión y complicaciones graves en los niños”, dijo Kevin Cain, director de inmunizaciones de los CDC.

La baja de casos del 2020 no debe enmascarar el creciente riesgo para los niños de todo el mundo.

El sarampión es uno de los virus humanos más contagiosos, pero se puede prevenir casi por completo mediante la vacuna contra el sarampión: en los últimos 20 años la inmunización ha evitado más de 30 millones de muertes en todo el mundo.

Las muertes estimadas se redujo de alrededor de 1.070.000 en el 2000 a 60.700 en 2020. El número estimado de casos de en 2020 fue de 7,5 millones en todo el mundo.

image.png

Vacuna contra el sarampión

La pandemia de COVID-19 provocó importantes interrupciones en la aplicación de la vacuna contra el sarampión en muchas partes del mundo.

Si bien las medidas utilizadas para mitigar el COVID-19 (enmascaramiento, lavado de manos, distanciamiento) también reducen la propagación de este virus, los países deben priorizar la vacunación de niños para reducir el riesgo de brotes explosivos y muertes evitables.

La cobertura de la primera dosis de la vacuna contra el sarampión se redujo en 2020, y solo el 70% de los niños recibió su segunda dosis, muy por debajo del 95% de la cobertura necesaria para proteger a las comunidades de la propagación del virus.

Además, se pospusieron 24 campañas de vacunación en 23 países, originalmente planificadas para 2020, debido a la pandemia de COVID-19. Esto dejó a más de 93 millones de personas en riesgo de contraer la enfermedad.

"Si bien los casos de sarampión reportados disminuyeron en 2020, la evidencia sugiere que probablemente estemos viendo la calma antes de la tormenta, ya que el riesgo de brotes continúa creciendo en todo el mundo", dijo la Dra. Kate O'Brien, directora del Departamento de Inmunización, Vacunas y Productos Biológicos de la OMS.

image.png

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario