OCIO La Crónica Francesa > Wes Anderson > cronistas cinematográficos

WES ANDERSON

La Crónica Francesa, carta de amor al periodismo clásico

El jueves 18/11, llegó 'La Crónica Francesa' a los cines argentinos, y aquí algunos motivos para no dejar de verla.

N. de la R.: La comunidad de los cronistas cinematográficos está enamorada hace tiempo de Wes Anderson (Wesley Wales Anderson), rescatan sus estilos visuales y narrativos presentes en 'The Royal Tenenbaums', 'Moonrise Kingdom' y 'The Grand Budapest Hotel'. Y Wesley Wales Anderson está enamorado de algunos actores, quienes resultan fetiches de sus creaciones: Luke y Owen Wilson, Bill Murray. Todo esto es visible en 'La Crónica Francesa'.

  • Anderson se especializa en tragicomedias que abordan el dolor, la pérdida de la inocencia, las familias disfuncionales, el abandono de los padres, el adulterio, la rivalidad entre hermanos y amistades poco probables.
  • Él tiene una estética muy definida: movimientos de cámara de espacio plano, composiciones simétricas, zoom instantáneo, tomas a cámara lenta, paleta de colores limitada y una dirección de arte que a menudo utiliza miniaturas.
  • Anderson usa con frecuencia música pop de las décadas de 1960 y 1970 en las bandas sonoras de sus películas, que lidera una banda o músico.

Ahora sí podemos ir a la crónica de Camila Arostegui:

the french dispatch.jpeg
The French Dispatch, estética, elenco y relato de Wes Anderson.

The French Dispatch, estética, elenco y relato de Wes Anderson.

¿Demagogo? ¿Sinceridad absoluta? ¿Seducción anticipada? Wes Anderson, el director más estético y detallista de la actualidad dijo:

Le quiero escribir una carta de amor al periodismo puro, ese que nace de la pasión y el amor por el arte. Le quiero escribir una carta de amor al periodismo puro, ese que nace de la pasión y el amor por el arte.

Dicho y hecho porque a partir del 18/11, 'The French Dispatch' (La Crónica Francesa en español) llega a todos los cines argentinos para transportarte a la década del 70’ en Francia, cuando todo era revolución juvenil, arte y amor por las palabras.

Elegir ver una película de Anderson es elegir sumergirse en un mundo nuevo, o mejor dicho, que parece nuevo porque se trata de nuestra realidad pero enfocada desde el punto de vista del artista, haciendo hincapié en los elementos más alegres y esperanzadores del contexto presentado. Los colores pasteles, los planos lineales, los movimientos de cámara coreografiados, la cercanía de los personajes y la estructura de la historia es lo que logra que el espectador se enamore de esa construcción y quiera volver siempre a los brazos del director. A esto se le suma el hecho de que Anderson celebra lo tradicional y simple del pasado en todas las oportunidades.

The-French-Dispatch.jpg
No hay Wes Anderson sin miniaturas. Fox Searchlight compró su película 'The French Dispatch', y llega a las carteleras: Benicio Del Toro, Frances McDormand, Jeffrey Wright, Adrien Brody, Timothée Chalamet, Léa Seydoux, Tilda Swinton, Mathieu Amalric, Lyna Khoudri, Stephen Park, Owen Wilson y Bill Murray.

No hay Wes Anderson sin miniaturas. Fox Searchlight compró su película 'The French Dispatch', y llega a las carteleras: Benicio Del Toro, Frances McDormand, Jeffrey Wright, Adrien Brody, Timothée Chalamet, Léa Seydoux, Tilda Swinton, Mathieu Amalric, Lyna Khoudri, Stephen Park, Owen Wilson y Bill Murray.

La carta de amor

En este caso, la pantalla se comienza a decorar con máquinas de escribir, bicicletas, boinas, y muchos papeles. Todos los elementos necesarios para comenzar a contar una historia sobre 'The French Dispatch of the Liberty / Kansas Evening Sun', la revista semanal que está ubicada en Ennui-sur-Blasé, una gran ciudad francesa que no llega a ser París pero que tampoco pasa desapercibida. La revista está dirigida por el editor Arthur Howitzer Jr. (Bill Murray), quien como cualquier editor disfruta de escuchar las historias de sus figuras preferidas a pesar de que eso acabe en el recorte de palabras, la profundización de detalle en una descripción o la intensa búsqueda del mensaje oculto detrás del relato.

Sin embargo, Anderson eligió ir un poco más allá esta vez y no sólo homenajea al periodismo tradicional en general, sino también a las historias en particular. El director eligió estructurar la película exactamente de la misma forma en la que un lector se enfrenta a una edición de la revista The New Yorker. Lo que comienza con una linda portada, sigue con la voz en primera persona del autor o, a veces, la tercera persona de uno de los protagonistas. Es por eso que estas historias

  • comienzan siendo narradas por el columnista en cuestión,
  • quien nos ubica en tiempo y espacio,
  • nos presenta la causa y los personajes de cada fragmento.

Desde allí partimos a una antología de 3 artículos de los cuáles el espectador no sabe qué esperar hasta que Anderson elige sumergirte directamente y sin anestesia en estos mundos presentados.

“The Concrete Masterpiece”, es la primera historia protagonizada por Benicio del Toro, Adrien Broady y Tilda Swinton.

A esta le sigue la que para mí fue la más emocionante: “Revisions to a Manifesto”, un relato sobre la desilusión juvenil francesa en 1968 frente a un conservadurismo postguerra que desembocó en lo que hoy conocemos como “el Mayo Francés”. Una periodista solitaria, protagonizada por Frances McDormand, ganadora del Oscar, decide seguir los movimientos estudiantiles en la Francia juvenil y acaba encontrando su propósito e inspiración en Timothée Chalamet, un joven que busca hacer un manifiesto para los derechos de los estudiantes.

The French Dispatch (2020) Tráiler Oficial Subtitulado

¿Por qué sí?

Lo interesante en las historias es que no solamente dan lugar para visibilizar relatos que formaron al contexto social y cultural de la época, sino que también dan lugar a que estos artículos reflejan la pasión de los periodistas por su historia, y la personalidad de ellos mismos.

Si hay algo que Wes Anderson logra a la perfección es dejarte con ganas de saber más de cada personaje, por más secundario que sea, todos y cada uno de los personajes son descritos a la perfección a través de un diálogo, una mirada, la vestimenta, el maquillaje, o el recurso que Anderson considere más apropiado.

En tiempos donde las salas de cine y las distribuidoras están siendo acaparadas por la cultura de las franquicias, y el cine de autor está siendo dirigido a las plataformas streaming en lugar que a la pantalla grande, Wes Anderson vuelve a entregar una historia que logra transmitir un sentimiento de esperanza y alegría a través de la nostalgia, recordando que el pasado no debe ser borrado y que siempre está bien volver a la máquina de escribir, al lápiz y al papel, y hasta el blanco y negro para apreciar las cosas desde otra perspectiva.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario